Alberto.

Publicadas por Les yeux noirs , martes, 5 de noviembre de 2013 10:06


Tengo mucho que escribir después de no haber escrito nada en tanto tiempo, pero tú, Alberto, me sacaste de mi sopor y sentí ganas de volver a hacerlo. 

No puedo dejar de hablarte y decirte lo que siento, espero que estas palabras te den felicidad cuando llegue el momento de entenderlas, espero además que te den esperanza, ilusión, orgullo, y que te hagan sentir amado.

Yo voy a ser tu tía, pronto vas a conocerme, vas a tener varias tías, también algunos tíos, todos te vamos a querer muchísimo. 

Esto que te escribo, lo escribo desde el fondo de mi corazón, hay cosas que necesito que sepas, que es imperativo que siempre recuerdes; Alberto, siempre voy a estar a tu lado, cada que me necesites, voy a ser tu amiga, tu cómplice, aunque te advierto, posiblemente no te salves de alguna pequeña nalgada. 

Quiero que sepas que vienes a un mundo que no es fácil, es un mundo egoísta, lleno de conflictos e injusticias, pero, mi querido Alberto, dentro de todo esto debes saber algo;  tú naces en una familia llena de amor, una familia que te anhela, que te espera...déjame también platicarte que tus padres son personas maravillosas, te van a amar más que a su propia vida, posiblemente ya lo hacen, posiblemente esto ya lo sabes...¿Qué tanto percibes, querido Alberto, acerca del mundo al que vas a llegar? Me encantaría poder preguntarte...

Yo, quien soy tu tía, prometo siempre amarte, siempre creer en ti, nunca hablarte como si no entendieras lo que digo, prometo acompañarte cada que tú quieras, enlodarme y correr contigo, enseñarte cuentos y juegos, libros y malas palabras.

Yo, quien soy tu tía, prometo cuidarte con mi vida si alguna vez es necesario, aconsejarte cuando me lo permitas y regañarte cuando tu mamá me deje...vienes a un mundo difícil Alberto, pero tu mera existencia es un milagro, nos llena de esperanza a todos, a nosotros, a tu familia...

Yo, quien soy tu tía, quiero recordarte que no tienes que vivir una vida que no quieras, que siempre seas auténtico, que tu única responsabilidad, por un tiempo muy corto, va a ser divertirte y sentir este gran amor que estamos listos para darte. Te pido que no te apresures a crecer, te pido que no creas todo lo que escuches, y tampoco todo lo que pienses, te pido que tengas la curiosidad, la alegría, la calidez  y la bondad de tus padres, escucha siempre sus palabras, hónralos.

Yo, tu tía, te voy a escuchar, voy a estar siempre al pendiente de ti, te enseñaré de música que se hizo cuando aún no estabas con nosotros, te haré cosquillas hasta que llores, y haré que cuando llores rías. 

Alberto, mi niño, vienes a un mundo difícil pero tú, pequeño angelito, eres lo mejor que nos ha pasado en mucho tiempo. No puedo esperar a conocerte.

Te amo y te espero bebecito, se fuerte, se honesto, se fiel a lo que eres, se bondadoso, pero antes que todo esto, acuérdate de ser feliz..

Firma Yo, tu tía. 

Déjalo ir

Publicadas por Les yeux noirs , miércoles, 29 de mayo de 2013 17:13


Como parte del retorno de mi blog me prometí escribir diario. OJO,  con esto no los trato de torturar, pero como dijera Elizabeth Gilbert, hay que sentarse, agarrar el ritmo y ponerse a modo para ser la receptora de ese genio de la creatividad que a veces viene a visitarnos. 

Les cuento que hoy cuando salí a caminar estuve a piense y piense, tanto estuve pensando que me perdí (sí, en mi propia colonia) y con el celular ya sin pila no pude usar ni un sistema de GPS así que como gato, o como dijeran los regiomontanos, siguiendo las montañas, pude llegar a mi casa, esto hizo que caminara 5 km más de lo planeado pero, para el proceso creativo, resultó realmente estimulante.

