Tiempos violentos

Publicadas por Les yeux noirs , lunes, 30 de agosto de 2010 16:51


Aunque parezca que este post es sobre la inseguridad, situación social actual, etc. etc...En realidad no lo es, no tiene caso que me ponga a platicar sobre un tema que todos conocemos y que vemos, leemos y escuchamos todos los días y a casi toda hora…más bien quiero hablar sobre los estragos que el hoy causa sobre nosotros, al menos sobre mí.

Quiero hablar sobre el estrés…el estrés (definido) es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada. Demanda incrementada…definitivamente es algo para pensarse, el tiempo, las ciudades, la familia, el trabajo, uno mismo, todo nos demanda más cada vez…dar más e incluso sobrepasar nuestros límites (reacción nada sana y muy común)

Cito de nuevo “El estrés crónico está relacionado con los trastornos de ansiedad, que es una reacción normal frente a diversas situaciones de la vida, pero cuando se presenta en forma excesiva o crónica constituye una enfermedad que puede alterar la vida de las personas, siendo aconsejable en este caso consultar a un especialista”…llámese psicólogo, psiquiatra, neurólogo, dependiendo del caso… y de los síntomas…

Yo les confieso que no estoy exenta, de hecho para aquéllos amigos que tengan rato leyéndome, tanto el insomnio, como el haber empezado a correr (usando el deporte como remedio) han sido a causa de estrés. Un médico una vez me dijo: “El grado de tolerancia de estrés que tiene una persona varia, hay gente que se estresa por un mal corte de pelo, hay gente que se estresa cuando ya se encuentra al límite de su tolerancia”…

Últimamente mi grado de estrés ha aumentado…el negocio donde trabajo se ha visto directamente afectado por la inseguridad de la ciudad donde vivo…a eso le sumo problemas familiares crónicos, escasas horas de sueño, problemas personales y otros demonios que se cruzan de repente por mi cabeza…es que muchos me darán la razón, la vida últimamente (sobre todo en un país como México) es complicada…y eso que yo soy soltera y no tengo hijos, y eso que tengo muchos hobbies y válvulas de escape, y eso que escribir para mi es una terapia enorme…

Investigando sobre técnicas de manejo de estrés di con otra información que me pareció muy interesante: tipos de estrés…desde siempre he sabido que los ruidos fuertes y continuos y el estar en contacto físico continuo elevan mis niveles de estrés por los cielos.

Como una gran prueba a mi tolerancia resulta ser que la mayoría de mis familiares y amigos (as) son unos gritones, y además no se callan…entonces me encuentro a mi misma pidiendo “un minuto de silencio” o que le “bajen dos rayitas” para no vivir permanentemente aturdida…

Estrés auditivo…esto fue lo que encontré:

Señales evidentes del estrés auditivo: Cualquier ruido de fondo te molesta, te distrae y te irrita. El sonido de la tele del vecino, las conversaciones de tus compañeros de oficina y, sobre todo, las alarmas y sirenas de los coches.

Razones:
Hay personas especialmente sensibles a los ruidos que sufren estrés auditivo, sobre todo si están tomando algún medicamento, como los antidepresivos, que incrementan la percepción auditiva.

Técnicas contra el estrés auditivo:
Date un paseo diario por un parque, tómate el café en un sitio tranquilo o lee el periódico en una biblioteca. Si puedes mantener tu sistema nervioso en estado de calma durante más tiempo, conseguirás minimizar tus reacciones ante los ruidos molestos.
Definitivamente lo sufro…no tanto como una de mis mejores amigas, invariablemente durante las reuniones con el grupo se escucha su voz de fondo diciéndonos:¡¡¡¡Cállense!!!!...es más, su estrés auditivo llega a tal grado que en los baños de bares y restaurantes, situación típica en la que grupos grandes de mujeres se concentran y gritan como si fuera tianguis dominical puedes escuchar su: SHHHHHH…

Después seguí leyendo y encontré…

Estrés táctil

Señales evidentes del estrés táctil: Te sientes muy incómodo (a) con ciertas situaciones, como notar el roce de las etiquetas de la ropa sobre tu piel o el contacto físico con otras personas, por ejemplo, los masajes, pedicuras o reconocimientos médicos.

Razones: Puede que tengas alergia a algún tejido o componente químico o que tengas la piel reseca. Pero también es probable que la zona de tu cerebro que regula el sentido del tacto esté hiperactivada.

Consejo relajante para el estrés táctil: Lo primero que debes hacer para descartar una posible alergia es consultar a un especialista y, mientras tanto, usar detergentes especiales que no irriten la piel, que deberás tener siempre bien hidratada.

DEFINITIVAMENTE lo tengo…cabe mencionar que amo los masajes, pedicure, manicure y cualquier otro tratamiento de belleza, pero no soporto el contacto físico continuo, usar jeans después de x número de horas me vuelve loca…el “piojito” hacia mí es una actividad que se debe de limitar a 10 minutos por sesión…después de ese tiempo me siento como si fuera un peluche al que están acariciando…estar en un antro con gente que se amontona y me pega sus brazos sudorosos me vuelve loca…no es delicadeza, CRÉANME, desearía no tenerlo pero lo tengo… y me saca de quicio.

Seguí leyendo…encontré ahora el Estrés olfativo

Señales evidentes del estrés olfativo: Parece como si olieras cosas que nadie más percibe y los aromas fuertes, como los de algunos perfumes, el de la gasolina, y los más desagradables (las basuras o el abono del césped) te provocan dolor de cabeza, náuseas y hasta mal humor.

