Mi gusto es.

Publicadas por Les yeux noirs , viernes, 31 de diciembre de 2010 09:03


Ya me di cuenta que las mejores ideas las tengo cuando estoy en movimiento (literalmente, sobre un carro, un avión, corriendo) y bueno, estaba corriendo e iba pensando muchas cosas. Una que por gusto (o por compulsión como gusten verlo) no quería dejar el año con 49 posts en mi blog… ¡49 no!, 50…eso me llevo a pensar en todas las cosas que me gustan (de mi y de alguna gente que conozco) y todas las cosas que no me gustan. Y como a mí me enseñaron a decir “A mí me gusta esto en vez de…”, al contrario de decir “No me gusta…” Esta misma lista la comparto aquí con ustedes…y lo hago hoy con motivo de despedir el año viejo y darle la bienvenida al nuevo ya que, cada una de las cosas que describo (las cuales muchas no las tengo) son cualidades que admiro, formas que quiero adoptar, caminos que quiero seguir y bueno…hablando de propósitos, pues corre y se va corriendo:

Me gusta la gente que cuando se queja, en particular de problemas (personales) los trata de corregir, o en el caso de problemas sociales trata de poner su parte…la gente que se queja y no hace absolutamente nada acerca de su situación, de LA situación me parece una absoluta pérdida de tiempo.

Me gusta la gente que se asombra y se maravilla ante la belleza, ante la naturaleza, ante las obras creadas por el hombre, que la admira y que la cuida, que su capacidad de asombro no se ha visto minada por los “tiempos modernos” (literal, yo tengo un amigo que cuando llegamos a ver la iglesia de Nuestra Señora de París dijo: “ÉL: ¿Ésta es?, me la imaginaba mejor… Yo: ¿¿¿mejor???, ¿Cómo mejor?)

Me gusta la gente que opina sin prejuicios, que trata de ser empático(a) que da opiniones sin juzgar, que entiende que cada quien está aquí para recorrer un camino distinto, no necesariamente parecido al nuestro.

Me gusta la gente que es humilde, que sabe que su opinión no es punto de referencia, que está abierto a otras culturas, ideologías, formas, valores, que está dispuest(a) a cambiar, o a modificar las propias en caso de darse (humildemente) cuenta que dichos valores y /o convicciones en determinado momento de su vida ya no son sostenibles.

Me gusta la gente que da, que se entrega, pero que al mismo tiempo no tiene que cacarearlo ni mostrarlo, me gusta la gente que sabe que todos somos partes del mismo planeta, que somos contemporáneos, que disgregar, criticar, discriminar ya no son formas aceptables en este espacio y en este tiempo.

Me gusta la gente que sabe que a la única persona que debe superar es a sí mismo, que no te anda mostrando sus títulos, credenciales, diplomados, maestrías, que entiende que la sabiduría no consiste en eso, y que su educación lo lleva adelante sin embargo, el ser un mejor humano lo lleva todavía más allá.

Me gusta la gente que no olvida el pasado, que aprende de él, sin embargo que no se victimiza ni se regordea en su dolor, que sabe que todo lo que vivimos es parte de nuestro currículo y que para poder trascender y aprender hay que entender cuando decirle al dolor: basta.

Me gusta la gente que trata a los animales y a las plantas como cohabitantes de nuestro planeta, que no las usa para su diversión, sus desviaciones o peor aún que no los (o las) ve con indiferencia, que entiende que son nuestra responsabilidad, que al ser los únicos seres racionales (no todos verdad…) no solamente estamos en ventaja, si no que estamos A CARGO de su trascendencia en nuestro planeta.

Me gustan las personas que pueden estar en silencio, que no siempre tienen que hablar para probar algo, que su mejor amigo son ellos mismos, que pueden reflexionar y llenarse de sí, sin tratar de llenar sus carencias afectivas con la presencia, la plática o el cariño (a veces forzado) de los demás.

Me gusta la gente que no se victimiza, que actúa, que encuentra la solución, que se queda en la raya al buscarla, que no espera que llegue alguien más a arreglarle la vida, que tiene control sobre sí mismo(a).

Me gusta la gente educada, que al ver un anciano o una persona más grande lo respeta, que sabe que en determinado momento esa persona va a ser él o ella misma o sus padres, que cultiva la paciencia y la tolerancia.

Me gusta la gente que no hace menos a los demás, que no se burla de quienes los necesitan, aquéllos que nunca dirán “son unos resentidos sociales” si no que entienden que en un país de carencias como el mío (México) muchas de las personas actúan a partir de un contexto de desigualdad y de un gobierno que no les cubre ni sus necesidades básicas.

Me gustan las personas que saben burlarse de sí mismas, que no se toman todo personal, que saben que la vida es una transición y que para llevarla a cabo con el mayor decoro posible es importante saber que el mundo no gira alrededor de uno.

Me gusta la gente que tiene fuerza de voluntad, que cumple lo que dice, que no habla de dientes para afuera, que tiene disciplina, que muestra la casta cuando se necesita.

Me gusta la gente que trata su cuerpo como un templo, no sólo por estética, si no por salud, que no se autodestruye, que sabe que es el único vehículo que tenemos (al menos por el momento) y como vehículo que es, le da mantenimiento, y lo respeta.

Me gusta la gente que no se sienta a esperar al amor, que vive su vida, da amor y por consecuencia lo recibe.

Me gusta la gente que sabe que decir “Te amo” o “Te quiero” no sirve de nada si tus acciones dicen exactamente lo contrario, me gusta la gente que lo demuestra, que lo vive y que no se avergüenza.

Me gusta la gente que sabe dominar sus emociones negativas, que no deja que se la (lo) coman, que sabe que esa toxicidad sólo disminuye al ser humano que vive en sí.

Me gusta la gente que juega, que no le da pena bailar, caerse, gritar, cantar, que sabe que las alegrías de la vida son momentos, y que aprovecha cada uno de ellos.

Aquí acabo mi lista pero no mis gustos, la comparto con ustedes esperando que el año que entra me encuentre más cerca del humano que deseo ser (y deseándoles lo mismo). Y una vez más ¡Feliz Año Nuevo!

Despedidas y bienvenidas.

Publicadas por Les yeux noirs , lunes, 27 de diciembre de 2010 18:07


Bueno pues sabía que era inevitable (por mi parte) escribir un post sobre el 2010, el año nuevo y todas esas cosas. Antes que nada quiero hacer una aclaración, creo firmemente en lo que exponía en mi post anterior, ni me gusta medir los años convencionalmente, ni me gustan los propósitos de año nuevo (ver post anterior para más información).

Sin embargo debo admitir, y agradecer muchas de las cosas que sucedieron durante el 2010. Este año publiqué un post que se llama “Al 2009 y al 2010” el escrito va casi en su totalidad dedicado al 2009 ya que cuando lo escribí era Diciembre - no obstante lo compartí con ustedes en Mayo y agregué al final un párrafo sobre el pedacito de 2010 que ya había pasado, para leerlo aquí http://damebrochant.blogspot.com/2010/05/al-2009-y-al-2010.html

Si Ustedes lo leen se darán cuenta que el año pasado me fue de la tostada, y bueno, el post básicamente habla de un aprendizaje ganado a punta de chanclazos. Sin embargo si somos asertivos (La palabra asertividad se deriva del latín asserere, assertum que significa afirmar. Así pues, asertividad significa afirmación de la propia personalidad, confianza en sí mismo, autoestima, aplomo, comunicación segura y eficiente. En la práctica, una persona asertiva se siente con libertad para poder expresarse de la manera más apropiada y según la situación) y estamos abiertos a la experiencia, podríamos aprender algo nuevo cada día, SIN EMBARGO, vamos a ser honestos, a veces está muy cabrón.

Pero bueno, al final del día si aprovechas un poco los golpes que recibes, esos mismos de cierta forma te van templando, aunque a veces es tanto lo duro y tupido que no sabemos ni que pasó y el aprendizaje se va derechito al caño.

Afortunadamente para mí, este año fue cien veces mejor que el anterior, tuve la oportunidad de ser parte de muchas cosas nuevas, replantearme valores, aprendizajes y bueno…comparto aquí un poquito de mi reflexión que no quiere (ni debe) ser como la del 2009, vamos a terminar el año con una sonrisa, por más difícil que a veces sea.

En este año 2010:

- Aprendí que está bien estar mal, que independientemente de cuanto tratemos de deshacernos del equipaje que traemos cargando, esas maletitas son muy fáciles de llenar y por eso, de vez en cuando, hay que revisarlas y de nuevo descargar un poco el equipaje (por enésima vez durante tu vida)

- Encontré amigos nuevos, personas que la vida puso en mi camino (Ustedes saben quiénes son) y que sé que estarán conmigo para siempre, gente maravillosa que tuve la oportunidad de toparme y de la que he aprendido muchísimo.

- Vi la ciudad en la que vivo (Monterrey) conocida por su grandeza y la fortaleza de su industria, quedar física y moralmente destruida por el Huracán Alex.

- Me di cuenta que muchas veces la ayuda (en este caso y en muchos otros) viene de la gente que menos te imaginas y que personas que no conoces tienen el corazón, la empatía y la humanidad dentro de ellos para apoyar a gente totalmente desconocida.

- Me di cuenta que para algunos de nosotros, la única manera de que te “humanices” es viviendo una experiencia que te dejé tirado (a) y te vuelva humilde. Esas experiencias (si te dejas) crean empatía en ti, y si dejas que esa virtud crezca, ya no hay vuelta atrás.

- Pude perdonar (aunque la disculpa no fue requerida) y eso me trajo mucha paz.

- También conocí a personas tóxicas y prejuiciosas, y aprendí que si quería continuar escribiendo y conociendo gente buena e interesante (cuando al día de hoy muchos de ellos se han vuelto imprescindibles en mi vida) debía trascenderlo y darme cuenta que cuando criticas a alguien es sólo un reflejo de tus propias inseguridades.

- Lo que me recuerda que este año me animé a escribir este blog, que me ha traído muchísimas alegrías, ha sido una válvula de escape, un foro de opinión, y otra manera de aprender, aprender y aprender (sobre mí misma, pero más que nada sobre los demás).

- Me di cuenta que puedes amar profundamente a una persona distinta a ti, replantear tus prioridades y darte cuenta que el amor verdadero a veces se presenta en la forma y en las circunstancias menos esperadas.

- Este año, después de 12 años, dejé de tener insomnio.

- Por ahí de marzo empecé a cuestionarme lo que hacía (profesionalmente) y me di cuenta que mi vocación está en otro lado, por lo que pronto regresaré a la escuela.

- Sin embargo este año valoré mi trabajo como nunca y pienso quedarme aquí un buen rato por lo que trabajaré y estudiaré (y escribiré y tuiteare).

- También me di cuenta que el metabolismo SI cambia a los 30 (dietas, ejercicio, sin resultados por lo pronto, continuaré informando).

- La relación con mis padres, complicada y ecléctica como es, cada vez es mejor. Aprendí que muchas veces para lograr una mejor relación es necesario marcar límites, aunque esto te cause conflictos y te lleve a GRANDES peleas… ¿El resultado? favorable, hasta hoy.

- Aprendí que las amistades (esa gente que está en nuestras vidas desde hace años) hay que cuidarlas, que no importa qué tanto yo o ellas cambien, las quiero en mi vida. Que su opinión me importa, que siempre me han apoyado, que hemos crecido juntas, y que no hay mejor manera de tener un testigo de tu propia vida que compartiéndola con esas personas.

- Este año cometí muchos errores, lastimé a gente que amo y afortunadamente tuvieron la grandeza de aceptar mis disculpas y seguir caminando cerquita de mí.

En fin, mi intención no es pasar la minuta completa ni darles una reseña si no compartir que a pesar de tener problemas (unos grandes, otros pequeños, algunos complicados, otros estúpidos) estoy en paz, estoy contenta con lo que va del camino, me sigo equivocando pero trato de enmendarlo, me falta todo por aprender y tengo la voluntad de hacer lo más que pueda.

Y aquí, citándome a mi misma (de mi texto “Al 2009...”): Agradezco a Dios la oportunidad de aprender una vez más, agradezco la gente que llega a mi vida y a la que sigue después de tanto tiempo, también agradezco a la que se fue. Agradezco cada día que me es permitido vivir y a la gente que quiere compartir este camino conmigo.

Y para todos: ¡¡¡Feliz mañana nueva, día nuevo, semana nueva y año por venir!!!

Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único.
Agatha Christie

Merry Blues

Publicadas por Les yeux noirs , martes, 14 de diciembre de 2010 09:17


Estuvo tratando de evitar hacer este post y finalmente (muy a pesar mío) acabé haciéndolo.

Después de haber hablado durante el año de la ira, la familia, las relaciones, las creencias, los temores, el amor, etc. quise evitar escribir un post que definiera el cierre del año y las fiestas navideñas.

Les confieso que trato (con muchas fuerzas) de no medir los años convencionalmente, desde hace tiempo todo el asunto del "año viejo" y "año nuevo" me resulta inútil, cuando decido hacer algo (o me fijo un propósito) lo hago aunque no sea de "año nuevo" lo mismo pasa si quiero cambiar algo que no me gusta de mi, etc...por otro lado cuando no lo quiero hacer, igualmente sea la temporada del año que sea no lo hago y me termina valiendo madre.

A esto le sumo que normalmente en mi familia el mes de diciembre siempre ha sido sinónimo de dramas, así que si dejo de lado dos o tres buenas posadas y algunos regalos, paso el mes queriendo dormirme y esperando que me despierten justo cuando acabe (como la canción sobre septiembre)

Ayer platicaba de eso con mis amigas, de como los diciembres normalmente para mí están de la chingada: "Ya lo pasado, pasado" me dijeron, mmm cierto pero...