Pensaba que el día de ayer tuve una discusión con una persona que se jacta de ser "especialista en nutrición" - ahora entenderán el por qué de mi post de ayer en el cual los invitaba a no creer todo lo que leían - no voy a aburrirlos con la conversación tan idiota que tuvimos, lo desafortunado aquí fue que siendo una página pública de facebook, muchas de las personas que siguen la página obviamente no entendieron el sentido de lo que estaba diciendo, por otro lado, la persona con la que discutía se ofendió muchísimo - así sucede cuando uno no puede asumir que no tiene la razón - y empezó a despotricar de una manera muy poco elegante. Observando el comportamiento en masa, o sea los comentarios de las demás personas que no habían entendido un carajo cuál era mi punto y las respuestas idiotas de esta persona decidí retirarme. Quiero aceptar que a lo mejor mi acercamiento no fue el mejor pero la información que yo estaba dando era información verídica, científica, en fin.

Ayer estuve pensando en ese evento y cada vez me enojaba más, me enojaba porque no había respondido a lo que la demás gente decía, me enojaba porque tenía toda la información (conozco a esta persona desde hace muuuuchos años, conozco quién era, y mis papás conocen a su familia) para haber contestado de una manera más agresiva, más cabrona, sin embargo DECIDÍ NO HACERLO. Mark Twain decía "Nunca discutas con un idiota, te rebajará a su nivel y te ganará por su experiencia" así que dije, suficiente.

Pero después de hacer yoga, ir al médico, hacer investigación y tarea (de la carrera que estudio actualmente, Psicología) seguía pensando en ¿por qué no contesté cuando pude haberlo hecho? hoy me doy cuenta que simplemente el Ego me estaba picando la cola - disculpen la expresión, pero es la verdad. El Ego de haberme quedado callada, de haber seguido el camino más cuerdo, ahora me pregunto, ¿Si en el trabajo alguien me hubieran dado retroalimentación me hubiera puesto como chivo en cristalería? (tal como esta persona lo hizo). NUNCA, ¿Por qué? primero porque me hubieran corrido a patadas, segundo porque SIEMPRE estoy buscando retroalimentación, la pido, la pregunto, es más creo que a veces hasta incomodo a la gente exigiéndola. Entonces cuando pienso eso me da gusto y orgullo no haberme embarcado en una discusión mucho más absurda de lo que ya era.

PERO, mi punto aquí, además de pasarles el sabroso chisme, es la siguiente reflexión:  no sabemos DEJAR IR, eso lo digoen primer lugar por mí, pero posiblemente alguien más se identifique. ¿Qué chingados hacía yo escrupulosamente pensando en qué más pude haber dicho? Dios mío, hay problemas y gente que no se merece pensar en ellos dos veces. Como algunos saben, yo he estudiado budismo, no puedo jactarme de ser budista practicante pero soy una budista en construcción. El principal precepto de ellos (o uno de los principales) es el desapego. DEJEN IR, dejen ir a ese jefe que los despidió y que hace que se sientan deprimidos y frustrados diario - aunque el despido haya sido un año atrás- , dejen ir a esa persona que no los ama y no se pregunten por qué, nunca van a recibir las respuestas que necesitan, mejor así, quédense donde los festejen, no donde los toleren, dejen ir esas preocupaciones mundanas, cuando dejas ir y realmente te enfocas en lo que es importante SABES EXACTAMENTE A QUÉ DEDICARLE TU ENERGÍA VITAL no la malgasten, es preciada, es oro molido, no se lo den a nadie que no lo merezca. DEJEN IR esa discusión idiota con la persona que se les atravesó en la fila del supermercado, o la mentada de madre que les echó ese conductor bueno para nada. DEJEN IR, una cosa a la vez, un día a la vez.

AH Y P.D. NO COMAN ACEITE DE COCO, NO COCINEN CON ÉL, ÚNTENLO NADA MÁS EN SU PELO, CUTÍCULA O NALGAS, LO QUE GUSTEN, NO LO COMAN, SUBE EL COLESTEROL (Y TENGO MIS EXÁMENES DE PERFIL BIOMETRICO Y LA OPINIÓN DE CUATRO MÉDICOS PARA AVALARLO)

Y si este post no les gusto, no pasa nada, pueden dejarlo ir.