Razones: En principio, las mujeres tienen muy desarrollado el sentido del olfato, y éste suele acrecentarse durante el embarazo. Pero además, los olores tienen muchas connotaciones emocionales, así que los que están asociados con recuerdos desagradables del pasado pueden llegar a provocar reacciones muy negativas.

Consejo contra el estrés olfativo: Lo mejor, según los expertos, es combatir los malos olores con otros buenos. Si tu ambiente de trabajo huele a tabaco, enciende alguna velita aromática o ten siempre cerca un ramo de flores naturales. Lleva un perfumador de bolso con tu fragancia favorita para neutralizar los olores “a humanidad” (PUAJ) de los sitios cerrados y, sobre todo, no dramatices si algo te huele muy mal. Convéncete de que, aunque no te guste, eres capaz de aguantarlo. Después de todo, no vas a consentir que un simple mal olor te arruine el día, ¿verdad que no?..

¿VERDAD QUE NO? o ¿quién dice si?...afortunadamente tengo muy buen olfato, pero muy afortunadamente no tengo estrés olfativo, y lo sé porque una de mis amigas de la oficina lo tiene…y la veo sufrir, normalmente los olores le molestan mucho (los malos claro) en estos momentos está embarazada, sé que si fuera por ella andaría con su vela de vainilla peregrinando por cada rincón…simplemente el mal olor la pone de malas (no es para menos, desafortunadamente en mi oficina los malos olores son comunes…)

Finalmente encontré el estrés visual…lo definían así:

Estrés visual se refiere a todos los cambios que se producen en un individuo cuando está sometido a una tensión por algún motivo, en el caso de las nuevas tecnologías se refiere a estar continuamente delante del ordenador, televisión o cualquier aparato electrónico con pantalla, realizando un esfuerzo constante sin tomarnos ni siquiera un descanso.

¿Cuántas veces hemos visto películas de 2.30 horas sin descansar apenas unos segundos la vista? Todos hemos disfrutado de las películas del Señor de los Anillos sin levantarnos del sofá ni para tomar un triste vaso de agua y un aperitivo. ¿Cuántas veces nos habremos descubierto en la computadora pasadas las 12 de la noche y nos hemos dado cuenta de que llevamos ya 3 horas trabajando sin descansar? o ¿Cuántas veces hemos jugado a un videojuego durante toda una tarde porque acabamos de comprarlo?

Qué lío…cuantos enervantes, estimulantes y situaciones que alteran los sentidos y el humor…repito, cada quien tiene un nivel de tolerancia distinto y afortunadamente existen muchas técnicas para eliminar el estrés (para más información encontré éste blog…ojalá les sirva: http://relaxtotal.blogspot.com )

Lo importante, creo, es no dejar que la ansiedad, estrés y preocupaciones nos alteren al punto que causen daño a nuestra salud mental, física y emocional, así como evitar que modifiquen nuestra conducta de forma negativa…investigando un poco más al respecto encontré los siguientes síntomas del estresado:

Físicos:

• Opresión en el pecho.
• Hormigueo o mariposas en el estómago.
• Sudor en las palmas de las manos.
• Palpitaciones.
• Sequedad en la boca.
• Temblor corporal.
• Manos y pies fríos.
• Tensión muscular.
• Falta o aumento de apetito,
• Diarrea o estreñimiento.
• Fatiga.

O sea que además de estar preocupado anda uno con taquicardia, escalofríos, todo tenso (y tieso) y sin poder ir al baño…suena como la cereza en el pastel…luego enumeraron los síntomas emocionales o mentales:

• Inquietud, nerviosismo, ansiedad, temor o angustia.
• Deseos de llorar y/o un nudo en la garganta.
• Irritabilidad, enojo o furia constante o descontrolada.
• Deseos de gritar, golpear o insultar.
• Miedo o pánico, que si llega a ser muy intenso puede llevar a sentirnos "paralizados".
• Preocupación excesiva, que se puede incluso manifestar como la sensación de no poder controlar nuestro pensamiento.
• Pensamiento catastrófico.
• La necesidad de que "algo" suceda, para que se acabe la "espera".
• La sensación de que la situación nos supera.
• Dificultad para tomar decisiones.
• Dificultad para concentrarse.
• Disminución de la memoria.
• Lentitud de pensamiento.
• Cambios de humor constantes.
• Depresión.

Finalmente los síntomas conductuales de que DEFINITIVAMENTE estás muy pero muy estresado:

• Moverse constantemente.
• Risa nerviosa.
• Rechinar los dientes.
• Tics nerviosos.
• Problemas sexuales.
• Comer en exceso o dejar de hacerlo.
• Beber o fumar con mayor frecuencia.
• Dormir en exceso o sufrir de insomnio.

O sea que para acabar pronto, esto se vuelve un cuento de nunca acabar, tienes problemas físicos, miedo, ansiedad, tristeza y para acabarla de chingar comes más, tienes problemas sexuales, insomnio, lo cual hace, creo yo, que la situación vuelva a dar la vuelta…y así se forma el círculo vicioso…¡Qué estrés!

En fin, habrá que encontrar la manera de disminuirlo, de tratar de apreciar lo bueno sobre lo malo (aunque a veces sea tan difícil), de “torear” las situaciones de tal forma que no nos afecten tanto…y lo más importante, de darle el valor necesario a cada circunstancia, no necesitamos más drama habiendo ya suficiente ¿Para qué crearlo si ya hay tanto?

El mundo exterior podrá hacerte sufrir,
pero sólo tú podrás avinagrarte a ti mismo.
Georges Bernanos.