Aún existe una parte de mí (que está muy confundida y me pregunta por qué chingados me siento así) que se pone nostálgica. ¿Nostálgica de qué? ciertamente ningún diciembre ha sido igual (ha habido algunos peores que otros) pero no por eso menos malos.

Por otro lado ¿quién soy yo para hacer dramas cuando a todo el mundo le suceden miles de cosas todo el tiempo?...pero bueno, al final del día todos cuidamos nuestro propio changarro.

Aunque por otro lado puedo percibir que la sensación se vuelve generalizada, mucha gente sufre un "bajón" navideño. Yo creo que es culpa de las falsas expectativas, a todos nos vendieron (en la televisión, películas, o quién sabe donde) la idea de la cena navideña con miles de familiares que se quieren, comida abundante, regalos y puros buenos deseos.

La realidad es que (obvio hay muchísimas excepciones) estas épocas terminan siendo un bacanal de comida y chupe...tristezas por navidades que deseáramos que fueran distintas, nostálgia por el año que se está yendo y a) felicidad y/o ilusión por el que viene ó de plano 2) el sentimiento de que el tiempo pasa muy rápidamente y que ahí viene ya otro año por vivir (si nos va bien)

No quiero ser cínica, sólo estoy haciendo un análisis de mi entorno (me tomo a mí misma como punto de referencia), y la verdad se me hace injusto que este mes tenga que pasar así. ¿Estamos (o estoy) condenados a sólo disfrutar la navidad cuando niños - o ya siendo padres, pero por el disfrute de los hijos? Me niego a creer eso.

Recuerdo que cuando era niña le preguntaba a mi mamá: "¿Oye, por qué festejamos navidad si no somos católicos practicantes?"...ella me decía que era una buena época para festejar a la familia y todo lo bueno que teníamos.

Total que creces con una idea acerca de las cosas (en mi caso que la navidad es para festejar el tiempo con la familia) ¿Y qué pasa si cuando creces ya no existe dicha familia sino fragmentos de ella?...si yo me apegara a lo que me dijo alguna vez mi madre, entonces dadas las circunstancias mi única actividad de aquí a que acabe diciembre sería andar tan cabizbaja como un pollo colgado en una carnicería...

Y en este escrito ténganme paciencia que apenas quiero decidir, prácticamente sobre la marcha, que hacer con este mes...Ya comí y tomé lo suficiente, y no pienso tomarme vacaciones, creo que eso agravaría aún más mi "condición".

Tan fácil que sería no tener que buscarle propósito al mes ni medir el cambio de año. Sin embargo haciendo eso puedo caer en riesgo de vivir como hierba del camino, ahí nomás, como Dios le da a entender.

Creo que para ahorrarme tiempo y ahorrarles la letanía voy a dedicar el mes a hacer lo de siempre, trabajar, escribir (y demás cosas que disfruto), a estar con la gente que quiero y que puede y quiere estar a mi lado. A no lamentarme por la que ya no está y comprar algunos regalos ( sé que la intención es no modificar mi rutina, sin embargo tampoco hay que ser pinches)

¿Y los propósitos? esos seguirán siendo a corto plazo, reales, medibles, ajustables y cuando sea necesario flexibles.

¿Quién dijo que tengo que tener una blanca navidad cuando cada día de diciembre puede ser de un color distinto?

Por cierto ¡Felices Fiestas!

Causas navideñas: Ivanna

Publicadas por Les yeux noirs , viernes, 10 de diciembre de 2010 13:37


Ok ya va a ser navidad y a todo mundo le entra por ayudar, compartir, etc. ¿No? Bueno pues yo voy a dejar el post de hoy para recordarles, pedirles, suplicarles que apoyen alguna causa, la que sea, como sea…Y si no tienen una causa ya escogida, ¡Ayuden a salvar a Ivanna!

Esta pequeñita es toda una guerrera y está luchando contra el cáncer, sin embargo no cuenta con suficientes recursos, ayúdemosla a que salga adelante...¡Súmense a la causa!

Los datos para que apoyes a Ivanna son los siguientes

◦El número de cuenta para donativos es 2753577996 Cuenta Bancomer a nombre de Ivanna Medina Jasso
◦Clabe Interbancaria 012180027535779962 sucursal 5280

Para más datos contacten a @Chambam_boo via twitter (es su madrina y una mujer lindísima que le está echando todos los kilos)

Gracias!!!!!

El buche que hierve

Publicadas por Les yeux noirs , jueves, 2 de diciembre de 2010 09:24


Bueeeno, hoy quiero platicar de un tema que curiosamente se me viene a la mente por estas fechas (e irónicamente) LA IRA...¿por qué digo irónicamente? obvio porque estamos en temporadas navideñas, de fiestas, de paz, reconciliación y todo lo que significa para la gente que celebra esta festividad...no obstante es clarísimo ver que estas fechas también ponen a la gente muy neurótica.

No me voy a limitar a hablar de la ira pre-navideña, si no del sentimiento en si...¿Qué sucede cuando alguien hace algo, dice algo y sientes ese calor que viene desde adentro (y no calor del bueno, si no como coloquialmente y como lo expreso en el título de este post "te hierve el buche") y te dan ganas de saltar y arrancarle la cabeza de una mordida, o mínimo la yugular?...¿Qué pasa con ciertas personas o situaciones que hacen que nuestros botones rojos de "alerta, a punto de destruir todo lo que le rodea" se prendan?

Obvio, hay gente que sabe manejar el enojo de forma muy sana...les confieso que yo... solamente a veces. Con el tiempo he tratado de convertirme en una persona ecuánime (por paz mental) sin embargo, hay ciertas personas que tienen la facultad de convertirme en Godzilla...desafortunadamente esas personas son parte de mi grupo elite, de la gente que más quiero (lo cual hace muuuucho sentido, no te vas a enojar si un extraño pasa y te dice "pendejo" digo, a lo mejor si te enojas, pero que tu pareja te lo diga causaría una reacción cataclísmica)...Obviamente la reacción hacia la acción de alguien es directamente proporcional a qué tanto estamos emocionalmente involucrados con esa persona, o sea tomas las cosas de quien vienen, al menos yo así funciono.

El problema aquí es que evidentemente "el que se enoja pierde" porque muchas veces ese enojo desmedido es causado por comentarios bastante insignificantes, entonces aquí entra el concepto de "el problema no es lo que te dicen, si no como reaccionas".

A mi enojarme me causa un conflicto interno tremendo, me intoxica, soy muy vulnerable a este sentimiento...sin embargo hay cieeeeeeeeeeertas cosas que aun no logro controlar (aunque medito, corro, me paro de cabeza, nomás no puedo)...todo mundo me dice "Ay pero si es normal, eres escorpión"...patrañas, no puedo estarle adjudicando a mi "suerte astrológica" mis reacciones...y aquí humildemente acepto que para mí el ser intensa (en otras áreas de mi vida) ha funcionado, en ésta...no tanto, es una tremenda área de oportunidad.

Si lo trato de ver objetivamente por lo menos el sentimiento de enojo nunca me lo trago, pero si lo veo del lado del receptor de mi ira, pues esta del nabo sinceramente. Hace poco leí dos frases que me gustaron mucho y me hicieron pensar, una fue "Yo no te insulto...tu te ofendes" y la otra fue "Quien te conoce bien, te ha padecido" TAN ciertas...Cada quien se debe hacer responsable de sus reacciones, porque independientemente de que alguien llegue y te grite cualquier clase de improperios, groserías y te aviente la maldición gitana, TU eres el responsable de tu reacción...

Por otro lado, los seres humanos somos mañosos de a madre. Yo les aseguro que ninguno de nosotros pierde los estribos con personas con las cuales "no nos conviene hacerlo" (llámese jefes, clientes, alguien que te va a comprar un servicio, la chava-chavo con quien apenas estás ligando) ...mi terapeuta solía decir que perdemos el control con las personas que ya están enganchadas, ¿Qué quiere decir esto? que tendemos a insultar, maltratar, patear (literal o figurativo) a la gente de confianza: pareja, padres, hermanos, mejores amigos...creo que nuestra lógica es "Ellos no se van a ir de mi lado, así que si me quieren, que me aguanten"...bonita chingadera.

Por otro lado, no es bueno darle TANTO poder a alguien sobre tu estado de ánimo (sea quien sea)...porque eso es lo que sucede cuando te enojas como desquiciado por algo que te dijo un amigo-a. Lo más sano sería tomar la retroalimentación y si crees que es necesario refutar su argumento hacerlo, de forma civilizada, no a cachetadas guajoloteras. Nadie puede ser dueño de tus reacciones, por salud y porque al final del día debemos responsabilizarnos por nuestra actitud, al menos si queremos llamarnos a nosotros mismos "adultos"

Y bueno por otro lado está el neurótico del que hablaba al principio de este post, aquél que anda por la vida gritándole a la gente, quejándose sin parar, tocando el claxón a diestra y siniestra, siendo grosero con los meseros, empleados de banco, taxistas...gente tan tóxica que cuando me los encuentro no puedo evitar pensar que algún cáncer los va a atacar tarde o temprano.

Bueno pues investigando sobre el tema y queriendo como siempre trascender mis emociones negativas encontré esto:

Manejo de la Ira — Las Raíces de la Ira
Tú puedes aprender técnicas para el manejo de la ira, sin importar el origen de la misma. Admitir el hecho de que tu ira está fuera de control resulta esencial al atacar el problema. La ira excesiva puede ser causada por problemas de salud, asuntos familiares, abuso de alcohol y drogas, desesperación financiera, temor o estrés extremos y vacío espiritual. La ira descontrolada puede terminar en problemas adicionales para tu vida.

Manejo de la Ira — EfectosLa ira descontrolada tiene efectos emocionales y físicos a largo plazo en nuestro cuerpo.

Efectos Físicos: La ira causa daño, aumenta la secreción de adrenalina, presión alta e incrementa el ritmo cardíaco; probablemente produciendo derrames y ataques al corazón.

Efectos Emocionales: la ira crea una intensa culpa, sentimiento s de fracaso, depresión, agitación constante, furia violenta y posiblemente suicidio.

Manejo de la Ira — OpcionesLa ira es una emoción muy fuerte. La ira descontrolada es un patrón de vida. No es fácil superar la ira, se requiere un compromiso determinado. Se requiere honradez, valentía y una increíble fuerza interior. También se requiere ayuda de otros. Para superar la ira, estos pasos son importantes:

- Determina de manera conciente estar calmado. No reacciones, ¡piensa! Recuerda tus objetivos y responde apropiadamente. ¡Elige permanecer calmado!
- Comunícate: Cuando alguien te molesta, déjaselo saber. Habla tranquilamente con la persona sobre cómo te sientes en referencia a sus palabras y acciones. Aprende a expresarte mejor, con claridad y compostura. ¡Elige!
- Retírate de la escena hasta que puedas responder sin ira: No tendrás éxito de la noche a la mañana. Da un paso a la vez, un día a la vez. Recuerda relajarte.
- Ejercicios de relajación o música pueden ser útiles. Mantén en mente que puedes acudir a alguien de confianza por ayuda. ¡Elige!
- Toma frecuentemente tiempo para ti: Haz algo que disfrutes, como caminar en el parque, nadar, ver una buena y relajada película. Haz algo bonito por alguien a quien admires. Está bien sentirse bien con uno mismo. ¡Elige!

Mira el lado positivo: No te hundas en lo negativo. “No te ahogues en un vaso de agua”. Aprende a perdonar. Es difícil, pero necesitamos empezar por aprender a perdonarnos a nosotros mismos.

Conclusión, es muy difícil mantener el estado "zen" pero nada nos cuesta tratar hacerlo, la próxima vez, cuenten hasta mil...y empiecen de nuevo...

*Si les interesa la información les pasó el link:
http://www.allaboutlifechallenges.org/spanish/manejo-de-la-ira.htm
http://www.manejalaira.com/2010/05/manejo-de-la-ira.html

¡Ahí va el Karma!

Publicadas por Les yeux noirs , viernes, 26 de noviembre de 2010 12:57


Decidí escribir sobre esto como siempre, por conversaciones y experiencias que he tenido recientemente con mi hermana, novio, y demás personas...por otro lado también me incentivaron sucesos que han ocurrido en los últimos días en mi trabajo.

Aquí abro un paréntesis (sin abrirlo literalmente)...El que alguna vez dijo "El trabajo, es sólo trabajo no es personal" se merece un GRAN zape. Me pregunto, ¿Cómo una actividad que realizas la mayor parte de tu tiempo, la mayor parte de tu vida, con gente que ves mucho más que a tus amigos, familia no va a ser tomada personal? yo diría que lo contrario, es ¡Extremadamente personal!

Bueno, me desvío y no quiero. Platicando como cosas malas le pasan a gente buena (y viceversa) y escuchando por ahí varios ¿Por qué siempre me pasa esto a mi? fue que de repente (a las 6am, no tengo la culpa, la verborrea mental me ataca a horas inesperadas) pensé en esto:

Hay un par de conceptos que antes que nada quiero explicar (y que muchos los deben conocer, otros puede que no), el Karma y el Dharma.

De acuerdo con varias religiones dhármicas, el karma sería una energía metafísica (invisible e inmensurable) que se deriva de los actos de las personas. Es una creencia central en las doctrinas del budismo, el hinduismo, el yainismo, entre otras. Aunque estas religiones expresan diferencias en el significado mismo de la palabra karma, tienen una base común de interpretación. Generalmente el karma se interpreta como una «ley» cósmica de retribución, o de causa y efecto. Y el Dharma es una palabra sánscrita que significa ‘religión’, ‘ley natural’, ‘orden social’, ‘conducta adecuada’ o ‘virtud'.