Una invitación

Publicadas por Les yeux noirs , martes, 28 de mayo de 2013 16:49


Les escribo con un sólo ojo. No por diversión, la alergia me cerró el otro, a veces las alergias hacen eso... bueno, a lo que me concierne. Últimamente he visto algo y no sé exactamente a qué ligarlo, posiblemente es un fenómeno multifactorial, como la mayoría de ellos. 

Todo empezó hace varios días pero tomó forma en mi cabeza el día de ayer, mientras veía el programa de Dr. Oz - para quien no lo conozca, el Doctor Mehmet Oz David Shankbone es un cirujano cardiotorácico quien trabaja como académico en la Universidad de Columbia - Este Dr. Oz también tiene un programa (diario) que pasan, por lo menos acá en Monterrey, por FoxLife. Me quiero declarar muy entusiasta acerca de este programa, casi siempre lo veo, el Doctor siempre está dando consejos "para mortales" sobre cómo mejorar tu salud, que hacer para prevenir ciertas enfermedades, es más, una vez incluso hizo un programa acerca de cómo debe verse tu popo (la tuya, la mía, la de todos) si es que estás sano. 

Bueno este post no es un comercial para Dr. Oz, lo que llamó mi atención es que el día de ayer, Dr. Oz dio un programa  donde explícitamente explicaba que él NUNCA  recomienda ningún producto, él recomienda alimentos y hábitos, incluso exámenes que todos debemos hacernos de vez en cuando, pero en realidad - y él era muy enfático en esto - él nunca promueve ni patrocina un producto en particular. Hacía el Dr.  esta aclaración ya que varias empresas, de esas que se encargan de vender pastillas para adelgazar, remedios rápidos, infalibles, increíbles y por supuesto inútiles, se han colgado de la foto del tal Dr. Oz para motivar la venta del producto en cuestión  - o sea lo hacen pendejitamente, sólo ponen la foto del Dr. junto al link para comprar su producto chafo, pero al final del día ¡Obvio les funciona!

Lo mismo pasa con las pinchesmil dietas que hay en línea, y otros productos que si en verdad los compráramos y sirvieran ahorita todos estuviéramos hechos unos figurines  - o sea buenísimos - y el pene de muchos mediría de jodido un metro - con eso de los miles de correos sobre productos para "alargar el pene - Bueno quiero sólo transmitir una idea muy clara, al final todos se quedaran con lo que quieran y harán de su trasero un papalote, la idea de este escrito es antes que todo tener criterio.

NO DEJEMOS DE PENSAR...no podemos depositar toda nuestra confianza, voluntad, hábitos y acciones a partir de lo que un producto nos promete o algo nos dice. No dejen de pensar, no crean en lo que leen, al menos no en todo, a documentarse, ¿Quiénes son las fuentes?, ¿Quién dice esto?, ¿Tiene la preparación para decirlo?, ¿Qué producto es mejor para mí? YO SÉ, que muchas veces quisiéramos que nuestros problemas desaparecieran tan pronto como nos tomamos esa pastilla, ese licuado o seas gotitas...Sé de vidas que se han perdido por creer en consejos malos o productos milagrosos, NO DEJEMOS DE PENSAR, no agoten sus recursos, investiguen, lean, analicen, hagan un juicio crítico y vuelvan a leer. Parece que resulta más cómodo dejar que alguien nos dicte que hacer con nuestras emociones, salud, nutrición, trabajo, hábitos, relaciones...OJO un experto - también habrá que definir experto, la RAE lo define como especialista en una materia (tema, asunto, evento) - está para acompañarnos, para aconsejar, para compartir, para informar y muchas otras veces para quedarse callado. 

Si Einstein dijo " No tengo talentos especiales, pero sí soy profundamente curioso" no podemos nosotros no serlo...no se cansen de buscar, no se cansen de conocer, no se cansen del autoestudio, de equivocarse y encontrar a quiénes se equivocan, no dejen que su cerebro se marchite y su curiosidad se ausente, a lo mejor un día decide ausentarse para siempre. 