¿Qué opinan?

Planeo no planear.

Publicadas por Les yeux noirs , lunes, 23 de agosto de 2010 15:51


Estoy escribiendo éste post en mi libretita que se llama "Great ideas" (grandes ideas)…Esta libreta la encontré en una tienda y me pareció fantástica, cada hoja empieza con "Great idea n.___", te pregunta la fecha en que surgió la idea, el siguiente paso y el grado de "greatness" del 1 al 5. Al final te pide que marques si la idea se desechó, si fue pospuesta o si fue actualizada.

Les platico que yo soy una persona que le gusta apuntar todo, mis citas, proyectos, tareas pendientes, etc. todo lo anoto en la computadora, celular y además las escribo…también marco los calendarios y agendas que me encuentre.

Viendo la mentada libretita me puse a pensar, ¿Qué hace que a través de nuestra vida tengamos ideas, proyectos, planes y que algunos los terminemos y otros no?...Yo confieso que siempre estoy pensando en proyectos, cosas que hacer, aprender, escribir y más de una vez he dicho y me he dicho “Son tantas cosas las que me gustan y quiero hacer, que me hace falta tiempo…”pero, ¿será esto verdad?, ¿o sólo planeamos, soñamos con hacer, ideamos propuestas y no las cumplimos…?

Claro está que podemos hacer planes, ser las personas más precavidas, pero un simple giro de la vida nos puede obligar a cambiar, a vivir bajo nuevas circunstancias…
Recuerdo que alguna vez leí que el grado de adaptación al cambio podía definir el nivel de madurez de un individuo…y es que el cambio es difícil y da miedo, más si eres una persona (como yo) que le gusta sentirse en control de sí misma, de sus ideas, de la duración de sus proyectos…

Y hasta parece adrede pero la vida me ha puesto frente muchas y variadas experiencias que me han hecho marcar mis planes como “desechos” y me han hecho empezar otra vez bajo un contexto completamente distinto.

Cambios de trabajo, cambios de ciudad, cambios en las relaciones con amigos, parejas, cambios en mi dinámica familiar, cambio de hábitos por enfrentarme a un entorno inseguro (que en la Ciudad donde vivo es cada vez peor)

Alguna vez mi terapeuta me dijo: “La frustración mayor del ser humano es darse cuenta que su vida no salió como la había planeado” ¿Será ésta una razón para no hacer planes?...yo me niego a creerlo, hay un obvio nivel de incertidumbre inherente a la vida, sin embargo creo que puedo hacer las cosas bien y esperar lo mejor…lo cual sucede en algunas ocasiones…

¿Y si no?...si no acordarme que el apego no sirve para nada, que hay que modificarse, cambiar, reinventarse…que las ideas que parecían excelentes ayer a lo mejor hoy ya no lo son…que si no termino un proyecto no quiere decir que hacerlo no fue LA MEJOR IDEA, que muchas veces hay proyectos que duran toda la vida. Que muchas cosas son posibles y podemos cambiarlas pero que debemos conocer nuestros límites y los límites de nuestro contexto de vida.

Que si mi proyecto, por dar un ejemplo, es trabajar en la NASA, pues necesito un par de cachetadas y que me jalen de una pata para pisar tierra…porque todos podemos salir adelante y cumplir nuestros sueños, proyectos, pero tenemos que saber trabajar con lo que tenemos y tener muy claro que es lo que podemos conseguir…y que no.

No por nada Sócrates dijo “La verdadera filosofía está en reconocer la propia ignorancia” y además, digo Yo…es esencial darse cuenta que a veces no es tan importante el destino si no cómo recorro el camino para llegar a él.

¿Qué opinan?

Sexo apto para...

Publicadas por Les yeux noirs , martes, 17 de agosto de 2010 18:06


Escuchando en varias conversaciones a amigos y amigas platicar sobre sexo, sus preferencias, sus experiencias (sexperiencias) me di cuenta que incluso hoy, viviendo en el 2010 y a punto de cumplir 3 décadas de vida, para mucha gente alrededor mío (y de mi misma edad) el tema sigue siendo extremadamente tabú.

Antes de empezar a dar mis opiniones y mostrarles los resultados (si, de la encuesta twittera, de nuevo mis amigos me ayudaron) me curo en salud diciendo esto: Yo creo que el tema de la sexualidad es algo muy muy individual, cada quien tiene sus gustos, límites, expectativas y espacios…Es más, cuando se trata de política, religión y sexo (y algunos dicen que futbol) creo que tenemos cuidado al dar opiniones ya que estamos pisando tierra suelta.

Cada quién fue educado de forma distinta y en el tema de la sexualidad (siendo México, mi país) un país muy conservador, mayormente católico y digamos que no muy liberal (sé que las cosas están cambiando, sin embargo falta largo camino por recorrer) existen todavía muchísimos tabúes al respecto, sin embargo lo repito, cada quien hace de su sexualidad lo que crea conveniente, como siempre yo daré mi opinión (y la de mis queridos amigos encuestados)

Bueno sin más preámbulos, al ver los resultados de mi encuesta encontré lo siguiente:

Los twitteros que me respondieron estaban dentro de este rango de edades

6%(8)17-22
37%(44)23-28
29%(35)29-34
18% (22)35-39
5% (6)40-45
0% (1)45-49
0% (1)50 ó más

Dejo los últimos dos ya que, aunque la encuesta arroja que fueron el 0%, si vemos la cantidad de personas que la contestaron son 2, uno mayor de 45 años y otro mayor de 50. Las personas que contestaron la encuesta son 39% mujeres y 61% hombres. Tengo la sospecha que muchas mujeres de nuevo no contestaron porque creían que de alguna forma la encuesta no era anónima, sin embargo sí lo era.