Pero bueno, detrás de estos conceptos la esencia es: Si haces algo mal eventualmente te va a cargar el payaso, si lo haces bien, eventualmente vas a recibir bendiciones.

Si nos ponemos a pensar de forma práctica, estos conceptos no tienen porque verse con tanto misticísimo, creo que independientemente de las creencias (o falta de ellas) de cada quien, podemos llegar al acuerdo que esto incluso tiene lógica.

Les voy a contar algo: hace un año y medio yo me enfermé, tuve un problema grave de anemia que se dio en paralelo con una ruptura muy dolorosa con mi ex-pareja...para no hacerles el cuento largo me sentía más mal de lo que me he sentido en toda mi vida (vengo de una familia de padres divorciados, un divorcio muy amargo y con muchas secuelas, he vivido la muerte de parientes y amigos, comento esto para que tengamos un punto de referencia), entonces subrayo; en aquéllos tiempos me sentía peor que NUNCA antes.

Dentro de toda la terapia a la que me sometí (física por mi enfermedad y psicológica, trabajo duro externo e interno) quise pensar que posiblemente durante mi vida (corta, sí) había yo dejado algunos cabos sueltos...entones me pareció buena idea contactar, de alguna forma u otra a la gente que yo había o me habían lastimado...la mayoría de ellos respondieron bien y se alegraron por tener una segunda oportunidad de rehacer la relación que se perdió.

Por otro lado me propuse hacer trabajo filantrópico, fui a una casa hogar y me ofrecí a enseñarles dibujo a los niños, entre otras cuantas cosas con las que me involucré. En ese momento yo necesitaba más ese contacto que ellos y estoy segura que el beneficio obtenido fue mayor por parte mia que de ellos.

Mi mejor amiga fue expectadora de todo esto, entendía que yo de alguna forma sentía la necesidad de redimirme para ver si así "me iba bien"...recuerdo que me dijo: "Por favor, sólo no empieces a mandarles canastas de frutas o arreglos florales a tus ex-novios, dejando eso, haz lo que necesites hacer".

Bueno, ¿Qué sucedió después? Que todo lo que hice (y dejé de hacer) trajó consigo un cambio interno, ese cambio fue desde luego positivo, me volví más tolerante, asertiva, compasiva y mucho más empática frente al dolor ajeno. Al terminar ese recorrido ese cambio (que se dio desde adentro) fue el que empezó a rendir frutos: me empecé a rodear de gente que me hacía (y hace) bien, adquirí mejores hábitos, estar en paz conmigo me permitió conocer a una persona maravillosa que hoy es mi pareja, la relación con mi familia mejoró, etc, etc.

¿A qué voy con esta letanía?...Hace poco mi hermana se acercó y me dijo ¿Por qué me pasan estas cosas? ¿Por qué mi vida ha sido un desfiladero de hijos de la chingada? (así dijo ella)...Yo le contesté: Estás trasladando la responsabilidad de todos estos conflictos a factores y personas externas, necesitas verlo desde adentro: ¿Qué estoy haciendo yo para atraer a esta clase de gente?...Creo fervientemente que el cambio debe venir desde adentro, no hay de otra porque si no todos terminaríamos inmersos en la categoría de víctimas, y eso no se vale.

Aun así me dirán, bueno y ¿Por qué chingados le pasan cosas malas a gente buena, siendo que tomé la mejor decisión, hice lo que debí haber hecho, etc. etc.? Pues, NO SÉ, trato de pensar (conforme a lo que yo creo) que hay un aprendizaje subyacente, y bueno, si de plano no se lo encontramos lo que nos queda es interiorizar estos problemas lo mejor posible para no acabar enfermos, deprimidos y consumidos por dicha situación.

Conclusión ¿Creo que los buenos actos traen de la mano bendiciones? Sí, será por el orden divino, será por el cambio positivo que generan dentro de uno, denle la explicación que sea...¿Creo que el karma te da una patada en el trasero cuando haces daño? ¡También! hay una frase en inglés que dice: "No one can get away with murder" (nadie puede resultar impune por un asesinato, o salirse con la suya por un asesinato, algo así...se nota que no conocen el sistema legal mexicano) Pero la raíz de esto es: miente, roba se deshonesto, difama, búrlate...y espera (pero espera el madrazo, porque nada bueno va a llegar)

Yo no comulgo con la idea que haciendo a, b y c mereceré el infierno o el paraíso, se los afirmo, las buenas acciones pagan y pagan bien (y pagan aquí) ¿Y si deciden no hacerlo?...Hay otra frase en inglés que dice: Karma is a bitch...Ustedes dedúzcanlo.

Verborrea necesaria.

Publicadas por Les yeux noirs , lunes, 22 de noviembre de 2010 17:35


No había manera que hablara de otra cosa esta semana ya que lo único que ha estado continuamente en mi cabeza es una situación laboral que estoy tratando de manejar lo mejor posible…no voy a entrar en detalle (porque además da mucha hueva leerlo) pero básicamente mi disyuntiva era: ¿Digo lo que me molesta o no lo digo?...no es tan fácil como se oye…decirlo podía traer como consecuencia una certera patada en el trasero y pasar a las filas del desempleo…

Sin embargo (y como muchos de los que me leen ya se habrán dado cuenta) yo no me quedo callada, no puedo, me carcome, es más, cuando me quedo callada mi cuerpo empieza a reaccionar, me empiezan a doler los hombros, la nuca, la mandíbula y hasta un ojo me tiembla…simplemente no me callo…para bien (y a veces para mal) nunca me callo.

Claridosa es el adjetivo (definido como la persona que suele decir las cosas muy claras, sin rodeos) que muchos me han dado…tampoco quiere decir que sea una imprudente (bueno para que me hago, hay veces que sí) pero sinceramente es algo más grande que mí misma…pero OJO pasó mucho tiempo para que yo me diera cuenta que de esta forma quería ser, y que el ser “claridosa” era algo bueno, al menos para mí...

Partiendo de que “lo cortés no quita lo valiente”, ser así ha sido esencial en mi desarrollo como ser humano, primero porque ser franca me ha servido para marcar límites, para decir NO, esto no se lo acepto ni a mi familia, NO, no tengo ganas de ir, o en su caso, SI, sí necesito ayuda, SI, sí tengo que delegar (en el caso de mi trabajo, lo que me ha servido para avanzar profesionalmente) o un simplemente ESTO NO LO SÉ.

Por otro lado como mujer ha sido vital que en mis relaciones siempre sepa y diga lo que quiero y lo que no quiero, ¿Por qué? Porque nunca he querido que mis actividades, hábitos o tiempo roten alrededor de los de alguien más, y claro, en toda relación se debe ceder, pero la línea entre ceder y sacrificar a veces no es muy clara…y sacrificar TODO EL TIEMPO simplemente no funciona… ¿Cómo voy a poder dar (lo que sea) a alguien cuando mi jarrito está vacío? - normalmente ese mentado jarro tiende a vaciarse precisamente cuando sacrificas indiscriminadamente.

Además creo firmemente en las enfermedades psicosomáticas (que son las tienen su origen en un conflicto psicológico que se expresa a través de un síntoma físico) Así que por lo menos en mi caso (comprobado) callarme cuando he tenido que hablar me ha hecho mucho daño ya que callarte algo que NECESITAS DECIR genera estrés, ansiedad, angustia, estados emocionales que llegan a manifestarse de la *siguiente forma:

Dolor de espalda, 71%
Mareos, vértigos, 65%
Dolor en extremidades, 60%
Gases en el estómago, 52%
Dificultad al respirar, 50%
Palpitaciones, taquicardia, 49%
Dolor en articulaciones, 45%
Dolor en el pecho, 44%
Náuseas, 43%

*Síntomas somáticos más presentes en las consultas médicas, para más info: http://www.clinicadeansiedad.com

¿Qué más les puedo decir? Hablen, exprésense, dialoguen, discutan (discutir es muy sano, pelear, pos no tanto), conversen, acuerden, negocien… ¿Y en cuanto a mí?... Pues a mi no me corrieron y eso ya es ganancia!

Unplugged

Publicadas por Les yeux noirs , miércoles, 17 de noviembre de 2010 10:41


Ok, tuve un lapso bruto por lo que la semana pasada no escribí nada en mi blog…el lapso bruto estaba acompañado de hartazgo total por falta de vacaciones, estrés y otras cosas, así que llegó un punto en el cual no sabía que escribir, que comer y que escuchar (tres cosas que son vitales para mí y que en verdad siempre las tengo bien claras) Así que aprovechando la boda de una de mis mejores amigas en Acapulco aproveché y me fui unos días para allá…

Precisamente el nombre de este post “Desenchufado”, como se podría decir coloquialmente, tiene que ver con eso, el descanso, y lo difícil que es (al menos para mí)de creérmela y realmente descansar.

Salí de Monterrey el jueves temprano por la mañana, vi a mi novio para después irnos a Acapulco…ese día tuve todavía correos y llamadas de trabajo entrando a mi celular, y me empecé a poner de malas, más de malas de lo que normalmente me pondría…le dije: ¿Cómo puede ser que me voy de vacaciones y ni así entienden?...y él me contestó (muy acertado por cierto): Es que a ellos no les cuesta ni les quita nada mandarlo, es un mail, pero no piensan en el efecto que tiene en ti. Y ¿saben qué? Si es cierto, cada correo o llamada que recibía o tenía que hacer estaba “restándole” puntos a mi descanso.

Les platico que a mí me cuesta mucho desconectarme…normalmente cuando tengo días libres son (casi siempre) tres o cuatro, y siempre me sucede que ya para cuando me estoy relajando es hora de regresar.

Es que nos acostumbramos a un ritmo de vida rápido…mi rutina (entre semana) es: despertarme, preparar mi café, arreglarme, ir a trabajar, salir a comer, regresar a la oficina, hacer ejercicio, regresar a la casa ver la tele o leer y dormir, y así da la vuelta…y no estoy diciendo que no me gusta mi rutina, de hecho me gusta, además los fines de semana siempre son distintos…sin embargo creo que el hecho de vivir en una ciudad grande como Monterrey hace que te acostumbres a vivir a mil por hora.

Entonces bueno, regresando a la playa, estaba yo acostada en un camastro escuchando música y viendo el mar, bebida en mano…y aún así no me podía desconectar. No es que quisiera estar acostada como un molusco sin pensar, completamente desparramada en el piso (estoy dando por hecho que los moluscos no piensan nada, a lo mejor los subestimo) PERO esa sensación de tensión en la quijada, hombros apretados, ceño fruncido, y la mente: qué bonito se ve el mar, ¿qué se ve allá a lo lejos?...parece un barco…en Tampico (pensaba esto ya que yo soy Tampiqueña) los barcos que se ven normalmente son barcos petroleros, acá no…por cierto, ¿Qué tanto habrán logrado curar el derrame de petróleo en el Golfo?...ya casi no se habla del tema, que poca madre…Es que las empresas no tienen responsabilidad social…y no paraba hasta que yo sola me decía...BASTA MENTE, CÁLLATE YA, ¡¡¡¡¡Sigue tomándole al mojito!!!!!

Y antes era peor…la meditación me ha ayudado muchísimo a calmar la mente, y aún así me pasa esto, imagínense como era antes…

Me pongo a mí misma de ejemplo y eso que yo no tengo esposo e hijos, no quiero ni imaginarme la gente que trabaja y tiene familia, que gran merito no perder la cabeza en el intento… ¿Pero que no se supone que nosotros somos un pueblo latino y sabemos todo acerca del descanso, la diversión y la “siesta”? …al parecer ya no…al querer ser competitivos, cumplir con el trabajo, con la familia, y no descuidar nuestra vida social nos encontramos viviendo todo en “cámara rápida”

Y ves a la gente en la playa con sus laptops, blackberries, iphones, etc. Y posiblemente no están trabajando pero al final del día siguen “conectados”…

En fin, los beneficios del descanso ya los conocen, así como los estragos del estrés…que les cuento que ya en una de esas estaba en mi camastro, leía mi libro, tenía la alberca y el mar enfrente, me desconecté tanto que me quedé dormida…justo cuando faltaban dos horas para irnos…

El vivo...¿Al gozo?

Publicadas por Les yeux noirs , lunes, 1 de noviembre de 2010 18:18


Ayer platicando con mi hermana, y ella contándome que últimamente (por motivos personales que no voy a andar exponiendo en este medio) se ha sentido triste, ansiosa y estresada. Ella me preguntaba si era normal y si yo me había sentido así antes “Siento como si la cabeza me fuera a explotar, es más, hasta me mareo de tan mal que me siento”…yo le contesté que sí, y realmente recuerdo tiempos en los que me sentía tan mal que hasta pensé que me estaba quedando ciega - no estoy exagerando, estaba tan mareada por el estrés que empecé a ver borroso y llego un punto en que no veía las caras de la gente a 5 metros de mí.

¿Qué factores hacen que de repente nos “de para abajo”? Yo he escuchado un sinfín de explicaciones y sin embargo también existe el “me siento mal y no sé porque”. Hoy en día y con tantas razones para sentirse mal (no quiero ser pesimista, de hecho yo trato de ser optimista pero seamos honestos) enumero aquí algunas que me vienen a la mente:

- La economía (que repercute en nuestros trabajos o falta de ellos)
- La situación de inseguridad en México (que nos mantiene en estado de constante estrés y paranoia)
- Problemas familiares (padres, hermanos, familia nuclear o extensa)
- Crisis personales (no sentirse realizado, sensación de haber fallado o no estar en el rumbo correcto)
- Crisis de pareja.
- Pérdida de seres queridos.
- El acomodo de los astros (en verdad me han dado ésta como razón)
- Problemas hormonales (aplica para hombres y mujeres, no empiecen)
- Desajustes químicos en nuestras cabezotas.

