Te quiero a morir...

Publicadas por Les yeux noirs , martes, 27 de julio de 2010 10:47


Hace pocos días buscando información en internet di con varios blogs, los artículos me llamaron la atención y empecé a leerlos, uno de ellos me dejó asombrada (por describirlo de una forma, más bien me quedé atónita), hablaba de casos de ex novias, esposas, parejas psicóticas y obsesionadas, en todos los casos el comportamiento de ellas llegó a tal grado que atacaron a su pareja físicamente y al día de hoy muchas están tras las rejas. Me quedé pensando y entonces busqué información sobre los hombres, muchos casos de violencia doméstica, celos obsesivos en la mayoría de los casos “Si no eres mía, no eres de nadie”...Todo esto me hizo preguntarme, ¿En qué momento se cruza la línea entre una discusión y la ira total?, ¿Cómo es que una persona celosa ó insegura se vuelve obsesiva?, ¿Es este comportamiento exclusivo de personas enfermas, ó seres humanos “normales” pueden terminar actuando así?...

Aparentemente las historias de las mujeres son más sonadas y publicitadas, sin embargo si ustedes buscan en cualquier periódico siempre habrá casos de mujeres que fueron maltratadas, golpeadas, apuñaladas, etc. por sus parejas (hombres) en un arranque de celos o ira…Por otro lado al parecer las mujeres son más “creativas” en éste aspecto…leí en un artículo diversas historias: una mujer que perforó el órgano sexual de su pareja con un taladro mientras dormía, otra que mordió una tercera parte de su lengua al besarlo, una mujer que al enfrentarse con la adicción de internet de su marido decidió cortar su mano con un cuchillo (mientras navegaba por internet, precisamente), etc. etc - Al final de este post anexo algunas ligas en caso de que deseen informarse.

El amor obsesivo puede desencadenar consecuencias fatales, acoso, violación, asesinato, entre otras cosas… ¿Cómo podemos descubrir si nuestra fascinación u obsesión por alguien está yendo muy lejos?, ¿En qué punto el querer llamar la atención, chantajear o manipular a la otra persona (comportamientos de por si dañinos) se vuelven enfermizos?...

Yo he tenido parejas que han sido obsesivamente celosas, por lo general este comportamiento se desencadenaba a partir de la inseguridad, no había la certeza de que yo fuera honesta porque en algún tiempo pasado había mentido, y créanmelo, cuando se pierde la confianza en alguien y se desea controlar cada uno de sus movimientos la relación se vuelve una pesadilla (para el celoso obsesivo y para el objeto de su obsesión)…

Buscando información di con esto (obviamente la información aquí mostrada es informativa, en caso de ser pres@ de una situación similar busquen ayuda):

Amor obsesivo fase 1:

- La persona se muestra instantáneamente interesada por la persona, el sentimiento se puede interpretar como “amor a primera vista”
- Existe una urgencia por empezar una relación amorosa con ella, independientemente si hay compatibilidad o no.
- Hay una atracción instantánea por el físico de la otra persona, ignorando las diferencias entre ambas personalidades.
- Hay fantasías disparatadas acerca de la relación, se le asignan cualidades “mágicas” a la persona que nos interesa.
- Empiezan a existir comportamientos obsesivos y controladores.

Fase 2 (la fase ansiosa):


En esta fase la relación cambia drásticamente, habiendo en muchos caso un compromiso por ambas partes, sin embargo, la persona obsesionada empieza a imaginar intimidad y sentimientos que no existen en la otra persona, aunado a lo anterior se pueden encontrar:

- Celos infundados y exigencia por conocer las actividades diarias (con lujo de detalle) de la otra persona.
- Sentimientos de abandono, incluyendo pensamientos en los cuales la otra persona deja la relación por otro(a)
- La necesidad de estar en contacto constante con la otra persona por teléfono, email o en persona.
- Sentimientos intensos de desconfianza, depresión y resentimiento.
- Crecimiento desproporcionado del comportamiento obsesivo y controlador.
- La creencia en que la otra pareja no debería tener la necesidad de hablar, conocer o convivir con otras personas.
- Reacciones violentas (físicas y verbales) cuando lo que el obsesivo demanda no se cumple.