Desgraciadamente sigue sin haber equidad en cuanto a la libertad de expresión de hombres vs. mujeres (y más aun cuando se trata de estos temas) por lo que creo que varias se abstuvieron de dar su opinión.

Posteriormente pregunté a qué edad habían tenido su primera experiencia sexual, y me contestaron lo siguiente:

11% menos de 15 años
66% 15-20 años
17% 21-25 años
3% 26-30 años
1% más de 30 años

Evidentemente la mayoría tuvo su primera experiencia sexual entre los 15 y los 20 años…esto me hizo recordar algo…cuando tenía 15 años mi mamá platicó conmigo, me explicó que ella no me iba a prohibir nada, sin embargo, me dijo, había muchas cosas para las que aparentemente uno está listo cuando es adolescente (físicamente listo) sin embargo no las entiende y no está preparado para vivirlas…o para responsabilizarse de las consecuencias.

Yo les tengo que confesar algo, mi primera experiencia sexual no me gustó nada, nadita, no estaba lista emocional ni intelectualmente en ese momento y la verdad es que cuando eres adolescente (al menos en mi caso) hay todavía tantas cosas que acomodar con respecto a cómo te sientes, cómo eres en realidad, qué necesitas, qué buscas, y miles de etcéteras…en mi caso, la experiencia me pareció nefasta (obvio rápida e incómoda) y pasé semanas tratando de digerir que había pasado…

Al preguntarles lo mismo a mis amigos twitteros, el 54% dijo que su primera experiencia había sido buena, vs. el 46% que dijo que no…

Ahora siendo más específica…de las mujeres que contestaron, el 60% dijo que no les gustó su primera vez…las razones más comunes fueron las siguientes:

- No estaban preparadas.
- No amaban a la persona y se sintieron mal después.
- Pensaron que habían hecho algo malo (se sintieron culpables con sus padres)
- Sintieron dolor (la gran mayoría)
- La persona con la que estuvieron las trató mal

En cambio la mayoría de los hombres (el 60%) disfrutó su primera vez, el 40% que no lo disfrutó dijo:

- Estaban con una mujer mayor y se sintieron presionados.
- Estaban borrachos.
- No les gustaba la persona con la que estaban.
- Se sentían poco experimentados.

En cambio los que contestaron que si, hombres y mujeres dijeron (entre otras cosas) que su primera vez fue emocionante, buena, fue una bonita aventura, fue bien planeada por lo tanto los dos estaban conscientes y habían pensado bien en lo que querían hacer…Es importante subrayar que la mayoría de las mujeres que disfrutaron su primer experiencia sexual fueron aquéllas que la tuvieron a mayor edad (entre los 26 y 30 años) en cambio para los hombres no hubo diferencia, el único común denominador fue que la mayoría de los hombres se sintieron nerviosos pero igual disfrutaron la experiencia…

Creo que la sexualidad entre hombres y mujeres es muy distinta, es más probable que el sexo sea disfrutado por ambas partes cuando hay comunicación y conocimiento de la pareja y el otro sexo, conocer sus “detonadores”, fantasías y expectativas.

Después pregunté cuántos compañeros(as) sexuales habían tenido en total, las respuestas fueron las siguientes:

41% 1-5
19% 6-10
16% 11-15
2% 15-20
10% 20 o más
9% No me acuerdo

Siendo los hombres en su mayoría los casos en el rango de 11 compañeros sexuales en adelante (también hubo mujeres obvio, pero fueron las menos)…por otro lado, al preguntar si les gustaban las aventuras de una noche el 55% me contestó que sí vs el 45% que me contestó no…las razones principales por las que no les gustan las aventuras de una noche son:

- Resulta difícil sentirse cómodos con un extraño.
- Son peligrosas.
- No te dejan nada.
- No hay intimidad.

A mí en lo personal no me gustan las aventuras de una noche, no es por conservadora ni por recatada, de hecho conozco amigos (as) que las disfrutan mucho y son responsables al respecto (usan condones para ser más clara) lo cual me parece fabuloso.

La razón por la que a mí no me gustan es la siguiente: no las considero gratificantes, de hecho creo que entre más conozco a mi pareja y más me conoce es más fácil que me pueda hacer disfrutar (y yo a él)

Sinceramente y si me pongo a pensar, inclusive con las parejas estables que he tenido, las primeras veces no han sido muy asombrosas que digamos, toma tiempo conocer a una persona y saber qué le gusta…además cada relación es distinta porque siempre será LA COMBINACIÓN DE DOS…o sea que si a alguien le excitaba muchísimo que le jaláramos los pelos de las orejas, puede ser que eso mismo no sea del gusto de alguien más (por dar un ejemplo, no me ha tocado ningún oreja-fetichista)

Por otro lado los que dicen disfrutar las aventuras de una noche repiten una y otra vez una razón: NO EXISTE UN COMPROMISO POSTERIOR AL SEXO y eso hace que no se sientan presionados a dar algo después de eso, se enfocan en disfrutar el momento sin pensar que después haya algo más que resolver, explicar, interpretar, lo cual también tiene su encanto, lo acepto.