Yo soy de la creencia que cuando te sientes mal no sirve que tengas una caravana de gente frente a ti diciéndote “Nombre, eso no es nada “, “Ve el lado bueno de las cosas”, “Todo sucede por algo”, “Siempre vendrán tiempos mejores (al mero estilo de Yuri)”… ¿Por qué? Porque cuando te sientes mal la verdad es que no ves para cuándo ni para dónde, y por más que alguien te asegure y firme en piedra que el estrés y la tristeza van a terminar, no hay manera que te convenzas hasta que TU estés convencido (es redundante pero real)

¿Qué hago yo cuando me siento así (o cuando me he sentido así?) – Se los paso al costo por si alguno de mis amigos actualmente se encuentra en crisis y desea hacer uso de varios recursos, POR SUPUESTO, cuando el estrés, la tristeza y la angustia empiezan a causar estragos fuertes en nuestra salud (insomnio, problemas digestivos, migrañas, dolores musculares, trastornos alimenticios) BUSCA a un psicólogo o psiquíatra…

Leer libros de autoayuda, fe, psicología puede que sirva hasta cierto punto…pero tengan algo en cuenta….¿Qué sucedería si quisieran aprender a construir un robot?, ¿Comprarían un libro “hágalo usted mismo” o irían con un Ingeniero en Robótica?...exacto...La mente y las emociones del ser humano es de lo MÁS COMPLEJO que existe, nunca duden en pedir ayuda, simplemente hay cosas que uno sólo no puede manejar…

Bueno y para el día a día A MI me sirve:

- Rodearme de cosas que me gustan, limpiar mi cuarto y otros espacios (oficina por ejemplo) de todo aquello que sobra y que no me aporta, dejar que la energía fluya, abrir las ventanas (o cortinas, persianas, lo que sea) para que el sol entre.

- Comer sano, ¿Han escuchado “Eres lo que comes? Es real…muchas sustancias que están dentro de los alimentos chatarra nos atiborran de azúcar, grasas (y no de las buenas) , conservadores y otras sustancias que tienen repercusión en nuestro estado de ánimo (pueden darte un empujón fuerte, luego hacerte sentir amodorrado, más triste, entre otras cosas)

- Haz ejercicio, da hueva, en momentos de tristeza y cansancio es lo que uno menos quiere, pero HAZ EJERCICIO, aunque sea sal a caminar, pasea al perro, da 4 vueltas a la manzana, caminar es un fuerte antidepresivo, no tienes que hacer 2 clases de yoga, pesas como He-Man o correr un maratón, un poco de ejercicio genera endorfinas necesarias para que tu humor cambie (para bien)

- Date tiempo para hacer las cosas que te gustan, ok, todos tenemos que ir a trabajar, a la escuela, cumplir con la familia, NO IMPORTA…usa aunque sea 30 minutos (mejor si es una hora) para escuchar tu música favorita, leer un libro (que no tenga que ver con tu estado anímico) armar un rompecabezas, dibujar, ver tu serie favorita…OJO trata de que esta actividad no sea ver las noticias o leer el periódico, invariablemente las noticias llegarán a ti y ya sabemos que son puras tristezas – ADEMÁS, está comprobado que las personas que durante la mañana (camino a su trabajo o escuela) NO ESCUCHAN las noticias son más felices…aprovecha esos trayectos para escuchar música ambiental, o cantar tus canciones favoritas.

- Identifica tu red de ayuda: todos sabemos que amigos hay de muchos tipos (y familiares) y afortunadamente existen esos que están dispuestos a escucharte sin abrir la bocota (al menos que se los pidas) o aquellos a los que siemplemente les puedes decir: “Llévame por unos tacos” y van a pasar por ti y hacerlo sin chistar, no dudes en pedir ayuda, TODOS necesitamos ayuda: tu pareja (si es que tienes), hermanos, padres, amigos(as) están ahí y lo más seguro es que quieran verte mejor, levanta la mano y ¡PIDE AYUDA!

- Ponte en contacto con tu espiritualidad, y bueno, aquí me van a perdonar los ateos, no voy a entrar en una discusión teológica, sea cual sea tu fe, sean cuales sean tus creencias, úsalas: medita, reza, date tiempo para escuchar el silencio, deja que tu ser interior (y más sabio) te hable, ¿Quieres respuestas? ¡Pídelas! Créeme, que ya sea al universo, a Dios, a Jesús, a Buda, a Tláloc o a ti mismo, no dejes de creer, hay algo más grande que tu yo externo que va a venir a darte una respuesta.

- No dejes de salir, yo sé que en este estado no nos dan ganas de nada, oblígate por favor, ve al cine (no a ver dramas, no hay necesidad), ve al parque, aunque sea suelta la polilla en el centro comercial o en algún restaurante, poco a poco te vas a ir acostumbrando y vas a querer tu vida social de vuelta.

- Y por último no dejes de creer que: TODO PASA (y eso se los aseguro), sea cual sea el problema, sea cual sea tu aflicción, tan grande como sea tu tristeza, VA A PASAR, mientras tengas la certeza de eso tienes la mitad del camino recorrido.

Y recordemos que lo importante en esta vida no es NO caerse… ¡Todos nos caemos! es parte del currículo que vamos acumulando. LO IMPORTANTE es cómo nos levantamos...sean felices.

El año nuevo

Publicadas por Les yeux noirs , lunes, 25 de octubre de 2010 09:36


Bueno este post se llama así porque mañana empieza mi año nuevo, un año nuevo de vida, y que decir un año nuevo ¡Mañana empiezan mis 30 años!...creo que había estado esperando mis treinta con muchísima emoción desde que tenía alrededor de 25 años.
Por el tipo de trabajo que desempeño (tengo clientes que en su mayoría están en sus 50’s-60’s y de alto perfil) sentía que cuando cumpliera 30 iba a tener más credibilidad e iba a ser más fácil desempeñar mi puesto y bueno, en lo personal siempre me ha gustado cumplir años.

Soy de las más chicas de mi grupo de amigas (de hecho la segunda más chica) y me ha tocado que mis amigas cumplan año, brinquen la frontera de los treinta y muchas lo han hecho quejándose “ya estamos viejas” es la frase que he escuchado desde hace tiempo...” ¿Viejas?” pienso, “¿Viejas para qué?”...además, pensando en que aún no hemos descubierto la manera de detener el tiempo en realidad la vida te da dos opciones: cumplir años o morirte. ¡Yo definitivamente elijo la primera!

No voy a escribir diciendo que los 30’s son los nuevos 20’s ni que ahora todo está mejor que nunca y toda esa sarta de cosas que muchos decimos cuando queremos hacernos sentir mejor a nosotros mismos. La verdad es que los 30’s son los 30’s y punto. ¿Qué si les puedo decir que llego a esta edad en el mejor estado físico posible? …¡la neta no!...he querido bajar unos cuantos kilitos desde hace un par de meses y no he podido (pero no crean que me desgarro las ropas por eso, de hecho al contrario, he seguido comiendo con singular alegría), este año he hecho menos ejercicio que los demás (lamentablemente), el sábado (o sea antier) me empezó una gripa terrible así que de antemano me disculpo porque escribo bajo la influencia de altas dosis de Afrinex y como si fuera chiste (porque la neta es algo que nunca me sucede) me salieron varios granos en la cara…

Además de todo lo anterior en el último mes y medio me han estado pasando muchas cosas, desde que entraron a robar mi departamento y sólo robaron cosas mías, hasta que un perro me mordió (no es broma, un perro me mordió y fuerte, tengo la cicatriz) he tenido problemas personales, familiares, y cambios fuertes en mi trabajo.

Una amiga me explica que antes de cumplir años entras a una “cuarentena” o sea que básicamente te pasa hasta lo innombrable para luego cumplir años. Bueno, podemos tratar de explicarlo esotérica, sicológica o espiritualmente, pero estos días así han sido. No ha sido lo duro, sólo lo tupido.

Aún así y a pesar de todo lo que estoy diciendo, este escrito es en parte para agradecer en parte para celebrar, en parte para no olvidar todo lo que estos últimos años me han dado y aunque todo mundo diga que la edad es relativa, así como el tiempo, creo que todos le damos el simbolismo que queramos a nuestros cumpleaños y/o edades.

Yo hoy agradezco todo lo que he vivido, agradezco que me conozco mejor que nadie, que sé cuáles son mis creencias, mis valores, mis virtudes, mis errores, que sé quiénes son mis amigos y de qué forma me brindan su amistad, que sé qué lugar ocupan mis padres y mi hermana en mi vida, que conozco mis limites y no me da miedo marcarlos, que conozco bien mis alcances…

Me felicito por todo lo que he vivido y que he podido superar con éxito, que sé que quiero hacer con mi vida, que no estoy confundida, que sé que lo que hoy creo y es prioridad puede cambiar conforme pasan los años, que entre más crezco más consciente estoy de todo lo que no sé, que quiero aprender muchas cosas, que me gusto muchísimo, que sé de que soy capaz y sé cuando decir basta, que nunca me da miedo dar mi punto de vista, que sé, porque lo he experimentado muchas veces en el último año, que entre mejor persona sea más bendiciones me alcanzan, que he vivido muchas cosas increíbles porque siempre me he atrevido, que siempre he sido intensa y lo agradezco, que he hecho cosas de las que me arrepiento y por las que ya me he disculpado (y perdonado a mi misma), que sé que me voy a volver a equivocar y no me da miedo…

Agradezco que ya perdí el sentido de urgencia que me envolvía en los últimos años, ahora no tengo prisa, sé que tengo que vivir y hacerlo lo mejor posible, hacer las cosas bien, que las cosas llegan cuando deben llegar (un concepto que aunque suena bastante simple nos cuesta mucho entender), agradezco y cuento mis bendiciones y aprendo cada día de la vida y de la gente (por la buena y por la mala). Y a toda la gente maravillosa que he conocido durante este año (Ustedes saben quiénes son) les agradezco por haber aparecido en mi vida, y a los y las que permanecen les agradezco por seguir y por darme tanto amor.

Así que aunque sea con una copa de jarabe para la tos, festejo y me digo a mi misma, ¡Feliz año nuevo!

Octubre: el mes rosa.

Publicadas por Les yeux noirs , martes, 19 de octubre de 2010 10:06


Hola a todos, quise aprovechar este espacio para recordarles a todas (y todos) que este mes en el que se promueve (de manera más intensa) la prevención contra el cáncer de mama...Así que a continuación les mando información actualizada sobre este mal que aqueja a muchísimas mujeres y (aunque se diga que el cáncer aún no tiene explicación) factores que se han demostrado como preventivos, siempre la prevención es la mejor medicina así que OJO, ¡A cuidarse! y chavos ¡A ayudar! (que no creo que les cueste mucho)

Datos importantes
- El cáncer de mama en México se está dando entre mujeres más jóvenes; el promedio de edad de detección es 10 años antes que en los países económicamente más desarrollados.

- El cáncer de mama se presenta con mayor frecuencia en los conductos galactóforos, que transportan la leche, o en los lobulillos, donde se produce la leche después de tener un hijo.

- En etapas tempranas, el cáncer de mama no da síntomas. Conforme el tumor se desarrolla la mujer puede presentar cambio de tamaño o textura de la mama, modificaciones en la coloración de la mama, apariencia de cáscara de naranja en la piel de la mama y secreción por el pezón.

- En etapas tardías, los síntomas pueden ser dolor óseo, dolor o molestia en la mama, úlceras en la piel, hinchazón de un brazo y pérdida de peso.

(Datos obtenidos de la Dra. Felicia Knaul, investigadora de la Universidad de Harvard)

La Dra. Knaul explica que en México desafortunadamente hoy un 60% de las mujeres se diagnostica en fase 3 o 4 con un costo muy alto para ellas en cuanto a la agresividad del tratamiento pero también para el sistema de salud.

El diagnostico de cáncer mamario se confirma mediante una biopsia, es decir la extirpación de tejido tumoral cuyas células son examinadas por un patólogo.

El tratamiento depende de la etapa en la que se diagnostica la enfermedad. En la etapas tempranas, el cáncer de mama se resuelve con cirugía, en etapas tardías se requiere de la extirpación de toda la mama, de los músculos que se encuentran por debajo de la misma y la administración de quimioterapia.

En tumores hormono-dependientes se da hormonoterapia para suprimir el efecto de los estrógenos, entre otros fármacos que se proporcionan en condiciones particulares del tipo de cáncer de cada paciente.

A continuación les paso algunos pasos para prevenir el cáncer de mama:


1. Cambiar el tipo de grasas: las grasas se clasifican en buenas, malas y saturadas. Las buenas son las conocidas como omega 3 y 9 (aceite de oliva, pescados, semillas de lino), las malas son las omega 6 (todos los aceites menos el de oliva, la mayonesa, la margarina, todo lo que diga "hidrogenado", papas fritas, facturas) y las saturadas son las de origen animal (leche entera, carnes, manteca, crema de leche, etc.). Una alimentación equilibrada se logra incluyendo un máximo de 30 por ciento de grasas, en lo posible de tipo omega 3 y 9, con muy poco contenido de las otras (omega 6 y saturadas). Comer cruciferas: brócoli, coliflor, coles, repollo, repollitos de Bruselas, rábanos. Estos alimentos contienen "índoles", sustancias que previenen el cáncer de mama, colon y otros.

2. Disminuir la insulina: ya que potencia el efecto de los estrógenos. Para lograrlo hay que evitar las grasas saturadas, disminuir la carga de glucosa y la obesidad de la parte superior del cuerpo.

3. Disminuir la carga de glucosa: azúcares y almidones (panes blancos, papas, arroces) aumentan la producción de insulina.

4. Aumentar el consumo de fibras: ya que disminuye los niveles de estrógenos.

5. Disminuir la carga oxidante: se sabe que los agentes antioxidantes son aliados contra el envejecimiento en general. Su ingesta también ayuda a prevenir el envejecimiento de la célula mamaria, evitando mutaciones en el ADN. Lo ideal es comer frutas y verduras en cantidad.