Acomodando piezas

Publicadas por Les yeux noirs , lunes, 13 de mayo de 2013 00:39

Hola a todos, sé que pensaran que es rarísimo leerme pero si algo siempre he sabido es que este blog no lo voy a dejar. Puedo tener lapsos, reparar en escribir, entrar en crisis pero siempre voy a regresar, para quien le guste, más gusto me da a mí, para quien no...sinceramente me importa menos que las cirugías de Lucía Méndez.

No quise ver la fecha de mi último post porque no quise agüitarme, supongo que fue alrededor de la boda de mi hermana, muchas cosas han pasado desde entonces y aquí estoy yo malabareando.

Con mi costumbre (dejo a su juicio si es buena o mala) de siempre o casi siempre compartir mis experiencias y a veces hasta hablar de más...por qué detenerme ahora? Con este humor cuento mis pormenores posiblemente para mí, aunque espero que algunos todavía me acompañen.

Bueno pues para ya no darle tantas largas cuento lo ya pasado así, a modo de viñetas, yo y mis costumbres de redacción corporativa (tarde o temprano las iré perdiendo, creo), así que en el último año, cosas más, cosas menos, pasó lo siguiente:

- Mi hermana se casó, cabe mencionar que se casó dos veces - con la misma persona - pero en dos
ocasiones distintas, con el mismo bombo y platillo en ambas.

- Cambié de un trabajo a otro trabajo sólo para darme cuenta que era una mierda de trabajo y que ni uno me iba permitir concentrar mi energía en lo que yo más quería (y quiero): estudiar psicología.

- Dado lo anterior me agarré mis pantalones, le hice un hoyito más a mi cinturón, me los apreté, dejé diez años de carrera y a partir de Febrero de este año he estado estudiando Psicología.

- La más importante - al menos para mí, y la cual ha tenido más repercusiones en mi vida - me fui a vivir con un pelado, o sea mi novio.

No está de más decir que cada una de las decisiones que he tomado, aunadas a eventos felices - como la boda de mi única hermana - y otros muy desafortunados, que incluyen casi la pérdida total de una relación familiar, han sido un hito en mi vida.

Los que me conocen saben que he andado como pollo sin cabeza, los que se preocupan me han apoyado, los que no, simplemente creo que han notado mi ausencia - al menos en cuanto a escribir se refiere - quiero que sepan que me he metido yo en un berenjenal, que he tenido días maravillosos y otros tremendamente difíciles, que cambiar de carrera es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, que vivir con un pelado - bendito mi novio y sé que él entiende - está muy muy cabrón...

Mi nueva rutina es por demás distinta y de repente cómica, soy estudiante de tiempo completo y ama de casa de medio tiempo, sí, yo, Berenice...si hace dos años me hubieran planteado este escenario posiblemente me hubiera muerto de risa en la cara de quien me lo planteara, o posiblemente lo hubiera agarrado a cachetadas - aquí lo que quiero que quede claro es que mi vida como yo la conocía ha dado un giro de 180 grados.

Quiero platicar con todo lo que me he topado y en qué consiste agarrar una cerveza y gritar "por las que le valió madre 10 años de exitosa carrera y se fue a seguir su sueño" prometo que lo contaré, así como también contaré - con el permiso de la otra parte involucrada - qué me pasó a mí cuando decidí decir "sí, hay que mudarnos juntos" por hoy me quedo satisfecha y los dejo, que el señor de aquí al lado tiene mucha tos y me voy a asomar a ver qué tiene, no se me vaya a enfriar.

Gracias por leerme quien aún lo hace, estoy de vuelta.


Indicadores

Publicadas por Les yeux noirs , martes, 15 de enero de 2013 14:18



Hace poco llegó a mí un dibujo que plasmaba las ideas de una persona llamada MaryEllen Tibby, el dibujo-gráfica se titula “El indicador del éxito”, haciendo una búsqueda acerca de ella encontré que es una persona que da seminarios de liderazgo, positivismo y cómo desarrollar tu potencial. También me di cuenta que había escritos acerca de ella y su indicador del éxito en otros blogs. Posiblemente la gráfica les pudo haber llegado también por Facebook.