Después les pregunté lo siguiente:

Al tener relaciones sexuales con tu pareja (o cuando hayas tenido pareja estable) ¿Cuál es tu sensación después de 3 meses? --- aquí el 90% de los encuestados me contestó que al conocer más a su pareja, el sexo se ponía cada vez mejor y ambos sabían que le gustaba al otro…un 1% me dijo que se seguía sintiendo inseguro (a) y que se queda callado (a) con respecto a lo que les gusta o no durante la relación sexual…desafortunadamente el sexo es un tema escabroso para muchos, muchas mujeres fueron educadas para “no hablar de eso porque es malo” y mucho menos a tener una opinión al respecto…Como en toda interacción humana si la comunicación no se da es difícil que dicha interacción sea exitosa…¡¡en el sexo es igual!!

Finalmente el 7% contestó que después de 3 meses se aburren y buscan en otro lado nuevas emociones, pa’acabar pronto.

Al preguntar ¿qué era para mis amigos la sexualidad?, contestaron lo siguiente:

88% Emocionante
69% Responsable
4% Tabú
61% Amor
38% Misteriosa

Y una persona contesto que era algo molesto...de nuevo, falta de educación o comunicación sexual, sigue habiendo gente que considera el tema como tabú, como algo misterioso, y no toda la gente lo relacionó con algo clave: RESPONSABILIDAD, el sexo es maravilloso sin embargo todos sabemos (a estas alturas TODOS SABEMOS) que hay enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados.

Después les pregunte en qué pensaban (o se enfocaban) al tener relaciones sexuales con su pareja el 83% me contestó que en hacer que su pareja disfrutara, o en disfrutar el momento independientemente si culminaba en orgasmo o no…Los menos (1%, 3% y 1%) me contestaron que se concentraban en terminar independientemente de cómo la pasara la otra persona (cabrones y cabronas)…los otros que pensaban en alguien más para poder acabar…y el 1% final me contestó que les era muy difícil disfrutarlo ya que se ponían a pensar en otras cosas durante el sexo.

Cuando pregunté acerca de que tanto afecta la apariencia física de uno mismo a la hora de disfrutar las relaciones sexuales, sólo el 69% dijo que se sentía seguro de sí mismo (a), que se conocía y sabía cómo disfrutar y/o pedir satisfacción…el resto me dijo que a veces se sentían cómodos con su físico, a veces no, y otros que su apariencia física les impedía disfrutar el sexo ya que se sentían muy inseguros…

Para mi ese fue otro factor que se dio con la edad, yo no me sentí cómoda, segura y sin querer cambiar nada de mi físico hasta aproximadamente los 26 años, entonces obviamente las relaciones que hubo antes que esto fueron acompañadas con un “tápate con la toalla”, “vete corriendo al baño cuando se voltee para el otro lado”, “apágale a la luz”…Nadie es físicamente perfecto, pero el aceptarnos, aceptar nuestro cuerpo y conocernos definitivamente hace que una experiencia sexual pasé de ser sumamente incómoda a ser muy satisfactoria.

Finalmente en las últimas 3 preguntas las respuestas se concentraron en lo siguiente: 1)lo que más nos excita de un compañero (a) sexual es su pasión, inteligencia y que sea seguro de sí mismo (a) - ojo chavas, siempre la visión que tenemos de nosotras mismas es muy distinta a como nos perciben, ¡A sentirse cómodas se ha dicho!

2)Aproximadamente el 80% de las respuestas en cuanto a qué preferían experimentar durante las relaciones sexuales se concentró en innovar…y creo que mucha gente subestima esto, con innovar no necesariamente nos referimos a maniobras complicadas que posiblemente terminen en lesiones…muchas veces el cambiar de la cama al sofá o poner música de fondo hacen toda la diferencia (al menos para mí)

Esto lo reiteran al decirme que 3)la mejor relación sexual que han tenido ha sido: 58% un momento romántico con su pareja, 12% al aire libre o en un lugar público (aquí entra el factor innovación) y el 11% un momento de pasión con un extraño – muy válido…Obviamente todo mundo habla dependiendo de “como le fue en la feria” …que yo no disfrute el sexo con extraños no quiere decir que sea malo…más bien quiere decir que no me ha salido la pelotita ganadora en la tómbola…Por último el 10% dice que fue con un amigo…lo cual también trae consigo los beneficios de estar con una persona que te conoce y con la cual tienes confianza (por lo menos hasta cierto punto)

En el sexo como en el amor todo se vale mientras los dos estén de acuerdo y se haga con responsabilidad…Y para ese uno que me contestó que aún es virgen, no hace falta apresurarse, definitivamente se disfruta más cuando se tiene noción de lo que se está haciendo y existe cierta madurez emocional ¡Mis mejores deseos para tu primera vez!...Para los demás, comunicación, seguridad en uno mismo, confianza, responsabilidad y creatividad…por lo demás, recuerden que el sexo es antidepresivo y ayuda a mantenerse sanos…Enjoy!

Las mil y una noches...(que pasé contigo)

Publicadas por Les yeux noirs , martes, 10 de agosto de 2010 16:45


Sé que los posts de este blog son muy introspectivos, no es un descuido ni mucho menos, la intención es precisamente esa ya que no puedo escribir de otra cosa que no sea lo que yo pienso, lo que me parece interesante, ó lo que yo me pregunto…Obviamente como lo más difícil en este mundo (por lo menos para mí) son las relaciones humanas, y el inventar cuentos no se me da, escribo sobre mis propias vivencias, o sobre las experiencias que la demás gente me comparte. En este caso y como en mi post anterior, mis amigos twitteros me ayudaron a crear este artículo.