6. Evitar los estrógenos químicos: como los pesticidas, la piel del pollo y otros.

7. Disminuir la grasa corporal: especialmente la abdominal, ya que estas células grasas son una fábrica de estrógenos.

8. Limitar el alcohol: aumenta los niveles de estrógenos circulantes. El riesgo de cáncer de mama aumenta 11 por ciento por copa de vino por día. Cuatro copas al día suponen un riesgo del 44 por ciento.

9. Aumentar la ingesta de vitamina D: es un potente inhibidor del crecimiento de las células. Se puede ingerir como suplemento o exponerse al sol 15 minutos 3 veces por semana, en horarios seguros (evitar el mediodía).

10. Hacer ejercicio: disminuye la grasa corporal, reduce los niveles de insulina y aumenta los niveles de estrógenos buenos. Se recomiendan 4 horas de ejercicio semanal, de intensidad moderada.

Ahora el primer paso para detectarlo a tiempo es la AUTOEXPLORACIÓN, las (y los) que no sepan cómo hacerlo les dejo aquí esto:

http://www.mamografia.com/cancermama-3.html

Este link muestra claramente cómo debe hacerse, por supuesto, no dejen de ir a los chequeos con su Doctor!!!



Más información:

http://www.terra.com/salud/articulo/html/sal3762.htm
http://www.scielosp.org/pdf/spm/v51s2/v51s2a26.pdf
http://www.generoysaludreproductiva.gob.mx/numeralia1.php?id_rubrique=&id_article=539

Familia por gusto.

Publicadas por Les yeux noirs , lunes, 18 de octubre de 2010 10:34


Este post lo había estado retrasando y probablemente no sea tan largo como pudiera hacerlo porque siendo tan chillona como soy tampoco quisiera moquear al son del teclado.

Había querido hacer un escrito acerca de cómo llevamos la relación con nuestros padres cuando ya somos adultos, cómo la mayoría de las veces es tan complicado tener una relación padre-hijo (a) y obvio mostrarles respeto, darles el lugar que merecen, pero ver que muchas de las decisiones que toman los perjudican o que hay otra forma de hacer las cosas que podría traerles una solución a sus problemas. Sin embargo, como a muchos nos ha sucedido, no hay forma de hacerles entender esto porque hasta cierto punto ellos te siguen viendo como su hija-o y 1) Piensan que su manera de hacer las cosas es la mejor 2) Es muy difícil hacer cambiar de esquemas de pensamiento a una persona que está ya en sus 50’s 60’s y que está acostumbrado a que las cosas se resuelven de tal o cual forma…

Para no enredarlos mucho lo que quiero decir es esto; nosotros como hijos, adultos jóvenes (o adultos, punto) muchas veces queremos intervenir en la vida de nuestros padres…y más cuando vemos que son infelices, que tienen problemas, depresión, o están inmersos en una situación que no los deja salir adelante, sin embargo, ¿Hasta qué punto involucrarte o al contrario, poner límites?, ¿Hasta qué punto dejar que esos problemas afecten tu vida?, Y si pones límites ¿cuál es la medida exacta para hacerlo sin desentenderte de sus vidas?

Yo he batallado toda mi vida adolescente-adulta con esto…de alguna forma mis papás (más mi madre) me tiene mucha confianza y he sido la persona en la que ella se ha apoyado para hacerle frente a muchas batallas. Sin embargo para mí ha sido muy difícil jugar este papel sin dejar que afecte mi vida personal…hasta hace poco que decidí alejarme un poco y dejarla solucionar un par de situaciones por ella misma, créanme que en un principio no estaba segura siquiera de cómo hacerlo, sin embargo las cosas se dieron por si solas y mi mamá entendió que, primero, yo no puedo aconsejarla acerca de muchas cosas ya que yo no he vivido lo mismo que ella (ni los mismos años ni he tenido las mismas experiencias), dos, que no puede depender de otra persona o personas para ser feliz, y que debe de tomar las medidas necesarias para ser feliz a su manera y por sus propios medios.

Bueno, dejando todos esos conflictos a un lado, este fin tuve la oportunidad de estar con mi mamá y me di cuenta que a veces es importante tomar esa distancia para por fin poder encontrar un punto medio, fue un fin de semana feliz, ella cocinó, yo le ayudé, platicamos, nos acordamos de muchas cosas, me di cuenta que en su cama (desde que soy niña) es el lugar donde mejor duermo, que es una mujer increíble, que siempre lucha por salir adelante, que sus hijas son lo más importante para ella y que aun cuando la vida para ella parece no tener sentido se acuerda de nosotras y eso la motiva, me recordó su excelente sentido del humor, su amor por la buena cocina (que felizmente heredé), su promesa de “siempre vas a tener un pastel de cumpleaños” aunque yo tenga 90 y tú 60 años…su hospitalidad, sus ganas de seguir trabajando, sus ganas de aprender algo nuevo siempre, sus deseos de hacer las cosas bien y ser un mejor ser humano, el respeto que tiene por mis opiniones y decisiones, su crítica constructiva, su amor por los animales y las plantas…

Yo tengo un dicho que uso siempre “a fuerzas, ni la familia” ¿Qué quiero decir con esto?...que el respeto se gana, el lazo de amor entre dos familiares se alimenta, el amor hay que fomentarlo, no es algo que se da por hecho, porque si alguien es tóxico en tu vida y su trato te lastima, ni por ser familia vale la pena mantenerlo cerca…

Afortunadamente para mí, en mi pequeña familia siempre hemos hecho un esfuerzo por estar juntos, por estar bien, por no dejar que los conflictos nos contaminen, por perdonar, por salir adelante independientemente de la cantidad de problemas que pueda haber…siempre con la voluntad de resolverlos y la mente y el corazón abiertos para perdonar y tratar de entendernos a pesar de nuestros prejuicios y puntos de vista.

Les dejo está reflexión:

No es la carne y la sangre sino el corazón lo que nos hace padres e hijos.
Friedrich von Schiller

Con el morral lleno...

Publicadas por Les yeux noirs , lunes, 11 de octubre de 2010 10:40


Hace unos días me pasó algo que me hizo pensar en este post. Estaba en mi departamento, en mi cuarto (el cual es un 2do piso que da a la calle) y eran las 4 am...era entre semana (el miércoles) y estaba dormida...en eso escuché unos cantos (gritos) que venían de afuera, me despertaron por completo y al asomarme vi a un par de alegres compadres cantando norteñas...Siendo yo una persona con problemas de insomnio y de sueño muy ligero esto me encabrono de inmediato. Rápidamente abrí la ventana y les grité: ¡Cállense, son las 4am!...a lo que ellos me gritaron (hasta eso)...¡Perdón Señora!...a los pocos minutos escuché que prendían el motor y se iban de ahí.

Sin embargo después de esto ya no me pude volver a dormir y ya completamente despierta y siendo de madrugada, uno (al menos yo) suele ponerse a pensar muchas cosas. En medio de mi frustración por haberme despertado me puse a pensar en la ubicación de mi departamento, eso me puso a pensar que varios de mis vecinos son jóvenes (estudiantes) que viven solos y se desvelan entre semana...después pensé en todas las veces que me ha ocurrido lo mismo con distintos vecinos...bueno más o menos el monólogo en mi cabeza fue así:

"Es que ya van muchas veces que esto pasa, que chinga...a lo mejor ya deberíamos de mudarnos a otro lugar...pero llevamos 10 años viviendo aquí, que hueva mudarse cuando ya tienes un departamento bien armado y en forma...además hay tantas cosas que habría que empacar...es que la neta como acumula cosas uno con el tiempo...definitivamente sería una hueva"

Todo esto me hizo pensar, ya al día siguiente y con más claridad, en las cosas que acumulamos con el tiempo y por qué lo hacemos...
Les cuento que mi madre es el extremo ridículo de la acumulación de cachivaches, al grado que, cuando visito la casa familiar trato de tirar una que otra cosa, lo hago poco a poco y tratando de que ella no lo note...cuando se da cuenta tenemos un diálogo como el siguiente:

Yo: "Mamá este lápiz labial se ve muy muy viejo, ¿Lo usas?"
Ella: "Uhmm no m'ijita, nunca lo uso..."
Yo: "¿Desde hace cuánto lo tienes?"
Ella: "Ahh...es que déjame contarte...ese lipstick lo compré en 1980, un mes antes de que nacieras y por eso lo guardo..." (me explica orgullosa)
Yo: ¡Mamá, tira esa porquería!, ¡Ha de estar ya radiactiva, guacala!
Ella: "Ay m'ijita, siempre me tiras todo..."
Yo: "Es que TODO guardas"

Y es que el ser humano es así...Todas las personas que conozco guardan (en mayor o menor medida) objetos a los que les han asignado valor sentimental y estos objetos pueden ser desde boletos de conciertos, folletos de lugares a donde hemos ido, cartas, corchos de botellas (un hábito personal), ropa de otras décadas, revistas...e incluso lápices labiales.

Claro que, el guardar todo este tipo de recuerditos es resultado del apego a las cosas, condición inherente al ser humano.
Aparentemente es muy difícil para uno deshacerse de lo que sea, aunque sea completamente inservible...todavía recuerdo como lloré cuando me deshice de mi colección de cassettes...muchos dirán que no tiene nada de malo ir acumulando cosas ya que recordar es "volver a vivir" pero es que si eso pensáramos de cada cosa que obtenemos que nos trae un recuerdo acabaríamos sepultados en un montón de objetos de todo tipo.
Yo tengo un ejercicio que hago por lo menos cada seis meses...guardo un día del fin de semana y limpio mi cuarto, y no me refiero a trapear y sacudir, más bien me obligo a revisar TODA mi ropa, zapatos, cajones, productos de belleza, medicinas, revistas, etc. etc. Y hago lo que yo llamo una "limpieza general" me obligo a tirar todo lo que no uso, o no sirve (o que ya está caduco por Dios)...y guardo aparte la ropa que no uso para regalarla (sigo la regla, si no lo has usado en un año, lo más probable es que nunca lo vuelvas a usar) Cuando termino me queda una leve sensación de nostalgia, pero al mismo tiempo una gran sensación de alivio, me hace sentir que la energía a mi alrededor es distinta y fluye más fácilmente.

Sin embargo se que este es un hábito difícil...todos queremos algo que nos recuerde, un objeto que sea testigo de un viaje, un evento, incluso una relación (cuando dicha relación se quiere recordad, en otros casos lo que hacemos es botar todo lo que nos dio el o la desgraciada)
Qué difícil es el desapego, material, mental y emocional...a muchos nos gusta traer la petaca llena de piedras y no soltar nada, sin embargo ¡Qué sano es en ocasiones dejar algunas de esas piedras a un costado del camino!

Yo en lo personal creo que todos los extremos son malos y nunca he sido minimalista, sé que hay cosas que voy a guardar para siempre y por supuesto hoy agradezco tener objetos que mi madre y mis abuelas guardaron. También agradezco tener el valor de, periódicamente, deshacerme de toda la sarta de porquerías que posiblemente no me traigan buenos recuerdos y sólo acumulan ácaros.
Al final del día los buenos momentos (y también los malos) no necesitan recordatorio, porque si los usamos a nuestro favor, muy posiblemente cambiaron algo dentro de nosotros y son parte de nuestro currículo de vida...y

¿Ustedes qué guardan?



Amor

Publicadas por Les yeux noirs , sábado, 2 de octubre de 2010 10:06

El cuerpo cansado, los labios rojos, la vista borrosa, sueño acumulado, por más que duermo siempre hay más.


El cuerpo quiere descansar, pero la mente no para, el cuerpo se castiga, los pies helados, dicen que es ansiedad...


Música de fondo, siempre música de fondo, a veces ayuda, a veces enferma...odio por el espacio antes seguro y conocido...ganas de irme pero sin saber a donde...


Los errores siempre ayudan? Existe siempre dicha catarsis? Espero, espero, sigo esperando...otra vez dolor en el pecho...dicen que es ansiedad...


De repente nada tiene sentido y lo veo por encima del agua, como si todo ocurriera en el fondo del estanque, de repente me sumerge y lo entiendo, de repente no lo recuerdo.


Más sueño, más incertidumbre, dolor de espalda y en la quijada...dicen que es ansiedad...


Ganas de seguir a pesar del cansancio infinito, vida iluminada y llena de sorpresas, pero no todas las sorpresas son buenas, y la luz a veces atrae insectos.


Respiro de nuevo, me cuesta trabajo, hay un peso en el pecho, sin embargo no veo nada y quiero brincar, y quiero bailar, y me quiero ir...


Pero me acuerdo y mejor me quedo, me quedo porque me duele, me quedo porque me importa, me quedo porque es amor.

De chamucos, fobias y otros demonios

Publicadas por Les yeux noirs , lunes, 27 de septiembre de 2010 16:29


Antes de hacer este post lo pensé dos veces porque si de por si normalmente cuando escribo en mi blog me encuero (es decir, digo mucho de lo que pienso y creo, no es que escriba en canicas) este post todavía apoya más esa tendencia y les voy a dar alguna información sobre mí que a lo mejor no quisieran tener.

Por lo general los temas de los que escribo llegan por si solos y éste no fue la excepción, viendo ayer la película “500 days of Summer” (quien no la ha visto discúlpeme porque voy a hacer referencias a ella) donde una mujer es potencialmente incapaz de comprometerse con un hombre PERO finalmente llega una persona con la que se da cuenta que puede hacer tal compromiso y pega el brinco…dejando a un pobre incauto con el corazón roto…bueno esa sesión de películas precedida de un ataque de ansiedad y desesperación por no poder dormir me pusieron a pensar en todas esos pequeños (o enormes) traumas, tristezas, fobias e incluso demonios con los que todos hemos lidiado desde niños y que nos han perseguido (en algunos casos) toda la vida.

