Perdidos en el habla

Publicadas por Les yeux noirs , lunes, 24 de septiembre de 2012 13:33



De seguro ya has escuchado que el lenguaje del cuerpo, el no-verbal, representa 55% de la manera en cómo nos comunicamos, pero entender esas clavecitas que nuestro cuerpo da, a veces de manera sutil, otras veces no tanto ( por ejemplo; a mí siempre me han dicho que mi cara da una pésima primer impresión) no es tan fácil ni puede ser descrito de forma resumida. Además, muchas veces cuando hablamos con alguien el mismo gesto puede significar cosas muy distintas dependiendo del contexto – y que conste que aquí sólo hablo de la comunicación persona a persona, no quiero ni empezar a describir los malentendidos que existen cuando lees un correo o un mensaje de texto “te leíste muy distante, como que hay algo raro en la relación”…yo no sé de dónde sacan tantas chingadas injerencias de una frase escrita.
Pero bueno, regresando al tema, creo que muchas veces nuestra postura y gestos demuestran mucho más de lo que nosotros creemos, o al revés, a veces por comodidad adoptamos posturas y gestos que terminan mandando un mensaje completamente equivocado – “Ese wey está enojado, no le parece nada” y el pobre infeliz en realidad quiere ir al baño, o peor aún, está estreñido.
Les voy a decir algo que no les va a gustar, pero es la pura verdad, mentimos mucho. De hecho según estudios (Psychology Today) cuando hablamos con alguien por primera vez, existe la posibilidad de que mintamos durante los diez primeros minutos de conversación. Algunas veces mentimos en repetidas ocasiones durante un mismo periodo de tiempo, o sea durante la misma conversación. Estas mentiras no siempre son grandes o de mucha relevancia, de todas maneras lo hacemos.
Muchas veces preferimos alejarnos de los conflictos aceptando una mentira, sin embargo aunque las palabras pueden tratar de engañar, el cuerpo humano es malísimo para mentir. Por eso es que conocer el lenguaje corporal de los demás y usar el tuyo de manera efectiva puede ser muy útil cuando te comunicas con los demás.
Primero lo básico:
Cuando estás tratando de entender la comunicación no verbal, el principal objetivo es saber si la persona está cómoda o no en la situación que enfrenta. Ya que hagas eso, lo que resta es usar el contexto como modelo de referencia y algunas “pistas” para entender lo más específico. Hay muchas maneras en las que una persona indica su nivel de confort,  aquí  les van las más comunes (anótenle bien por si salen con alguien…puede ser que la otra persona quiera correr al bosque más cercano y perderse y ustedes ni en cuenta)
Lenguaje corporal positivo
- Moverse o acercase a ti.
- Extremidades relajadas, sin cruzarlas.
- Períodos largos de contacto visual.
- Ver hacía abajo o hacer contacto visual con un punto fijo cuando se habla de temas profundos.
- Sonrisas genuinas, OJO, esta es una de las más difíciles y en el caso de los hombres  es peor, muchas veces las mujeres creen que es necesario reírse de todo lo que lo hombres dicen  - especialmente cuando están en un cita, sin embargo puede ser que el chiste sea por demás pendejo y la risa termine pareciéndose más a una hiena en agonía que a una reacción honesta de alegría.

Lenguaje corporal negativo (de nuevo todo cae en contexto, analicen bien)
- Moverse o alejarse de ti (aquí también aplica que la persona esté genuinamente interesada en ti pero que te huela mal la boca u otra parte del cuerpo, huélete primero y luego decide)
- Brazos o piernas cruzadas – de nuevo, aquí puede ser señal de que la otra persona tiene frío, comió mucho y se está tapando la timba o de plano quiere ir al baño, en caso de que no sea así, quiere decir que no está para nada de acuerdo con lo que estás diciendo.
- Ver todo el tiempo hacia otro lado mientras hablan – si no está bizc@, o se están robando su carro que está estacionado hacia donde está viendo, quiere decir que no le importa un carajo lo que le estás diciendo.
- Los pies apuntando otra dirección o hacia la salida – descartando pies zambos, quiere decir que le urge salir corriendo lejos de ti.
- Tallarse o rascarse la nariz, ojos, o  nuca – de nuevo, si descartamos sarna o cualquier otra enfermedad que cause comezón incontrolable, esa persona está claramente incómoda hablando contigo.
Cada caso por supuesto debe ser analizado de manera independiente ya que generalizar está mal (es del diablo, dicen) pero bueno, esta es la primer parte de este artículo, espero les sirva.

La cara oscura de la luna.

Publicadas por Les yeux noirs , jueves, 6 de septiembre de 2012 13:49

No escondas tu lado oscuro si sólo lo vas a esconder a medias, no lo escondas queriéndo no esconderlo, no lo escondas queriéndo que te encuentren. ¿Qué placer existe en un escondite a medias?, ¿Qué placer recibes viviendo una doble vida?, ¿Quién eres?...

No eres solamente lo que muestras, hay mucho más debajo de esa superficie protectora, amable, que aparenta sabiduría, que demanda respeto, que da o finge amor.

No mientas que me duele, ¿No lo puedes evitar? por supuesto que sí, no me des esas respuestas.

Te escondes a medias, sin querer esconderte y deseando que te vean. Vas entre las sombras actuando como un asesino que da las claves certeras para ser detenido.

¿Qué psicosis es esta?, ¿Cuántas veces me quieres romper el corazón?...hace poco leí algo que me pareció muy apropiado:

- Toma un plato y rómpelo
- Ya lo rompí
- Pidele perdón
- Ya le pedí perdón
- ¿Volvió a ser como antes?
- No

No vuelvas con verdades a medias, con promesas antigûas ni justificaciones vanas...De niña me mentiste, no me mientas de nuevo, no me pierdas esta vez.

Lanzo esta súplica a la oscuridad que es donde tú te mueves, espero que la recibas, espero que la respondas, espero que esta vez me des lo que te pido.

Dedicado a esa parte de ti que no conozco.

www.damebrochant.blogspot.com