Fase 3 (la fase obsesiva):


En esta fase el comportamiento enfermo es evidente, y es muy común que la persona afectada termine la relación, creando un sentimiento enorme de ansiedad y perdida en el obseso, sin embargo muchas veces el afectado ya ha creado un lazo con el enfermo y continúa la relación pensando de alguna forma que este comportamiento es “normal”. Algunas características del comportamiento son:

- La persona obsesionada no puede dejar de pensar ni un solo momento en la otra, requiere su atención total.
- Hay comportamientos neuróticos y compulsivos, incluyendo llamadas telefónicas incesantes a la casa y/o trabajo de la otra persona.
- Acusaciones infundadas de infidelidad, derivadas de la ansiedad excesiva.
- Manejar y/o caminar por la casa o trabajo de la otra persona, con el objetivo de asegurarse que “él o ella están donde deben de estar”.
- Monitorear las actividades de la otra persona para conocerlas a detalle.
- Tácticas de control extremas que incluyen cuestionar el interés de la otra persona por la relación, con el objetivo de manipularla y recibir más atención.

Fase 4 (la fase destructiva):

Ésta es la fase final de una relación obsesiva, representa la completa destrucción de la relación. Por muchas causas esta fase es considerada la más peligrosa ya que el obsesivo se sume en una depresión profunda por el colapso de la relación. Algunas características de comportamiento son:

- Una sensación intensa de depresión y vacío.
- Pérdida de la autoestima
- Rabia, ira y deseo de buscar venganza contra la otra persona, por haber terminado la relación.
- En algunos casos, negación total hacia la ruptura, intentos de “recuperar el amor perdido” por medio de promesas de “cambio”.
- Uso de drogas, alcohol, comida o relaciones sexuales en exceso para aliviar el dolor emocional
- Pensamientos suicidas pueden manifestarse (o asesinos, en cada persona se manifiesta distinto). Sin apoyo psiquiátrico, ambos casos pueden volverse realidad.
De miedo, ¿no?...creo que muchos (as) nos podemos identificar por lo menos en alguna de las fases que aquí describo, creo al menos que en dos casos que se me vienen a la mente (basados en mi experiencia personal) el comportamiento fue resultado de inseguridad del amor existente (o inexistente) y la ira de no poder controlar el comportamiento de alguien más, tratar de “obligar a amar”.
Les dejo aquí dos reflexiones:

“AMARNOS A NOSOTROS MISMOS ES LO MAS IMPORTANTE QUE PODEMOS HACER, PORQUE CUANDO NOS AMAMOS, NO NOS HACEMOS DAÑO NI TAMPOCO SE LO HACEMOS A NINGUNA OTRA PERSONA.”
LOUISE L. HAY

“EL ENAMORADO CELOSO SOPORTA MEJOR LA ENFERMEDAD DE SU AMANTE QUE SU LIBERTAD.” MARCEL PROUST

LINKS:


Novias psicópatas: http://www.spike.com/blog/top-10-psychotic/81831
El acoso moral: el psicópata en sus relaciones: http://elacosomoral-sonia.blogspot.com/2009/06/el-psicopata-en-sus-relaciones.html

Toco Madera

Publicadas por Les yeux noirs , martes, 20 de julio de 2010 10:06


Pensando, pensando y pensando acerca de las distintas creencias que muchas personas cercanas a mi tienen (religiosas, espirituales, supersticiosas) me llevó a cuestionarme muchas cosas, ¿En qué nos basamos para creer en algo?...para muchas personas creer en algo que no entienden o no pueden comprobar es un acto de fe, y en eso basan sus religiones y su espiritualidad…sin embargo cuando se trata de asuntos terrenales la mayoría de las veces “Papelito habla”, no creemos la información que alguien nos da hasta que sepamos que es una fuente confiable, y con esto me refiero solamente a la gente que yo llamo “neutral” no a los escépticos ni a los sumamente supersticiosos y creyentes.

Tampoco cuento a las personas con desórdenes mentales (por ejemplo los obsesivos-compulsivos) que necesitan cumplir con ciertas rutinas o “rituales” para que su día “les salga bien” – tocar tres veces la parte superior de la pared, contar hasta cinco mientras bajan las escaleras, contar las vigas del techo para que "no se caiga", arreglar los libros en orden alfabético para que "el universo no pierda su perfecto equilibrio" etc, etc. (si te identificaste, busca “Desorden Obsesivo Compulsivo” seguramente habrá alguna página que explique más conductas con las que podrás saber si lo eres o no)

Por otro lado las supersticiones son una característica muy marcada en nuestra cultura (Mexicana) entonces encontramos gente que en los mercados o tianguis vende yerbas, huevos, amuletos, estampas, velas, polvos, dijes, imágenes, cruces, listones, calaveras, piedras de colores, pulseras, collares y un sinfín de cosas que prometen salud, amor, dinero y mucho más. Es decir, ofrecen a quienes las usan; DOMINAR Y MODIFICAR sus circunstancias <---ojalá fuera así de fácil.