Miedo se puede definir como: La sensación de alerta y angustia por la presencia de un peligro o mal, sea real o imaginario…sin embargo muchas veces lo que sentimos no es sólo el miedo, es el recuerdo de ese sentimiento, es el miedo por el miedo vivido, que se convierte muchas veces en fobia, trauma o algo más (los seres humanos somos muy mañosos, no hay vuelta de hoja)

¿Qué quiero decir con esto? Obviamente cuando crecemos muchos de nuestros miedos y fobias van desapareciendo, es un proceso normal en el cual el entendimiento y raciocinio juegan un papel bien importante y nos dicen ¡No vale la pena temerle más a esto! ¡Es ridículo!...bueno pues aprovechando el tema y con ganas de que me conozcan más (si, ¡más!) y de hacer un inventario personal de las cosas con las que mi mente lucha día a día (y con la noble intención que alguien se identifique y podamos platicarlo), a continuación hago una lista de mis antiguos, no tan antiguos y nuevos demonios (algunos de ellos ya se fueron, otros aquí andan merodeándome)

Trataré de hacerlo por orden cronológico pero no es tan fácil, así que si se me viene algo a la mente lo voy a escribir como llegue, espero me tengan paciencia…

- Nunca en realidad le tuve miedo a lo paranormal, a decir verdad el tema me fascinaba, recuerdo ser muy niña e ir a Videocentro con mi hermana, cada vez decidíamos por un género en particular de películas y las veíamos TODAS, así vi todas las secuelas de “Pesadilla en la calle del infierno”, “Viernes 13”, “Halloween” e incluso otras más ridículas como la mancha voraz, los tomates asesinos, entre muchas otras…Sin embargo recuerdo que una vez (aún compartía cuarto con mi hermana) soñé que me despertaba, estaba en mi cuarto, todo igual, mi pijama era la misma con la que había dormido…sólo que en medio de la cama había una calabaza, precisamente de Halloween, incendiándose…creo que me desperté llorando, recuerdo que mi hermana me confortó…creo que este sueño vino de ver la película del “Jinete sin cabeza” de Walt Disney…pero les confieso algo…hoy en día hay algo acerca de las calabazas de Halloween (no necesariamente incendiándose, pueden tener una sola velita dentro) que hace que se me ponga la carne de gallina…¿Raro no?

- Nunca le he tenido miedo a la oscuridad…sin embargo recuerdo que en mi casa (en Tampico) cuando bajaba por un vaso de agua a la cocina y subía las escaleras las subía corriendo, sentía que alguien desde la sala me veía (obvio no, ESPERO QUE NO)…ese miedo se me quitó hasta que sufrí algunas experiencias (no sé si paranormales o fueron sueños, no voy a adentrarme en el tema) y desde entonces (SI, DESDE ENTONCES) cuando voy a mi casa de Tampico en mi cuarto duermo con la luz prendida…no es un terror a la oscuridad, es miedo a mi cuarto, punto.

- Los payasos…miedo inexplicable por lo menos hasta donde recuerdo…puede que haya tenido que ver el video de Mecano “Hawái-Bombay” (¿Lo recuerdan?, unos mimos pasados de lanza atacan a una pareja…) entonces hoy en día los mimos y los payasos me causan TERROR…es más creo que tengo Coulrofobia (fobia a los payasos). Cuando los veo no quiero ni que se me acerquen, ni caminar cerca de ellos, es más no me gusta ni verlos…(si tienes fobia a algún tipo de persona, objeto o situación y te interesa saber más checa aquí, diccionario de fobias http://www.fobias.net/)

- Luego creciendo mi familia (más bien mis papás) discutían mucho (antes de divorciarse) toooooooooodo el tiempo gritaban, y gritaban muy fuerte…llegó un punto en el que yo los escuchaba gritando y empezaba a sentir angustia (reflejos condicionados de Pavlov) y cuando me asomaba me daba cuenta que estaban gritando porque uno estaba en el primer piso de la casa y el otro en el segundo y hablaban sobre cotidianidades…Hoy en día no soporto los gritos, es más, si alguien está en mi cuarto y empieza a hablar a un volumen que para mi sea considerado más alto de lo normal, le pido 1. Que se vaya 2. Que le baje dos rayitas…no hay de otra.

- Después oh si…el miedo a los aviones, a volar…ese miedo (como lo explico en otro post anterior) no sé cómo nació…en realidad como ya les había platicado, a mi de niña me gustaba volar, sin embargo llegó un momento en que 1) Empezaba a pensar (ya en el aire, estúpidamente) que si me quería bajar no podía, entonces empezaba a angustiarme por esto: “Si me quiero bajar, no puedo…¿Qué diablos voy a hacer si me quiero bajar?” …tremenda tontería…por otro lado, cualquier turbulencia me hacía pensar que el avión en definitiva se iba a caer, entonces empezaba a hiperventilar, las manos me sudaban, me daba taquicardia…no menos de dos veces el pobre compañero de asiento se tuvo que cambiar porque lo (o la) estaba poniendo nervioso…Sin embargo dicen (dicen porque yo no soy psicóloga y sinceramente no lo sé) que el miedo a volar se debe a otros miedos subyacentes, o sea que si te encuentras en un estado de ansiedad, tristeza, nerviosismo, cualquier cosa que pase cuando estás volando se magnifica.

Afortunadamente este miedo lo superé, y no tuve que hacer ningún ejercicio relacionado con volar ni repasar los factores que lo hacen el medio más seguro de transportación. Más bien tuvo que ver con que acomodé muchas cosas en mi vida, problemas familiares, con amigos, etc. y ¡Eureka! El miedo desapareció (sin embargo sé lo terrible que es, si les interesa saber más chequen éste blog…http://miedo-volar.blogspot.com/ )

- Otros miedos que sufro provienen de pasarle el volante (literal y metafóricamente) a otras personas, esto es, 1ero Prefiero manejar yo y asegurarme que voy a llegar sana a mi destino (sé que muchas veces no depende de mí, sólo les platico como funciona mi cerebro) por eso miles de veces que voy en el carro con mis amigas dicen que soy insoportable…que me la paso pidiéndoles que frenen, que aceleren, que rebasen 2do Me pasa lo mismo cuando tengo responsabilidades, no soy buena delegando, me da miedo que las cosas no salgan como deben…o sea que al final del día puedo decir que mi miedo es a perder el control…terrible porque una persona que es control-freak se hace daño a si misma (porque se cuelga todas las responsabilidades…y obvio culpas si las cosas no salen bien) y normalmente suele ser insoportable con otras personas…

- Éste otro miedo va a sonar cliché, pero desafortunadamente es real, lo siento y creo firmemente que con el tiempo se me va a quitar...el miedo a enamorarme de más, a entregar y quedarme colgada, a perder mi individualidad, a comprometerme tanto que mis metas se me olviden, a enrolarme tanto en la vida de alguien que mi proyecto de vida pase a segundo plano…Me transporto a una situación así y siento pavor. Y no me malentiendan, me gusta la vida en pareja, sin embargo tengo tan claro el lugar en el que tengo mi propia libertad e individualidad que el pensar en tener que modificar mis hábitos, costumbres y futuro me aterra…Además, como buena hija de divorciados, me da miedo casarme, no soy muy partidaria del matrimonio…creo que en algunos caso el matrimonio va en detrimento para la pareja. Pero OJO…cada quien habla de cómo le fue en la feria…y el que se quema con leche…hasta al jocoque le sopla.

- El último del que voy a hablar hoy y creo yo que el más orgánico de todos es el miedo a enfermarme, a enfermarme de manera lenta y fatal de tal forma que esperar mi muerte sea dolorosísimo, obvio me gustaría que mi muerte sea como todos lo deseamos “Morir rápido y mientras duermo”…pero la verdad es que nadie sabe cómo y en qué momento le va a tocar…Dejando a un lado el miedo a una muerte dolorosa….me da miedo también morir pronto, me da pavor el dolor de mi familia ante la pérdida prematura de una hija y/o hermana, por otro lado hay tantas cosas que quiero hacer, que quiero vivir, que la muerte pronta no resulta una opción atractiva (creo que para nadie)

Estos son algunos que enumero y no enumero más no porque no haya, si no porque no vaya a ser que de tanto recordarlos me vaya a mí a dar algo ahorita. Pero acordémonos de algo, cuando nuestros miedos tienen que ver con inseguridades (hablar en público, decir lo que pensamos, marcar límites) lo único que hacen es retrasar nuestro crecimiento por lo que es necesario identificarlos y afrontarlos. Aún odiando la tauromaquia la frase “Al toro por los cuernos” es parte de mi repertorio diario. Les dejo aquí una página de psicología que encontré “Los miedos y cómo superarlos” por si a alguien le interesa puede consultarla: http://www.psicologiayautoayuda.com/2009/07/como-superar-los-miedos.html

Todos los miedos, fobias y mañas son tan variados y distintos como la humanidad misma, es el laberinto y los recovecos que nuestros pensamientos quieren esconder, nuestras vulnerabilidades y para muchos, el territorio desconocido que no queremos recorrer, pero que la final del día, nos recuerdan lo humanos que somos y lo inmensa y compleja que es la vida misma.

Les dejo esta reflexión:

El futuro tiene muchos nombres: para el débil es lo inalcanzable, para el miedoso, lo desconocido. Para el valiente, la oportunidad.
Victor Hugo.

Ayúdame a ayudarte.

Publicadas por Les yeux noirs , lunes, 20 de septiembre de 2010 18:11


No estaba segura acerca de cómo plantear este post pero la respuesta llegó sola por varias cosas que sucedieron…voy a hablar de un tema que para mí es importante pero al mismo tiempo difícil de escribir, es más no supe al principio que título darle al tema…en un principio quería hablar de cuando nuestros conocidos, amigos o nuestra familia están pasando por una situación difícil y nosotros por más que tratamos de “ayudar” no podemos…eso me hizo pensar que la mayoría del tiempo este problema en particular es la depresión…

Pero hoy no quiero hablar de la depresión, así que ténganme paciencia que este post solito se va a ir dando…de lo que quiero hablar es precisamente de eso, ¿Qué tanto podemos involucrarnos en la vida de los demás, de las personas que queremos cuando pretendemos ayudar, y hasta qué punto tenemos que marcar nuestros límites o respetar la voluntad de la otra persona?

Definitivamente a todos nos ha pasado, sentir una frustración enorme porque vemos a alguien que queremos viviendo una situación terrible, llámese ésta una relación que no les conviene, tener conductas autodestructivas, enrolarse en un estado de ánimo nefasto que puede ser negativo, dependiente, depresivo, de ira, rencor, y tratar de explicarle una y otra vez que las cosas debieran cambiar, que esa conducta/relación/actitud le hace daño y no recibir ninguna respuesta.

Yo les confieso que eso me ha pasado a mi muchas veces (la mayoría diría yo) con mi familia, siendo hija de padres divorciados muchas veces he sido testigo de cómo mis padres han hecho cosas o se han sumergido en actitudes o sentimientos completamente dañinos y por más que he hablado con ellos, no existe una actitud receptiva por parte de ellos.

Lo frustrante es cuando estas platicas con amigas (os), hermanos (as) y/o padres van dirigidas a señalar claramente que la están cagando, y esto es un hecho que se repite una y otra vez sin notar ninguna respuesta positiva evidente, tanto que ni con cachetadas guajoloteras responden, queda en mi una gran frustración que no menos de 10 veces me ha hecho querer darles con un sartén en la cabeza.

Sin embargo esto me hace acordarme de algo que obviamente va a sonar a cliché pero es la verdad: NO PODEMOS AYUDAR A NADIE QUE NO QUIERA QUE LO AYUDEMOS…y otra tonta y triste verdad…CADA QUIEN DEBE DARSE CUENTA DE LO QUE HACE (MAL) Y REPARARLO, CUANDO ASÍ LO DECIDA (si es que lo decide)

Por otro lado no podemos caer en la prepotencia y pensar que nosotros tenemos las respuestas para los problemas de los demás, porque no las tenemos, porque cada situación es distinta… aaaaaaaaaunque a veces vemos a nuestros amigos (as) sufriendo por cuestiones del corazón y les digamos: “¡Yo estuve ahí!, ¡Yo viví lo mismo!, ¡Te juro que todo va a estar bien!” no lo creen…es más a mi me sucedió y yo tampoco me la creía, pero agradecía mucho el apoyo…

Obviamente el grado de intervención es directamente proporcional con el tamaño del problema, hay veces que el problema es tan grande como: una adicción, depresión tan fuerte que la persona se ha vuelto un peligro para ella misma o los demás, que esté envuelta en una conducta destructiva que la llevará a consecuencias fortísimas…en estos casos creo yo, debe ALGUIEN hacer algo (yo lo he hecho, no con muy buena respuesta por parte del intervenido pero era necesario). Aquí hago hincapié en algo, cuando el problema que sufre la persona que queremos es demasiado grave, es necesario siempre tratar de obtener ayuda de un experto (por ejemplo médico, terapeuta, interventor, incluso abogado) para ayudarlo, hay casos en los que definitivamente nuestro apoyo debe ir guiado a poner en contacto a esta persona con quien pueda ayudarla y no hacerlo uno mismo.

Sin embargo, en muchas ocasiones (en las cuales al menos mi apoyo ha sido bien recibido) la “ayuda” viene de un gesto simple y es que muchas veces lo único que necesitamos es una frase de ánimo, que alguien nos escuche sin opinar, incluso un mensaje de texto (¡o un twitt por qué no!) para sentirnos mejor o al contrario, hacer sentir mejor a alguien.