La gráfica me pareció lo suficientemente interesante como para hacer una reflexión ya que en ninguna de las características de las personas exitosas o no exitosas se concentran en valores que estén directa y estrictamente ligados con el trabajo, más bien hablan de características personales que al ser desarrolladas o cuando previamente existen en un individuo, pueden ayudarlo a encaminarse por una vida mucho más placentera, e incluso, tal como el título lo indica; ser más exitosos.

Pensando en esta gráfica se pueden hacer muchos análisis, desde cualquier punto de vista o tomando en cuenta el área en particular que se desee examinar, yo me voy a centrar en lo personal porque creo que de ahí emana todo. Conozco a una inmensa cantidad de personas que son básicamente “exitosas” laboralmente, esto es, hacen mucha lana, sin embargo y si pudiera hacer un estudio más a fondo les podría apostar un brazo a que no son felices.

Básicamente las características de las personas exitosas que esté cuadro enmarca son:

1.     Son agradecidas - ¿Quién no admira a una persona agradecida? Pero una persona realmente sincera, no agradecida de dientes pa’ fuera, que sabe lo que tiene y que sabe que posiblemente hay cosas (como a todos) que le hacen falta, sin embargo en vez de centrarse en esas carencias hace un recuento de lo que hay en su vida y se siente afortunado. No sólo eso, no deja de agradecer a la persona (s)  que lo ayudan o lo ayudaron y que están ligadas a muchos de sus éxitos o problemas superados.

2.     Hablan bien de otros – Este es un punto en particular sensible para mí. La situación aquí es que todos en determinado momento hablamos mal de la gente, ¿Por qué? Por prejuicios, por envidia, por ego, por aburrimiento, incluso por diversión. Es casi imposible hacer un objetivo como “No vuelvo a hablar mal de nadie” como muchas otras características desagradables, esto es parte de la naturaleza humana. Sin embargo creo que bien pudiéramos pensar en “Si no tienes nada bueno que decir de esa persona mejor quédate callada”…todos tenemos ideas preconcebidas de cómo creemos que la gente debe ser, sin embargo lo que nunca tomamos en cuenta es que muchas veces, el tirar la bilis por la actitud o las características de la demás gente nos hace a nosotros personas de lo más desagradables, personas que no aportan nada, seres humanos tan llenos de nosotros mismos que en vez de pensar qué es lo que está mal con nosotros nos alimentamos de las debilidades de los demás.  ¿Qué cosa buena puede salir de todo eso? Piénsenlo.

3.     Perdonan – Zas, otro tema bien escabroso, perdonar, ¿Qué tanta facilidad tenemos para perdonar a las personas?, ¿A quién nos interesa perdonar?, ¿De qué sirve perdonar? Quiero confesar que a mí me impresiona la falta de capacidad de las personas para perdonar; he visto, he escuchado, he vivido por mí misma la falta de perdón, o el “yo ya no te iba a perdonar”, “para mí con eso que dijiste iba a dar la relación por terminada”, estoy hablando de cualquier tipo de relación, amistades, relaciones sentimentales, familiares. Ciertamente cada quien mide sus relaciones con distintas varas, ¿A qué me refiero con esto? a que claramente cuando de perdonar se trata el proceso normal (por lo menos para mí, OJO esto no aplica para nadie más, sería una presunción pensar que todas nuestras mentes deben ser iguales) es pesar en una balanza lo que tienes y lo que vas a perder, lo que debes de perdonar y lo que vas a ganar y aprender en el proceso. Sin embargo creo – con todo que ahora mismo vivo un proceso en el cual estoy tratando de perdonar a una de las personas más importantes en mi vida, y no lo logro – que el perdonar es un paso esencial para hacer crecer nuestra esencia humana. Perdonar, no regresártela y estamos a mano, realmente perdonar. Es mucho más difícil de lo que suena y mucho más tardado que lo que me cuesta escribirlo.