Bueno, pensando en todo esto creo que me resulta un poco confuso que a la hora de decidir si creerle a alguien o no siempre busquemos pruebas, evidencias, juramentos, promesas…sin embargo a la hora de creer en algo que no vemos, que no podemos comprobar ni experimentar, lo hacemos sin cuestionarnos, sin pensarlo dos veces… ¿Hemos entonces perdido la fe en la gente? ¿A eso nos ha llevado la violenta modernidad en que vivimos?, ¿Preferimos ir a un lugar donde nos lean las cartas y nos platiquen nuestro futuro que tomar las riendas de las circunstancias y modificar nuestro presente de tal forma que nuestro futuro se vuelva una consecuencia del mismo?...esa si no la compro.

Sé que muchos de nosotros hemos perdido la fe en las instituciones, la sociedad, los seres humanos incluso nuestros propios amigos y gente que nos rodea, y no es para menos…cuando las decisiones tomadas por una persona o un grupo de gente nos desilusionan y nos decepcionan una y otra vez, ésta es la respuesta más lógica.

Sin embargo creo que si seguimos por un lado, buscando respuestas en lugares donde no las hay (cuando se trata de uno mismo las respuestas no están en otro lado, están dentro de uno, no pierdan tiempo) y por otro lado, pensando que TODA la gente es igual ya que nos han decepcionado con sus acciones y reacciones (cuando la verdad es que no debemos de intentar cambiar a nadie, lo único que podemos modificar de nuestro entorno es nuestros actos y decisiones, y esperar que posiblemente se vea influenciado por nuestro propio cambio), no llegaremos muy lejos.

Yo soy de las personas que cuestiona mucho antes de creer en algo o alguien, aun así, la gente y el entorno me sigue sorprendiendo, para bien y para mal, pero cada vez que es para bien, vale por diez veces de las que me sorprende para mal ¿Qué quiero decir con esto? No perdamos la fe en la humanidad, al fin y al cabo y como dijo Jean-Jacques Rousseau “El hombre que no conoce el dolor no conoce ni la ternura de la humanidad ni la dulzura de la conmiseración” y ¿Ustedes en qué creen?

Amo odiarte

Publicadas por Les yeux noirs , lunes, 12 de julio de 2010 10:09


Sentada en el asiento de la ventanilla de mi vuelo rumbo a Monterrey se me ocurrió pensar en algo, bueno la verdad es que no se me ocurrió así nada más, más bien en determinado momento me obligué a pensar ya que odio viajar en la ventanilla…logré quitarme el miedo a volar, pero ir en la ventanilla es aún bastante tortuoso para mí, pero bueno, ese es tema de otro post…

En lo que me puse a pensar fue en el perdón…y cómo es difícil darlo, pedirlo y en algunos casos incluso después de “perdonar” olvidar la situación que te hizo sentir triste, enojado, apenado, humillado o simplemente miserable.

Yo les confieso algo; a mí no me cuesta nada pedir perdón, siempre que sé que mis palabras o actos lastimaron u ofendieron a alguien lo hago, es más, me he encontrado en situaciones donde a lo mejor yo no fui quien comenzó el conflicto, pero aun así he pedido perdón a sabiendas de que la otra persona no lo va a hacer…obviamente lo he hecho para salvar relaciones que me importan.

Por otro lado les confieso otra cosa; para mí es MUY difícil olvidar situaciones que me lastimaron, me cuesta trabajo dejar ir – menudo conflicto – ya que al no dejar ir los problemas de repente te encuentras cargando un montón de porquería que no te sirve de nada.

Creo que lo más difícil para mí es olvidar, y perdonar ya que estamos en esto, las relaciones amorosas que no se dieron…lo cual también es tremenda tontería ya que en una relación que se rompe siempre hay dos partes involucradas, sin embargo, aún y cuando TODOS hemos escuchado que como adultos debemos de responsabilizarnos por nuestros actos y decisiones, cuando tenemos problemas con la pareja, sean éstos tan fuertes o no como para romperla, nos encontramos haciendo las mismas preguntas siempre, y con siempre reitero CADA VEZ que pasamos por esa misma situación (lo cual también es sumamente ridículo, no por nada una de las definiciones de locura es hacer las cosas DE LA MISMA MANERA una y otra vez…esperando resultados distintos)
Entonces vienen los:

¿Por qué me hace eso si yo nunca hice nada para causar tal comportamiento?

(Pues porque cada persona es distinta, esperar que la gente actúe como uno es como pensar que vivimos en un mundo de clones)

¿Por qué me habla de esa forma?