El tema aquí son las ex parejas; los ex novios, ex esposos, ex amantes…todas esas personas que en algún momento formaron una parte muy especial en nuestras vidas y que por decisión de uno, del otro, o de los dos, ya no lo están. Mis interrogantes eran muchas; ¿Es posible tener una relación de amistad con una persona que en determinado momento fue tu pareja (sin que ninguno de los dos tenga interés por tener la relación amorosa de vuelta?, Aquéllos que siguen en contacto con sus ex parejas ¿Cuál es el incentivo?, ¿Perseguimos la relación con una ex pareja para ser honestamente su amigo (a) o hay una agenda oculta?...Haciendo uso de otra encuesta obtuve las siguientes respuestas:

El 66% de los encuestados son amigos por lo menos de una ex pareja, vs el 34 % que no lo es…Las principales razones por las cuales seguimos siendo amigos de ex parejas son las siguientes:

- Esa persona que alguna vez fue nuestra pareja también fue nuestro amigo y no queremos perder el contacto con esa persona, la consideramos un buen ser humano y normalmente pasado algún tiempo que la relación amorosa terminó, la amistad se puede volver a dar.

- Tienen hijos en común así que deciden llevar una relación sana y amistosa para no perjudicarlos.

- Algunos contestaron que siguen siendo amigos de su ex pareja ya que no han dejado de amarla, y que esperan volver con ella algún día…

- Amistades en común también es una razón por la que decidimos ser amigos de las ex parejas, al tener uno o varios grupos de amigos en común, la relación de amistad vuelve a surgir.

La mayoría que dijo que sí era amigo de su o sus ex parejas reconoció las cualidades que estás personas tienen y todo lo bueno que aportaron a sus vidas. Además un comentario recurrente fue que después que pasa el tiempo y podemos ver con madurez los erros por ambas partes, el resentimiento termina y al haber cosas en común la amistad crece de nuevo.

Por otro lado, el 34% de los que contestaron que no eran amigos de sus ex parejas dieron principalmente las siguientes razones:

- Se cambiaron de ciudad y perdieron la pista de ellos (as)

- No lo hacen por respeto a su pareja actual y prefieren dejar las cosas así.

- Esta razón fue muy recurrente: HUBO UNA INFIDELIDAD por alguna de las dos partes por lo que la otra persona no está interesada en tener una relación de amigos, consideran que una deshonestidad es imperdonable inclusive para tener una relación de amistad con dicha persona.

Por otro lado, al pedir que me describieran el tipo de relación que tienen con sus “exes” me dijeron lo siguiente:

El 5% le llama para contarle lo mal que se siente sin él ó ella, el tema de la relación fallida siempre sale a colación…durante estas conversaciones el sentimiento de tristeza y desolación por la relación perdida siempre aflora.

Un arrollador 67% dice que platican con sus ex parejas de vez en cuando, salen a tomar algo juntos y hablar de sus cosas. Se aprecian mutuamente y respetan sus vidas y las decisiones que cada uno toma (¡¡¡¡muy civilizado!!!!)

Otro 19% son amigos de sus ex parejas porque tienen amigos, familia y conocidos en común, es inevitable encontrárselos en bautizos, cumpleaños, reuniones y demás pachangas por lo que la relación de amistad parece obvia e irremediable.

6% contestaron que su ex es la primera persona a la que acuden cuando tienen un problema de cualquier tipo, claramente es la persona a la que más confianza le tienen y saben que pueden contar con él-ella si un problema surge…esto, claro está, puede ser una espada de dos filos ya que podemos volvernos dependientes de esa relación (la cuál es simbiótica) y al hacerlo de cierta forma no damos cabida a otra persona que pueda ocupar ese espacio…

Finalmente el 5% confesó que la relación que existe con esa persona es propiciada por ellos mismos, que le llaman compulsivamente, le cuentan lo bien que están, luego lo mal que están, es decir, es una relación amor-odio, amor porque obviamente no dejamos de amar a la persona que estamos contactando, odio posiblemente por la frustración, tristeza y enojo que nos genera que la otra persona no se sienta igual que nosotros.

Esta situación es muy dolorosa para el que la padece, y puede ser muy frustrante y fastidiosa para la persona que recibe las constantes llamadas y correos…

A pesar de que las razones por las cuales seguimos siendo amigos de nuestras ex parejas son muy variadas (y algunas de ellas responden a que una de las partes sigue enamorada) el 64% contestó que podrían continuar con esa relación aún sabiendo que su ex pareja ya tiene a otra persona en su vida…asunto muy difícil si lo que uno pretende con dicha relación es ganar a la pareja de vuelta…

Al preguntar cuál sería la circunstancia en la cual pudiéramos ser GENUINAMENTE amigos de nuestras ex parejas hubo comentarios distintos, sin embargo varios coinciden en que si la relación termino de forma sana y madura, no hubo un engaño de por medio, normalmente se aprecia y se valora al otro ser humano y no queremos que salga de nuestras vidas, y queremos honestamente verlo feliz, podemos ser su amigo (a) independientemente si hay una pareja o no…

Por otro lado, varias personas contestaron que no, no existe la manera de ser amigo (a) de una ex pareja, que lo pasado pasado y que en esos casos se rompió una taza y “cada quien para su casa”… algunos contestaron que tristemente su ex pareja (s) los habían engañado por lo que no pueden imaginar de qué forma pudieran ser sus amigos ya que, como les platicaba en el post sobre infidelidad (“Té para tres”) la base de la amistad es la honestidad y no podemos ser amigos de alguien que nos traicionó.