4.     Asumen responsabilidad por sus fracasos – Híjole, esta característica es bien importante, ¿A cuántas personas conocen que NUNCA reconocen ni sus fracasos ni sus culpas? Gente que trata siempre de imputarle sus faltas a los demás, que se esconde de lo que hizo y no funcionó. En ambos planos, el personal y el laboral, yo conozco montones. Esa gente normalmente no es respetada por quien la rodea, ¿Por qué? Porque mostrar estas actitudes muestran falta de valor  - que a su vez genera la falta de respeto – Tampoco se vale pensar que todo es culpa de uno, o que cada vez que nos equivocamos estamos fracasando, ambas cosas están lejos de ser ciertas. Simplemente lo que es, te equivocaste, acéptalo, discúlpate, si se puede arréglalo, si no, asume las consecuencias.

5.     Mantienen un diario – Mantener un diario no es fácil, requiere disciplina y sacudirte mucha hueva, además a muchos el día se nos va y pensamos “¿A qué pinches horas me voy a poner a escribir un diario?” yo me conformo con mencionar lo relevante: Hoy aprendí…, hoy me equivoqué en…, hoy fue un buen o mal día por…La bitácora nos ayuda a conocernos mejor, hacer introspección y además, en algunos – muchos – años piensen qué interesante será ver el camino recorrido, las lecciones aprendidas por los momentos tristes y la alegría de los momentos felices.


6.     Desean el éxito de otros – Tsss, típico, “¿Por qué le pasa a él y no a mí?, Ojalá no le salga bien para que yo me vea mejor frente a los demás, Qué incómodo me siento con la alegría de x,y,z personas, Ella no se merece que le vaya tan bien” y lo peor de todo es cuando se “nos ocurre” tomar cartas en el asunto y terminamos echándole cagada a la persona que está teniendo éxito para tratar de hundirla…un fiasco. El éxito de aquéllos cerca de ti suele crear una inercia o actitud de éxito a su alrededor, en vez de envidiarla copia las actitudes, ¿Qué hace que esta persona sea tan agradable a los demás?, ¿Qué lo ha llevado a ver la vida de esta manera?...además para quien crea en eso que existe llamado karma, desear o hacer cosas a la demás gente para impedir su felicidad o desarrollo siempre va a dar la vuelta y va a terminar dándote una patada en el rabo.

7.    Tienen una lista de “seré” – Planes, objetivos y metas que nos permitan mantenernos motivados, siempre, no importa qué edad tengas, no importa si el objetivo es aprender pastelería francesa a tus 60 años porque es algo que nunca aprendiste, vivir él ahora es importante pero tener una zanahoria que perseguir es NECESARIO para que nos levantemos con un motivo, y mejor aún, con muchos.


8.     Tienen metas y planes en la vida – Igual que arriba, no importa si son metas a corto plazo, no importa si en el camino decides dar vuelta a la izquierda, a la derecha o en “U” lo importante es el proceso vivido, todo es aprendizaje.

9.   Aprenden continuamente – Alguna vez leí que hay varias maneras de pasar los problemas que enfrentamos en la vida: nos pueden cambiar, nos pueden definir o nos pueden hacer mejores personas, ustedes deciden. Aquél que crea que ya no tiene nada que aprender…ya no tiene nada que hacer aquí, ¿o sí?


10.  Operan desde una perspectiva de transformación – Esto va muy ligado con aceptar el cambio, este tipo de gente sabe que su ideología puede cambiar, que su escala de valores puede reacomodarse, que para llegar a ser algo se puede y muchas veces se DEBE cambiar, creen en la transformación propia y de su entorno.

11.  Mantienen una lista de “proyectos por hacer” – Objetivos, proyectos, metas, HOBBIES…decía yo de broma el otro día que desconfiaba de la gente sin hobbies ¡pero es cierto! Hay tantas cosas a tú disposición en esta vida (la falta de dinero no es excusa) que si de cualquier manera vives haciendo nada, tragando camote y viendo a Mario Bezares…créeme, estás desaprovechando mucho tu tiempo y gastándote el aire de los demás.