(Porque cada persona fue educada de cierta forma, esto aunado a que el sobrante o faltante de seguridad en uno mismo hace que a veces le hablemos a la gente como si tuvieran “la dicha” de tenernos)

Si me hizo: (llene éste espacio con lo peor que pueda imaginar) es porque no me quiere

(Puede que sí, puede que no…cada ser humano ama de forma distinta, si alguien no te ama como tú esperas no quiere decir que esa persona no te está amando a su máxima capacidad: nadie puede medirse con la misma vara)

En fin…la lista de insultos, improperios y “actos ofensivos” que alguien nos puede hacer y viceversa es infinita.

Después de pasar yo por varios conflictos familiares, con amistades, laborales y (¡uffff!) amorosos, llegué a las siguientes conclusiones:

1. Nunca asumas nada – para bien o para mal el “imaginarnos” o pretender que sabemos lo que alguien pensó al hacer o decir aquello que nos lastimó es inútil, solución: ¡Pregunta qué es lo que realmente estaba pensando!

2. Nunca esperes que alguien responda de la forma en que tu respondes…así nos ahorramos todos los ¿Por qué si yo soy tan bueno (a)?, ¿Por qué si yo hago x, y, z por él – ella no me da ni la mitad…? Y la verdad es que el nivel de compromiso entre dos personas casi siempre difiere. Por otro lado (y de nuevo) NADIE es igual a uno, no demos palabras, detalles, favores y caricias esperando lo mismo a cambio, más bien hagámoslo como una consecuencia al amor y al compromiso que sentimos por esa persona ¿Lo bueno? Que si no te gusta lo que recibes (o no es suficiente para ti) siempre tienes la opción de largarte.

Y sin embargo…
3. Entrega, entrega porque si tu actitud es amorosa, conciliadora, respetuosa y dadivosa, lo más probable es que todo lo que des se regrese como un espejo.

4. Y no guardar rencor (me repito a mi misma: no guardar rencor, no guardar rencor…) uno cree que odiando y deseándole lo peor a la persona que nos lastimó va a servir de algo y eso es “esperar que alguien muera mientras tú te tomas el veneno". El rencor sólo enferma, destruye y además ocupa tiempo y esfuerzo. Son horas de energía y de canalizar tus emociones y pensamientos esperando que a tu ex novio se le rompa el pie (o algo peor)

Muy difícil perdonar, difícil pedir perdón y difícil olvidar, créanme, lo sé (obvio la dificultad crece de forma directamente proporcional al tamaño del catorrazo recibido), sin embargo una vez que lo logras, una vez que de corazón dices “te dejo ir, a ti, y a lo que hiciste que me lastimó” el peso liberado es más grande que la piedra que “El Pipila” cargaba.

Por ahí leí que Abraham Lincoln escribía cartas sumamente odiosas, llenas de improperios y reclamos a la gente que lo ofendía…sin embargo nunca las enviaba, pasado el momento resolvía sus conflictos cuando la templanza regresaba a él – creo que era un tipo inteligente ¿Ustedes?.

Alex...el recuento.

Publicadas por Les yeux noirs , jueves, 8 de julio de 2010 12:59


Como todos saben hoy hace una semana que el Huracán Alex pasó por Nuevo León como una tormenta tropical fortísima que llevó a la devastación a 21 municipios del Estado.

Yo nunca lo esperé, nunca lo vi venir…el miércoles nos mandaron una alerta de Protección Civil del Estado, estábamos en la oficina, la instrucción fue que todos nos lleváramos las computadoras por si necesitábamos trabajar desde casa al día siguiente…las lluvias ya habían empezado y no se detuvieron hasta el sábado antes de amanecer…

Me llevé mi computadora a la casa como me lo pidieron, al día siguiente al despertar empezamos a comunicarnos entre los compañeros de trabajo y mis jefes, no había luz ni agua en algunas casas, la instrucción era no ir a la oficina…seguía lloviendo, pasaron las horas y me asomé por la ventana que da a la calle principal, estaba completamente inundada, varios carros que estaban estacionados sobre la calle empezaban a moverse con la fuerza del agua…decidí salir a una tienda de conveniencia a comprar agua, más comida, otras cosas que pudieran hacer falta, al salir me di cuenta que la avenida que está a una cuadra de mi casa estaba desolada y había un par de carros que se habían descompuesto ya, el agua sobrepasaba las banquetas…manejé con el mayor cuidado posible y compré lo necesario, regresé a mi casa, terminé mis pendientes, seguía lloviendo…