El ser humano nace y muere solo, sin embargo soledad tiene dos definiciones 1. Carecer de compañía (o sea literalmente estar sólo en un cuarto, lugar, calle, u otro espacio) y 2. Sentir pesar y melancolía por la ausencia, muerte o pérdida de alguna persona o cosa.

Yo creo que nadie debiera de sentir ese pesar y melancolía que defino anteriormente (es imposible detener el sufrimiento, sin embargo, ¿por qué vivirlo sin el apoyo de alguien?) por lo tanto, aunque sea tan difícil encontrar el límite apropiado que va de “estar ahí” a entrometerte es mejor por lo menos tratar de estar, ya si no somos requeridos definitivamente la persona hará algo para pedirnos que amablemente nos larguemos.

Les dejó está reflexión:

El que hace sufrir al prójimo se perjudica a sí mismo. El que ayuda a los demás, se ayuda a sí mismo.

Leon Tolstoi

Amistades Peligrosas

Publicadas por Les yeux noirs , lunes, 13 de septiembre de 2010 13:55


Ok, iba a escribir este post pidiendo la ayuda de mis amigos twitteros con otra encuesta. Básicamente el propósito de la encuesta era preguntar cuántos de Ustedes creían que la amistad entre hombre y mujer era posible (amistad pura, sin ningún otro interés, amigos de esos de verdad)…PERO, lo pensé dos veces y no lo hice. No lo hice porque me imaginé la cantidad de respuestas distintas, los tan variados puntos de vista y perspectivas a analizar…es que éste también es un tema que causa mucha controversia.

Les voy a platicar porque se me ocurrió escribir sobre esto. Yo tengo un amigo muy muy querido, lo conozco desde que los doce años (tengo casi treinta) y hace poco, imagino que mientras estaba leyendo mi blog, me mandó un mensaje y me dijo: ¿Oye porqué nunca me has mencionado en ninguno de tus artículos?...sinceramente me dejo pensando.

En muchos otros posts he hecho referencia a amigas…pero nunca he hablado de ninguno de mis amigos y fue así como el tema se me vino a la mente por si sólo… ¿Mujeres y hombres podemos ser amigos?... ¿Qué es lo que debe de sobrar o faltar para que dicha amistad se dé?... ¿Será cierto que no podemos ser amigos de alguien que nos atraiga físicamente?...

Yo tengo varios amigos hombres, obviamente con ninguno de ellos tengo el grado de confianza que tengo con mis amigas, sin embargo son personas que quiero mucho, que respeto y con las que sé que cuento y viceversa.

Investigando sobre el tema leí lo siguiente: “Claro está que una relación de amistad hombre-mujer es difícil, puesto que no solo entran en juego los sentimientos, sino también las hormonas. Es algo natural e inevitable del ser humano. Aún así, en mi opinión, es totalmente viable dependiendo de la situación…En el caso de una relación de amistad hombre-mujer en la que uno de ellos se siente atraído por el otro, nos encontramos con una situación difícil puesto que para la persona que ama es un desencadenante de malos sentimientos... No puede alcanzar el deseo que vuela permanentemente por su cielo: frustración, desilusión, tristeza, sentimientos cohibidos... Aún así, repito que es difícil, pero no imposible”

Eso me puso a pensar, claro que es difícil la amistad entre dos personas de distinto sexo ya que si existe la confianza, la empatía, las cosas en común, los momentos divertidos, las risas, la convivencia… ¿no será que al final del día eso acaba en una relación amorosa?...Por otro lado puede ser que no nos enamoremos pero si hay todo lo que enumero ¿No será que por lo menos en un momento de calentura se crucen los límites de la amistad?

Les tengo que confesar que mi amigo (si, ese mismo que preguntó sobre mi blog) y yo tenemos historia, es más tenemos una historia escrita en dos capítulos (me refiero a historia romántica)…sin embargo nunca tuvimos una relación estable, o no fuimos “novios” por llamarle de alguna manera, simplemente tuvimos “momentos” y dichos momentos se dieron hace mucho mucho tiempo (hace diez años puede ser)…pero de extraña forma después de que eso pasó nos volvimos amigos y ésta vez si nos volvimos amigos de verdad, él no vive en mi ciudad pero nos comunicamos continuamente, los dos estamos conscientes de que tenemos muchas cosas en común, respetamos la opinión el otro, tanto él como yo hemos estado al pendiente de los momentos difíciles que ambos hemos vivido, y hace relativamente poco tiempo fui a su boda y lloré de felicidad al verlo casarse con una mujer maravillosa.

Entonces, ¿Se puede o no se puede?, ¿Quién marca la pauta para que dicha amistad se de?... ¿Será que siempre que somos amigos (as) de alguien hay un interés romántico de por medio por alguna de las dos partes?...En mi caso como ya les conté, con este amigo en particular así fue…pero no así con otros…

Entonces… ¿El caso ideal para mantener una relación de amistad es que ninguna de las dos partes se sienta atraída por la otra?...Ok, pensemos que a ninguno de los dos le gusta el otro, el tema no deja de ser complicado puesto que entrarían muchos más factores para la viabilidad de dicha amistad. Un caso muy común.... La confianza de la pareja de cada uno.

Yo conozco a muchos hombres y mujeres que ODIAN que su pareja tenga amigos, la lógica que he escuchado (con la cual no concuerdo) es: ¿Para que necesitas un mejor amigo (a) si ya me tienes a mi?...

Este argumento no me parece válido ya que muchas veces queremos platicar inclusive de temas relacionados con nuestra pareja con nuestros amigos del sexo opuesto, de tal forma que nos puedan dar una perspectiva más clara (muchas veces nuestros amigos del mismo sexo no nos pueden dar un punto de vista objetivo, o simplemente llegan a las mismas conclusiones que uno llega, o al menos eso me ha pasado a mi)

Creo que aquí cada quien va a llegar a su propia conclusión… ¿Cuál es la mía?... Amistad entre hombres y mujeres: ¿Complicada? Si…Posiblemente con un pasado tortuoso…También ¿Posible? ¡Definitivamente!

¿Ustedes que opinan?

México lindo y querido 2

Publicadas por Les yeux noirs , miércoles, 8 de septiembre de 2010 08:51


Me llegó este correo electrónico, seguramente a muchos de Ustedes también, me pareció correcto subirlo como post a mi blog en estos momentos...de hecho originalmente eran 100 razones para amar México pero las resumí en 69 (yo sé, número raro)...y créanme, se que hay muchas más razones para no sentirse nacionalistas en estos momentos pero acuérdense de algo, este maravilloso país existía mucho antes de que nosotros como sociedad lo convirtieramos en lo que es...asi que pasando por alto los problemas políticos, sociales, económicos y de seguridad, me tomo la libertad de enlistar aquí 69 razones por las cuales amar a México suena como una buena idea...


1.- Por nuestro Escudo Nacional: un águila, posada en un nopal, que devora una serpiente; recuerda la fundación de México-Tenochtitlan, una ciudad más urbanizada, limpia y moderna que cualquiera de las europeas de aquel entonces.

2.- Por los colores victoriosos de nuestra bandera, los cuales, adoptados de la bandera del Ejército Trigarante, son verde, blanco y rojo, y en sus orígenes representaban Independencia, Religión y Unión.

3.- Por nuestro glorioso Himno Nacional, escrito en 1853 por el poeta potosino Francisco González Bocanegra y musicalizado al año siguiente por el compositor español Jaime Nunó Roca.

4.- Por la UNAM: la universidad más grande del planeta.

5.- Porque hemos firmado la mayor cantidad de tratados comerciales a nivel mundial.

6.- Por la mayor variedad de chiles que cualquier otra nación.

7.- Porque aquí se inventó el maíz, que fue genéticamente fabricado por los pueblos prehispánicos.

8.- Por la variedad de nuestros escritores. Desde Octavio Paz (premio Nobel de Literatura en 1990), pasando por Juan Rulfo, Amado Nervo, Carlos Fuentes, Rosario Castellanos, José Revueltas, Carlos Monsiváis, Juan José Arreola, José Emilio Pacheco, Alberto Ruy Sánchez, Efraín Huerta, Artemio de Valle-Arizpe, Samuel Ramos, Armando Jiménez, Carlos Rivas Larrauri, Manuel Acuña, José Agustín, Ángeles Mastreta, Carmen Boullosa, Coral Bracho, Guillermo Arriaga, entre miles más.

9.- Por la riqueza inagotable de nuestros pintores: David Alfaro Siqueiros, José María Velasco, José Clemente Orozco, Diego Rivera, Frida Kahlo, Raúl Anguiano, Marta Chapa, Miguel Cobarrubias, José Luis Cuevas, Juan Soriano, Rufino Tamayo, Francisco Toledo, Remedios Varo (nacionalizada), Alfredo Zalce, y una interminable lista.

10.- Por las figuras de la era dorada del cine mexicano: Los hermanos Soler, María Félix, Dolores del Río, Pedro Armendáriz, Jorge Negrete, Pedro Infante, Ignacio López Tarso, Joaquín Pardavé, Mario Moreno “Cantinflas”, Germán Valdés “Tin Tan”, David Silva, Silvia Pinal…

11.- Por las joyas de la cinematografía mundial que se han logrado: Vámonos con Pancho Villa (1935), Los olvidados (1950), Nazarín (1958), María Candelaria (1943), Salón México (1948), La ilusión viaja en tranvía (1953), Los tres huastecos (1948), Ahí está el detalle (1940) y cientos más. Hasta cine contemporáneo: Canoa, Los Caifanes, El apando, El lugar sin límites, Los albañiles, Hasta el viento tiene miedo, El libro de piedra, Cabeza de vaca, Como agua para chocolate, Amores perros…

12.- Por los productos que hemos aportado a la gastronomía mundial. Además del maíz y el chile, los frijoles, calabaza, aguacate, camote, jitomates, cacao, y, por supuesto, el guajolote.

13.- Por la variedad infinita de nuestra gastronomía: pozole, chiles en nogada, barbacoa, tamales, tortas, tlacoyos, picadas, chalupas, tortas ahogadas, pastes (gracias a la aportación de los mineros ingleses), chilaquiles, tlayudas, chapulines enchilados, pescado a la veracruzana, garnachas, memelas, mole (poblano, verde, negro, amarillo, con ajonjolí, con cacahuate, con camarón, almendrado, rojo, pipián y el más rico de todos: el elaborado en San Pedro Atocpan, en la delegación Milpa Alta, Distrito Federal), huaraches, chiles rellenos, truchas empapeladas, quesadillas (de queso, papa, papa con chorizo, tinga, carne, picadillo, chicharrón prensado, huitlacoche, flor de cabalaza, rajas con queso, hongos, hasta las muy recomendables de espinacas), chayotitos en pipián, chicharrón en salsa verde o roja, arroz blanco, rojo, verde y amarillo, papadzules, cochinita pibil, lonches de pierna, birria, frijoles de la olla, puercos, parados, charros, guisados, chinitos, encervezados, cabrito, riñonada… sin contar las miles de especialidades con pescados y mariscos.

14.- Por los postres originales aquí nacidos: acitrón, fruta cristalizada, cajeta, jericaya, rompope, champurrado, chocolate, vainilla…

15.- Por las bebidas que hemos exportado: jamaica, pulque, horchata, chía y, por supuesto, el mezcal, la charanda, los mosquitos, el sotol y bebidas digestivas a base de frutas y/o miel de abeja.

16.- Por los tres premios Nobel: Octavio Paz (Literatura), Mario Molina (Química), Alfonso García Robles (Paz).

17.- Por los casi 38 mil sitios arqueológicos oficiales… más los miles no oficiales y los que están por descubrirse.

18.- Por nuestras ciudades reconocidas por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad: Querétaro, ciudad de México, Puebla, Oaxaca, Campeche.

19.- Por las bellezas consideras Patrimonio de la Humanidad; entre muchas otras, Monte Albán, Teotihuacán, Palenque, el centro de la ciudad de Guanajuato, Chichén Itzá, centro histórico de Morelia, el Tajín, las pinturas rupestres de la Sierra de San Francisco, los monasterios a las faldas del volcán Popocatépetl, Uxmal, el Hospicio Cabañas en Guadalajara, Xochicalco, los monumentos de Tlacotalpan…

20.- Por el Eje Neovolcánico, donde se ubican los picos más altos de México: Pico de Orizaba, (Citlaltépetl), Popocatépetl, Iztaccíhuatl, Nevado de Toluca, La Malinche, el Nevado de Colima, y el propio Paricutín.

21.- Por Sor Juana Inés de la Cruz. “En este amoroso tormento / que en mi corazón se ve, / sé que lo siento, y no sé / la causa por que lo siento. // Siento una grave agonía / por lograr un devaneo / que empieza como deseo / y para en melancolía”.

22.- Por el árbol más ancho del mundo: el del Tule, en el estado de Oaxaca. Tiene más de 2 mil años de vida.

23.- Porque poseemos la mayor cantidad de pirámides en el mundo.

24.- Por Chichén Itzá, en el estado de Yucatán, reconocida como una de las Nuevas Maravillas del Mundo.

25.- Por el majestuoso Cañón del Sumidero, en el estado de Chiapas, cuyo acantilado sobrepasa los mil metros desde el nivel del poderoso Río Grijalva.

26.- Por las imponentes Cataratas de Agua Azul, cuyas aguas de furia transparente se ubican en Tumbalá, Chiapas.

27.- Por la Cascada Cola de Caballo, en Nuevo León: uno de los espectáculos naturales más hermosos que puede haber sobre la tierra.

28.- Por la Catedral Metropolitana de la ciudad de México, sus cientos de historias escondidas y la riqueza deslumbrante de su belleza arquitectónica.