Al preguntar si, aquéllos que contestaron que SI son amigos de sus ex parejas, conocen a las nuevas parejas y llevan una buena relación con ellas…pocos contestaron que si…que se saludan, se conocen y que contentos (en esos casos) los cuatro. Otros me contestaron que saben de la existencia de la nueva pareja pero que sin embargo no llevan ningún tipo de relación con ella para no incomodarlos (e incomodarse)…Otros prefieren ni siquiera saber si existe o conocer su nombre…Creo que muchas veces al seguir existiendo un lazo de amor, o por lo menos de pertenencia, esto es, si tu ex pareja fue significativa y estuvo contigo por un considerable tiempo, el conocer a su nueva pareja no sólo puede causar celos si no que también puede ser que exista un sentimiento “territorial” al respecto.

Además, al menos para mí, cuando una ex pareja está en una nueva relación es el fin de aquél lazo romántico que nos unía, es el inevitable momento en el que las cosas se acabaron para siempre (nos duela o no) ya que la persona dio un paso adelante y siguió con su vida.

Finalmente les pregunté: ¿Qué es para ustedes cerrar círculos? Aquí recibí muchas respuestas que me gustaron y me hicieron reflexionar:

- “Cerrar círculos es sacar a la persona mencionada (ex pareja) del entorno”

- “El aceptar que hay tiempo para todo, incluso para decir adiós y tiempo para comenzar otra historia”

- “Después de sanados los sentimientos, se cierra el de compartir sentimentalmente y se abre el de la amistad”

- “Poder continuar sin que el pasado interfiera con el presente. Decir adiós y dejar ir, sin presiones, continuar sin remordimientos, coraje, ilusión o fantasía”

- “Dejar de verlo (a) como pareja. Haber tenido el momento de sanación en tu corazón. Cerrar cuentas con esa persona: Nada te debo, nada me debes”

- “Cuando cierras círculos es cuando trasciendes el evento, el cerrar círculos no significa dejar de hablar con alguien o rechazar a las personas por la relación que termino…eso es rencor”

Evidentemente todos tenemos nuestra muy personal manera de, como dice la definición anterior, trascender el evento…a algunos nos tomará más, a otros nos tomará menos…posiblemente haya algunos que nunca podremos hacerlo, sin embargo creo que es muy importante hacer las paces con tu pasado para que éste no interfiera con tu presente ni arruine tu futuro.

A continuación les dejo un fragmento de la “Ley del Desapego” para su reflexión:

En el desapego se encuentra la sabiduría de la incertidumbre, en la sabiduría de la incertidumbre se encuentra la libertad con respecto a nuestro pasado,
con respecto a lo conocido, que es la cárcel del condicionamiento pasado…

Té para tres...

Publicadas por Les yeux noirs , lunes, 2 de agosto de 2010 18:06


Pensando en el artículo anterior que escribí, acerca de los (as) novios (as) psicópatas y leyendo que muchas veces uno de los principales síntomas son celos desmedidos por ninguna razón en particular me llevó a preguntarme: ¿Qué pasa cuando los celos son justificados?, ¿Qué pasa cuando somos infieles?, ¿Porqué somos infieles, cuáles son las causas, quiénes son más infieles?…Cuando pensé en escribir sobre esto hice una encuesta con mis amigos de twitter, quería una muestra de personas que respondieran sobre el tema, opiniones reales, vivencias reales. Al terminar la encuesta básicamente obtuve las siguientes respuestas:

- De los que contestaron la encuesta 70% son hombres y 30% son mujeres (la encuesta era anónima, sin embargo creo que muchas mujeres se desanimaron un poco al no estar seguras de ello)

- Los rangos de edad fueron los siguientes:
10% tienen entre 17 y 22 años
28% tienen entre 23 y 28 años
34% tienen entre 29 y 34 años (creo que esta es la edad promedio de la gente que usa twitter)
14% tienen entre 35 y 39 años
4% tienen entre 40 y 44 años
10% tiene de 45 años en adelante.

- 38% están en una relación sin embargo no están casados, 22% de las personas que contestaron están casadas, 35% son solteras y 5% están divorciadas

- El 58% de las personas que contestaron la encuesta han sido infieles alguna vez vs el 42% que dice no haber sido infiel nunca.

- Al 64% de las personas que contestaron la encuesta le han sido infiel vs el 36% que dice que nunca le han sido infiel (al menos esto sabemos)

- Para el arrollador 22% de los encuestados el coquetear con alguien es considerado infidelidad, el 66% piensa que un beso es ser infiel, el 70% cree que “fajar” con alguien es ser infiel, el 89% cree que tener una relación sexual es ser infiel y OJO el 37% cree que tener sexo cibernético o telefónico es ser infiel…finalmente existe el 13% que cree que no se es infiel hasta que se tiene una relación (duradera, simultánea) con alguien más (convenientemente dejando fuera los fajes fortuitos y los acostones de una noche) Aquí podemos claramente ver como esto de la infidelidad es muyyyyy subjetivo y medido con distintas escalas…

- Por otro lado el 51% de los encuestados perdonaría una infidelidad vs el 49% que no lo haría

- Asombrosamente el 20% de los potenciales cornudos buscaría vengarse de la misma forma, 80% dice que no.

- El 31% (una cifra más grande de la que pensé) cree en las relaciones abiertas, donde tu pareja ve a otras personas y tu lo permites (es más no te parece mal) vs el 69% que no lo permitiría.