12. Aceptan el cambio – Muchas veces el cambio es doloroso, hay que afrontarlo, TRANSFORMARSE, recuerden, el nivel de adaptación de cada individuo va ligado directamente con el grado de madurez de esa persona.

13.  Emanan alegría – Tampoco se trata de andar uno con la sonrisa de pendejo a donde quiera que vaya…pero qué pinche hueva da la gente malvibrosa. Trata bien a la gente, normalmente vas a recibir lo mismo, muchos estudios hechos por psicólogos y sociólogos demuestran que normalmente la gente no grita si no le gritas, no se pone a la defensiva si no se siente atacada…se una persona agradable, educada “por favor y gracias” preocúpate por los demás. Una de las principales características que el hombre ha perdido a través del tiempo es el sentido de comunidad, nada te cuesta ayudar a la persona que se cayó, preguntarle al que llora si lo puedes ayudar, dar palabras de aliento a quien se muestra desesperado.


14.  Comparten información – Tanta gente dice “la información es poder”…mmm este precepto es válido cuando lo que quieres es usar esa información para ponerte en una posición de ventaja o alguien más en una posición de desventaja. La honestidad es la mejor política, la comunicación abre puentes, no se les olvide.

15.  Hablan de ideas – Mucha gente ha de haber escuchado esto “Mentes simples hablan de otras personas, mentes promedio hablan de hechos, mentes brillantes hablan de ideas”. Creo que todos tenemos mucho que decir y que nada sale sobrando, inclusive la idea más loca y absurda te puede dar motivos para reflexión. De nuevo, no podemos ser tan cerrados, vacíos y presuntuosos como para pensar que no podemos aprender nada de las ideas de los demás, o tan inseguros como para pensar que nuestras ideas no sirven de nada, ¿Qué nos importa si fulanita tiene 3 muchachas y de todas formas es una huevona? Traten de darle sentido y contenido a lo que comunican,  Y con eso me voy a:


16.  Leen diariamente – Lean, lean el periódico, lean revistas, lean blogs, abran su cabeza, hay mucha información, no la crean toda, no duden de toda, investiguen, aprendan. Acepten nuevos conceptos y desechen prejuicios, crezcan. Tengan curiosidad, capacidad de asombro, no crean que ya saben todo lo que deben, nunca será así.

17.  Dan crédito a los demás por sus victorias – Pegado y de la mano con desear el éxito de otros, no sean la persona chafa que por sus inseguridades se clava el éxito de los demás y se cuelga la medallita, ese teatrito no dura (créanme, de nuevo, los conozco de a montones). La gente realmente exitosa siempre pone por delante a la gente que la ha ayudado, nunca se roba los méritos de los demás, el éxito de los otros la enorgullece y es lo suficientemente humilde como para reconocerlo.

Aquí doy por terminado la parte “exitosa” de la gráfica, sé que estoy obviando muchas otras ideas y matices, o puntos de reflexión, no importa, para eso están ustedes.  Y definitivamente el otro lado merece una reflexión igual así que por el bien de todos aquí se acaba este escrito pero en definitiva continuará. 

A ti y a ella.

Publicadas por Les yeux noirs , martes, 13 de noviembre de 2012 15:38




Puede que muchos digan que es difícil escribir cuando no está pasando nada…también es difícil escribir cuando están pasando muchas cosas. Este escrito se lo dedico a ella, pero también te lo dedico a ti.

¿Por qué escribir acerca de ustedes cuando hay tantas cosas importantes sucediendo ahora mismo? Porque todo lo demás va a pasar, se va archivar, se va a guardar en un fichero bajo su respectiva clasificación; "para este va la etiqueta de recuerdo bueno, para este otro: recuerdo malo, para aquél de allá: tratar de olvidar”, sin embargo ella y tú permanecen.

A ella ha sido difícil mantenerla en buen estado, muchas veces la he visto muy enferma, le he dado suero, la he sacado a pasear, despacito, no vaya a ser que pierda la energía que le queda, la he recostado, he hablado con ella, he tratado de reanimarla, ojala pudiera darle primeros auxilios pero es imposible…

Sin embargo hay días que se levanta entera, llena de vida, que vive el día con entusiasmo y espera que el siguiente sea igual…sí, a veces tengo suerte y tiene varios días buenos, otros creo que se va a morir.