29.- Por nuestras míticas etnias mexicanas, alrededor de 70, que van desde las muy veneradas como la Maya, Tarahumara y Otomí, hasta las menos conocidas, como Tlapasnek, Popoluca, Chatino, Kanjobal, Kekchí y Kumiai.

30.- Por la magia de nuestras lenguas indígenas, las cuales hablan de forma natural cerca de siete millones de personas.

31.- Por los misterios que ocultan los cenotes, en el estado de Yucatán, que para los mayas eran lugares altamente sagrados.

32.- Por nuestra comida por excelencia: el taco. Y porque sus variedades son infinitas. Tacos de ojo, cachete, trompa, tripa, buche, carnitas, suadero, maciza, surtida, chamorro, campechanos, bistec, placero, de guisado, al pastor, sudados, suaves, dorados, flautas, ahogados, de arrachera, de culito, costilla, pechuga, alambre, de queso, frijoles refritos, con tortilla de harina o de nopal, de arroz con huevo, de crema, sal y hasta de chilanquiles.

33.- Por el tequila, siempre imitado, nunca igualado, continuamente amado, y por más que traten, jamás superado.

34.- Por nuestra biodiversidad: más de 200 mil especies.

35.- Porque somos el primer lugar en variedad de reptiles, con 707 especies conocidas; segundo en mamíferos, con 438; cuarto en anfibios, con 290 y cuarto en flora, con 26 mil especies. De México son, por ejemplo, la flor de Nochebuena, la dalia y los nardos.

36.- Por los 170 mil kilómetros cuadrados considerados Áreas Naturales Protegidas, incluidos 34 biosferas reservas (ecosistemas inalterados), 64 parques nacionales, cuatro monumentos naturales, 26 áreas para proteger la flora y la fauna, cuatro áreas para la protección natural y 17 santuarios (zonas con rica diversidad de especies).

37.- Por nuestras culturas prehispánicas, y sus conocimientos máximos en arquitectura, medicina, astronomía, arte, teología, filosofía, herbolaria, lingüística, matemática, ciencia, higiene, anatomía…

38.- Por Cuatro Ciénagas, Coahuila, y su complejo sistema de pozas, ríos subterráneos, manantiales, lagos y ciénagas, donde habitan los micro organismos más antiguos del planeta, anteriores a los dinosaurios.

39.- Por el mariachi, cuyas guitarras, trompetas, violines, vihuelas y guitarrones unen en un mismo grito de furor desde la primera nota de “La Negra”.

40.- Por los compositores de nuestra música inmortal. Agustín Lara, José Alfredo Jiménez, Cuco Sánchez, Quirino Mendoza, Manuel Esperón, Ernesto Cortázar, Consuelito Velázquez, Armando Manzanero, Manuel M. Ponce, Candelario Huízar, Silvestre Revueltas, Juan Gabriel, Blas Galindo, Roberto Cantoral, Juventino Rosas…

41.- Por nuestras canciones enraizadas en la sangre. México lindo y querido, Canción mixteca, Cielo rojo, De qué manera te olvido, El charro mexicano, El jinete, El rey, Tequila con limón, Allá en el rancho grande, ¡Ay, Jalisco no te rajes!, Serenata huasteca, Amanecí en tus brazos, Cielito lindo, Contigo aprendí, Ella, No volveré, Los gorrones, Farolito, La cama de piedra, Amorcito corazón, Cuando vuelva a tu lado, Poquita fe, Usted, Sabor a mí, La gloria eres tú, Somos novios, Bésame mucho, La feria de las flores, La llorona, La malagueña, La sanmarqueña, y, desde luego, Las mañanitas.

42.- Por nuestra poesía prehispánica. La más difundida de todas, la poesía náhuatl, y su poeta más reconocido, Nezahualcóyotl de Texcoco. “Estoy triste, me aflijo, / yo, el señor Nezahualcóyotl. / Con flores y con cantos / recuerdo a los príncipes, / a los que se fueron, / a Tezozomoctzin, a Quaquauhtzin. // En verdad viven / allá en donde de algún modo se existe. / ¡Ojalá pudiera yo seguir a los príncipes, / llevarles nuestras flores!”.

43.- Por la Barranca del Cobre, en el estado de Chihuahua, cuyo sistema de cañones es más extenso y más profundo que el Gran Cañón de Colorado.

44.- Por el Chepe, el tren Chihuahua-Pacífico, y su maravilloso recorrido por la sierra que dura 17 horas de belleza continua.

45.- Por la Feria de San Marcos, en Aguascalientes, la feria mexicana por excelencia desde 1828.

46.- Por los colores desbordantes, las texturas, la maestría, las formas y los sueños que se mezclan en las miles de artesanías fabricadas en cada rincón y en cada pueblo mexicano.

47.- Por la vitivinicultura nacional: sus vinos de excelencia compiten con los mejores del mundo. Las casas más prestigiadas se ubican en Baja California, Querétaro y Parras, en Coahuila.

48.- Por el Calendario Azteca, mejor llamado Piedra del Sol, de 3.60 metros de diámetro, tallada alrededor de 1479, y que explica la compleja y abundante visión mexica del universo.

49.- Por la platería de Taxco, Guerrero, y las manos exactas de sus artesanos que convierten este metal en las más preciosas joyas y en los adornos más solicitados.

50.- Por el Palacio de las Bellas Artes, construido por órdenes del presidente Porfirio Díaz, y que, exquisitamente terminado, posee decenas de elementos que esperan asombrarnos.

51.- Por el Ángel de la Independencia: nuestra Victoria Alada, cuya primera versión fue inaugurada el 16 de septiembre de 1910. En 1957, a causas de un temblor, cayó al suelo. En su base, se encuentran sepultados los restos de Miguel Hidalgo, Ignacio Allende, Juan Aldama, Mariano Jiménez, Mariano Matamoros, Vicente Guerrero, Francisco Javier Mina, Andrés Quintana Roo, Leona Vicario, Nicolás Bravo, Guadalupe Victoria y José María Morelos, todos recordados por su participación en la guerra de independencia.

52.- Por la cantidad y la variedad de los museos mexicanos. Abundan en cada ciudad, y casi todos los pueblos los presumen. Antropología, sitios históricos, historia natural, intervenciones, cera, máscaras, artesanías, acuarela, caricatura, colecciones privadas, arte popular, pinturas, esculturas… En todo México se levantan orgullosos.

53.- Por nuestros mercados. El verdadero México está en los mercados. Flores, frutos, carnes, aves de corral, animales de granja, productos de pueblo, panes, piñatas de colores, ropas elaboradas a mano, olores, sabores, comidas, antojitos. Los mercados son explosiones de alegría mexicana.

54.- Por el Sistema Arrecifal Veracruzano, de 10 millones de años de antigüedad, conformado por bajos, islas, islotes y arrecifes que esconden más de 350 barcos hundidos.

55.- Por Teotihuacán, el centro urbano más poblado de Mesoamérica, con su Calzada de los Muertos y sus pirámides más reconocidas, la del Sol y la de la Luna.

56.- Por el culto a los muertos, tradición que data de antes de la llegada de los españoles, y que se celebra los días 1 y 2 de noviembre. Altares, rezos, combinaciones de religiones antiguas con la católica, calaveritas de dulce, panes en forma de huesos, velas blancas, incienso y copal, flores anaranjadas (cempasúchil o flor de muertos), rimas ingeniosas, burlas a la flaca, la pelona, la patas de cama, la chifosca, la segura. Lo sagrado se vuelve profano y lo profano se vuelve fiesta de respeto y una burla sumamente respetuosa. Míxquic, en el Estado de México y la isla de Janitzio, en el estado de Michoacán, son los lugares más afamados de este culto vivo.

57.- Por el ingenio, la maestría, la irreverencia y el alma soñadora de nuestros caricaturistas y moneros. José Guadalupe Posada, Abel Quezada, Helio Flores, Rius, Naranjo, Helguera, Trino, Freyre, Magú, Carreño, El Fisgón, Paco Calderón, Jis, Palomo, Sergio Aragonés, García Cabral, Covarrubias, Dzib, Ahumada, Islas Allende, Toño Salazar, Zalce, Arias Bernal, Kemchs, Falcón, Audiffred, Nerilicón…

58.- Por nuestro caricaturista y retratista de los barrios y barriadas Don Gabriel Vargas, creador de La Familia Burrón y aquellos nombres estupendos de Don Regino Burrón, patriarca de la familia y dueño de la peluquería El rizo de oro, y su esposa Doña Borola Tacuche de Burrón. Sus tres hijos Regino Chico alias “El Tejocote”, Macuca y el más pequeño, el adoptivo, Fóforo Cantarranas. Y qué decir de los otros muchos personajes, como Cristeta Tacuche, Boba Licona, Ruperto Tacuche, Bella Bellota, Robertino, Lucila Ballenato, Susano Cantarranas (el verdadero padre de Foforito), La Divina Chuy, Floro Tinoco alias “El Tractor”, Doña Gamucita Pericocha viuda de Pilongano, Avelino Pilongano, Alubia Salpicón, Kakiko Kakufate, Don Quirino…

59.- Por Francisco Gabilondo Soler “Cri Cri”, el orizabeño creador de “El grillito cantor” que logró forjar la imaginación de generaciones de mexicanos gracias a su música y canciones, escuchadas primero en el radio y después en grabaciones. El Baile de los muñecos, Caminito de la escuela, Campanita-Juan Pestañas, Cochinitos dormilones, Cucurumbé, Di por qué, El chorrito, El conejo Blas, El jicote aguamielero, La marcha de las letras, Métete Teté, Negrito Bailarín, Solfeo de los patos, Papá elefante, El gato de barrio, Canción de las brujas, La patita…

60.- Porque México mantiene sus puertas abiertas y ha recibido a miles de exiliados y perseguidos políticos, y se ha convertido en su hogar y en su verdadera tierra. Entre algunos famosos se cuentan Luis Buñuel, Enrique Díez-Canedo, Joaquín Xirau, José Gaos, Max Aub, León Felipe, María Zambrano, Luis Cernuda, León Trotsky. Incluso, el gobierno mexicano había invitado al poeta Pablo Neruda a refugiarse en nuestro país tras el golpe de Estado. Él aceptó, pero la muerte lo encontró antes.

61.- Por los atletas mexicanos que han salido del anonimato por su propio esfuerzo, sin necesidad de patear un balón, y han triunfado a contra corriente. Julio César Chávez, Fernando Valenzuela, Saúl Mendoza, Joaquín Capilla, Raúl Ramírez, Rubén “Púas” Olivares, el Sargento Pedraza, Queta Basilio, Belem Guerrero, Raúl “Ratón” Macías, Carlos Carsolio, Guillermo Pérez, Rosario Espinoza, Ernesto Canto, “Finito” López, la “Chiquita” González, Raúl González, Manuel Raga. Y la única excepción del fútbol: Hugo Sánchez.

62.- Por la mariposa monarca, que cada año, entre octubre y marzo, vuela, desde Canadá, más de 4 mil kilómetros para aparearse en bosques de Michoacán y el Estado de México, sitios que hoy están protegidos y son sus santuarios.

63.- Por las palabras, de origen náhuatl, que hemos aportado al español: chapulín, papalote, coyote, guajolote, mapache, tecolote, zopilote, aguacate, cacao, cacahuate, chayote, camote, ejote, elote, epazote, nopal, tejocote, jitomate (tomate), ocote, zacate, atole, chicle, chipotle, guacamole, canica, comal, hule, milpa, mitote, paliacate, petaca, popote, tocayo, tlapalería, zoquete.

64.- Por el dispositivo para ver desde el celular o una PC imágenes en tercera dimensión; por el túnel del viento; por el primer fusil que disparaba 60 balas por minuto; por el primer edificio con cimientos antisísmicos; por la primera máquina automática para elaborar cigarros; por el molino de agua; por los limpiadores de parabrisas; por la primera técnica para producir cartón; por el primer torno para monedas; por la tinta indeleble; por el hierro esponja; por el sistema de amalgamación, por el Factor de Transferencia, entre más de 200 mil inventos, productos de mentes mexicanas.

65.- Por la ensalada César, el perro xoloitzcuintle, el cero (0), inventado por los olmecas y difundido por los mayas; el suero contra la deshidratación; el hule o caucho; el vanadio; el modelo matemático de Miguel Alcubierre, que permitiría superar la velocidad de la luz; la impresora más rápida del mundo, la Instabook, con la que es posible imprimir un libro en 17 segundos; los nachos; el mousepad; el maíz de calidad proteínica (doble cantidad de proteínas y 10% más de grano); el concreto traslúcido (permite muros casi transparentes, más resistentes y 30% más livianos que los de concreto tradicional, además de poderse colar bajo la lluvia); la asesoría para la creación de Google. Todos estos descubrimientos e inventos tienen sello mexicano.

66.- Por el volumen de nuestra economía: somos la número 13.

67.- Por el arte de la charrería: el deporte nacional.

68.- Por la mezcla de razas y culturas que nos permiten habitar un país exquisitamente rico, variado, colmado de aromas, colores, misticismo y modernidad. En México todo tiene nombre, todo existe, por eso de esta tierra se enamoraron los surrealistas, los poetas, los actores, los artistas, los inmigrantes. Porque aquí todo existe y todo lo creamos.

69.- Porque, a pesar de todo, de los políticos que nos han saqueado, de las potencias que nos han robado, de la delincuencia que nos golpea, de la falta de cortesía de nosotros hacia los demás, de la carencia de civilidad y educación, del narcotráfico, de los secuestros, de las malas, malísimas y pésimas decisiones por parte de quienes son gobierno, a pesar de todo esto y mucho más, México sigue de pie, poblado por gente buena, y siempre encuentra motivos para luchar, para vencer y para seguir levantando nuestra bandera más hermosa: la sonrisa.

www.damebrochant.blogspot.com