- Algo que me pareció muy interesante al preguntar las razones por las cuales serían infieles fue lo siguiente: la mayoría de los encuestados serían infieles si su relación va mal y buscan atención (llámese cariño, consuelo, amor) en alguien más –> 48% de los encuestados…23% sería infiel si su pareja no los satisface sexualmente, 20% accedería a estar con alguien más atractivo que su pareja, 31% buscaría a alguien más si cree que su pareja no es intelectualmente estimulante, 9% lo haría en caso que su pareja estuviera enferma y no pudiera tener relaciones sexuales con ella y el 8% contestó que no sería infiel bajo ninguna circunstancia…

Muy a pesar de estos resultados (ya que por lo que podemos ver en muy pocos casos se cree o se practica una monogamia total) el 63% de los solteros encuestados quiere casarse…vs el 37% que dice que no. El 33% de los encuestados es hijo de padres separados y/o divorciados (a lo mejor aquí se pueden explicar algunos de los casos de los que somos reacios al matrimonio)

Luego entré a leer artículos y foros de gente que ha sido infiel o que han sido víctimas de una infidelidad…en todos los casos se lee lo mismo, aquéllos que han sido víctimas de ella y han perdonado dicen que no pueden recuperar la confianza en la relación, que se sienten devaluadas y que incluso se han vuelto personas “hostigosas” y paranoicas con su pareja…en el caso de aquéllos que fueron infieles, hablan de cómo en un principio no lo buscaron sin embargo la relación “ilícita” fue escalando de nivel rápidamente y terminaron siendo infieles, en ambos casos (los infieles y los cornudos) dicen que la situación se convirtió en una pesadilla.

Aún así y cuando muchos de nosotros hemos sido infieles…y digo “hemos” porque en efecto, yo he sido infiel, y créanme, por todo lo que se suscitó después no me volvieron a quedar ganas…En este caso que les cuento el afectado se enteró e hizo toda una noticia al respecto (si NOTICIA, mi familia, mis amigos, y toda la gente que nos conocía se enteró sólo le falto poner un anuncio en el periódico, en clasificados)…Y es que nunca sabemos el riesgo que corremos cuando hacemos algo así, no sabemos si la otra persona va a reaccionar, cómo va a reaccionar, si nos van a perdonar o cuánto tiempo le va a tomar a la otra persona superarlo (en mi caso me enteré que el susodicho ya se va a casar, así que traumado no quedó)

¿Por qué somos infieles? ¿Será inmadurez?, ¿Ganas de probar algo, estamos aburridos?...Investigando un poco más encontré que las razones más comunes identificadas por las cuales las personas son infieles son las siguientes:

1. Nos sentimos devaluados - En este caso nuestra pareja no nos reconoce como quisiéramos, no nos desea como quisiéramos, no nos pone atención por el trabajo, objetivos personales y la validación se da por medio de un tercero.

2. La monotonía – No necesita mucha explicación, básicamente la rutina y el aburrimiento hace que busquemos a alguien más.

3. Una vida sexual deficiente - El sexo es un elemento esencial en la pareja y si éste es defectuoso, quien se siente insatisfecho tiende a buscar fuera de la relación la satisfacción sexual que no encuentra en su pareja, punto.

4. Dependencia emocional de sus padres (el hijo de mami, la hija de papi) – Cuando nos enfrentamos a la conducta infantil de nuestra pareja, la falta de decisión y madurez, nos desilusionamos y buscamos a una figura más “confiable y madura” que nos haga sentir seguros.

5. Buscamos nuevas sensaciones – De nuevo la monotonía, el probar algo distinto, la curiosidad de experimentar el sexo con otras personas y de vivir la aventura es un fuerte motor para buscar un affair.

6. Idealizamos a la pareja – La sociedad conservadora en la que vivimos muchas veces nos enseña a que nuestra pareja debe ser “inmaculada” por lo tanto muchas personas buscan a un tercero con el que puedan tener una vida sexual excitante, sin “manchar” la figura de su pareja.

7. La pareja lo permite – Y aquí puede haber muchos casos: a) Lo permite y también lo hace y está de acuerdo, b) Lo sabe, no está de acuerdo pero igual no hace nada, o c) Ambos acuerdan tener una relación abierta.

8. Sentimos “amenazada” nuestra libertad – Cuando la pareja es asfixiante y quiere estar todo el día encaramada muchos ven su libertad disminuida y buscan tener relaciones con otras personas y deshacerse de esa sensación.

9. Por haber obtenido poder, dinero y una posición social, hay quienes sienten que se han ganado el derecho a tener un mayor potencial sexual con el sexo opuesto.

Estas son algunas, pero de seguro deben haber muchas más razones, cada una más creativa que la otra, al final del día la infidelidad es sinónimo de que algo está fallando dentro de la relación, o en algunos casos, de una patología por parte del infiel (es verdad, hay gente que nada más NO PUEDE ser fiel)

Creo que antes de entrar en un debate acerca de la monogamia debo de irme un paso más atrás…creo que al acceder tener una relación de pareja con alguien esa persona es y fue nuestro amigo. Y a un amigo le debemos honestidad…en realidad la honestidad, creo yo, debiera ser un valor primario en todos nosotros…porque nadie debe jugar un juego sin conocer las reglas…porque si a mí me ponen el cuerno posiblemente no fue mi culpa la primera vez, pero si al saberlo, perdono y me vuelve a suceder lo mismo con la misma persona… ¡Es culpa mía! Porque la verdad es que si alguien es infiel y perdonado posiblemente lo vuelva a hacer ya que los seres humanos siempre vamos tanteando terreno, y vamos midiendo en que zona podemos movernos o como decimos coloquialmente le “agarramos la medida a la gente”…

Les dejo este pensamiento para su reflexión:

Con mentiras puedes avanzar en el mundo…pero es imposible dar un paso atrás. Proverbio Ruso.

¿Qué opinan?

www.damebrochant.blogspot.com