¿Y tú?...tú permaneces inerte, tú mi gran gigante, mi maestro, mi amigo, mi doctor, mi dolor…sé que a ti también te duele, te duele tu inercia y te duele que ella esté enferma, si tan sólo supieras que ella vive cada día esperándote a ti…yo la ayudo, obvio, solita no puede, no podría…

¿Pero tú? Tú esperas que no muera mientras poco a poco vas desconectando todo lo que la mantiene viva, tal cual imagino has tenido que hacer con muchas más personas…¿Y ella? Ella es mi esperanza y tú lentamente la estás matando.

Con todo, mi viejo, te sigo esperando.



Me rodeo de letras hermosas parte 2

Publicadas por Les yeux noirs , martes, 30 de octubre de 2012 18:33


Hace tiempo escribí un post con el mismo título (la primera parte), en ese post hacía mención de textos de mis amigos bloggeros, hermosas letras que valían la pena repetir y promover. Ahora, como yo misma me proclamo incansable e insaciable lectora aprovecho este corto pero importante texto - al menos para mí - para escribir  un poco sobre algunos de mis libros favoritos, no...no escribir, citar, los quiero citar para que todos ustedes compartan conmigo un poco de su belleza.

"Por un instante, su mirada se ablandó y pareció ofrecerme un puente, pero sentí que era un puente transitorio y frágil colgado sobre un abismo" - El túnel de Ernesto Sábato.

"La facilidad que tenemos de manipularnos a nosotros mismos para que no se tambaleen lo mas mínimo los cimientos de nuestras creencias es un fenómeno fascinante" - La elegancia del erizo de Muriel Barbery.

"El que aquí cuenta lo que vio y le ocurrió no es aquel que lo vio y al que le ocurrió." - Todas las almas de Javier Marías.

"Como no sabías disimular me di cuenta en seguida de que para verte como yo quería era necesario empezar por cerrar los ojos." - Rayuela de Julio Cortázar.

“No sé por qué hay que dejar de querer a una persona sólo porque se ha muerto. Sobre todo si era cien veces mejor que los que siguen viviendo” - El guardián entre el centeno de J.D. Salinger.

"Dios quiso lo que hizo e hizo lo que quiso" - El evangelio según Jesucristo de José Saramago.

"Existen venenos tan sutiles que para conocer sus propiedades hay que probarlos. Existen enfermedades tan extrañas que uno tiene que sufrirlas para comprender su esencia" - El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde.

“Quiero esperar en silencio la séptima ola. Si, aquí cuentan la historia indómita de la séptima ola. Las primeras seis son previsibles y equilibradas. Se condicionan unas a otras, no deparan sorpresas. Mantienen la continuidad. Pero, ¡cuidado con la séptima ola! La séptima es imprevisible. Durante mucho tiempo pasa inadvertida, participa en el monótono proceso, se adapta a sus predecesoras. Pero a veces estalla. Siempre ella, siempre la séptima. Porque es despreocupada, inocente, rebelde, barre con todo, lo cambia todo. Para ella no existe el antes, solo el ahora. Y después todo es distinto. ¿Mejor o peor? Eso solo pueden decirlo quienes estuvieron arrastrados por ella, quienes tuvieron el coraje de enfrentarla, de dejarse cautivar...” - Cada siete olas de Daniel Glattauer

"Me explicó que no estamos aquí para corregir nuestras deformaciones, sino para acostumbrarnos a ellas. Afirmó que uno de nuestros problemas es la incapacidad de reconocerlas y aceptarlas" - Tokio Blues de Haruki Murakami.

Obvio esto no es ni la mitad de lo que quisiera plasmar aquí y compartir con ustedes. Tampoco es lo único que he leído o que leeré (espero). 

Dicen que eres lo que lees...yo creo que eres lo que lees, lo que ves y lo que escuchas, ¿Ustedes qué creen?

www.damebrochant.blogspot.com