Viernes en la mañana desperté y no llovía (fue una tregua de media hora) me metí a bañar como es costumbre a las 7am y cuando salí tenía 4 llamadas pérdidas de gente de mi oficina, seguían sin luz, sin agua, me asomé a la calle, era imposible salir, había troncos de árboles, botes de basura y basura pasando por la corriente frente a mi departamento…de nuevo la instrucción fue quedarse en casa…al pendiente de las noticias, ahí empezamos a ver las imágenes, el agua sobrepasaba el Río Santa Catarina (el “Río Seco”) las arterias principales estaban ya cubiertas en varias partes…anunciaron que la presa Rompepicos mostraba fallas…también la presa El Cuchillo…

Mucha gente que no creía lo que pasaba, por falta de información – y de educación – fue a ver el río crecido, a tomarse fotos, llevaron a sus hijos y familia, varias de esas personas fueron las mismas que Protección Civil tuvo que rescatar después…seguía lloviendo.

Sábado en la mañana despertamos sin lluvia…y pudimos darnos cuenta del alcance de la devastación…me metí a bañar y fui al supermercado, había pocas cosas pero compré parte de lo que se estaba pidiendo en los Centros de Acopio…me subí a mi camioneta y di una vuelta de “reconocimiento” …varios puentes que cruzaban la ciudad de norte a sur ya no existían…Morones Prieto, avenida principal paralela a Constitución y que recorre la ciudad de Oriente a Poniente estaba desgajada en varios tramos, la fuerza del agua se llevó varios carriles…mi camino al trabajo ya no existía, empezaron a hablar en las noticias de miles de familias damnificadas, de lluvias que habían superado en un 100% a las lluvias del Huracán Gilberto, uno de los peores desastres ocurridos en Nuevo León en la década de los 80’s…

Me encontré a unos policías de tránsito, pregunté por los Centros de Acopio, no sabían, me decían que aun no había un plan de acción, falta de información de nuevo, frustración de nuevo…Con ayuda del twitter pude llegar al Centro de Acopio del DIF en San Pedro, había muy pocos víveres, mucha ropa y muy poca gente…me quedé a ayudar, así pasé el sábado y el domingo, quiero confesarles que nunca había vivido una tormenta así, un desastre así, aún siendo de costa y de un lugar donde supuestamente los huracanes llegan (sin embargo siempre desvían su trayectoria, nadie se explica porqué) nunca me había tocado éste grado de destrucción, de desesperación…

Hoy a una semana ya se puede cuantificar el daño, hoy aún falta comida, agua, ropa, casas, medicinas, hoy muchas avenidas ya están funcionando sin embargo, muchas ya no existen…hoy se calcula que del daño que el Estado de Nuevo León sufrió no va a poder recuperarse en un año o más…Hoy les sigo pidiendo que ayudemos, hoy les sigo pidiendo que nos concienticemos como regiomontanos, como paisanos y como humanos…mucha gente lo perdió todo y sigue en medio de la desesperación. ¿Yo? Yo sigo ayudando en lo que puedo, trabajando para activar un granito en la economía estatal…ésta no es mi ciudad, éste no es mi Estado, sin embargo, después de 10 años aquí trato de regresar un poco de lo mucho que me ha dado…

Hoy hay una noticia que dice que la tormenta “Bonnie” viene para acá, golpeará Anáhuac, y otros municipios, tocará tierra hoy cerca de Matamoros y el día de mañana estará pasando por Nuevo León, mañana la infraestructura Estatal se pondrá a prueba de nuevo, mañana muchas familias perderán lo poco que les quedaba…necesitamos de Ustedes, muchas gracias por leerme, muchas gracias por apoyar.

Huracán Alex

Publicadas por Les yeux noirs , viernes, 2 de julio de 2010 17:05


Como ya todos saben el día de ayer (1 de Julio, 2010) el Huracán Alex azotó Monterrey con lluvias por encima de los 600mm, subo aquí lo que ha estado pidiendo la Cruz Roja para ayudar a las familias que perdieron prácticamente todo:

- Sopa de pasta
- Enlatados
- Abre latas
- Papel higiénico
- Toallas sanitarias
- Pañales
- Comida para bebe
- Ropa y zapatos, de todas las tallas
- Agua embotellada (1 lt preferentemente)
- Barras calóricas (granolas x ejem)
- Medicinas básicas (antigripales, aspirinas, otros analgésicos)
- Verdura y frutas enlatadas
- Pasta de dientes
- jabón para bañarse
- Cepillos de dientes

Básicamente todo lo que pudieran necesitar en un día cotidiano y que damos por hecho, obvio si es comida nada perecedero si no pueden ayudar en especie los bancos Banamex y Banorte ya habilitaron cuentas para depositar desde otras sucursales.

GRACIAS, HOY NOS TOCA AYUDAR.

www.damebrochant.blogspot.com