Me rodeo de letras hermosas parte 2

Publicadas por Les yeux noirs , martes, 30 de octubre de 2012 18:33


Hace tiempo escribí un post con el mismo título (la primera parte), en ese post hacía mención de textos de mis amigos bloggeros, hermosas letras que valían la pena repetir y promover. Ahora, como yo misma me proclamo incansable e insaciable lectora aprovecho este corto pero importante texto - al menos para mí - para escribir  un poco sobre algunos de mis libros favoritos, no...no escribir, citar, los quiero citar para que todos ustedes compartan conmigo un poco de su belleza.

"Por un instante, su mirada se ablandó y pareció ofrecerme un puente, pero sentí que era un puente transitorio y frágil colgado sobre un abismo" - El túnel de Ernesto Sábato.

"La facilidad que tenemos de manipularnos a nosotros mismos para que no se tambaleen lo mas mínimo los cimientos de nuestras creencias es un fenómeno fascinante" - La elegancia del erizo de Muriel Barbery.

"El que aquí cuenta lo que vio y le ocurrió no es aquel que lo vio y al que le ocurrió." - Todas las almas de Javier Marías.

"Como no sabías disimular me di cuenta en seguida de que para verte como yo quería era necesario empezar por cerrar los ojos." - Rayuela de Julio Cortázar.

“No sé por qué hay que dejar de querer a una persona sólo porque se ha muerto. Sobre todo si era cien veces mejor que los que siguen viviendo” - El guardián entre el centeno de J.D. Salinger.

"Dios quiso lo que hizo e hizo lo que quiso" - El evangelio según Jesucristo de José Saramago.

"Existen venenos tan sutiles que para conocer sus propiedades hay que probarlos. Existen enfermedades tan extrañas que uno tiene que sufrirlas para comprender su esencia" - El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde.

“Quiero esperar en silencio la séptima ola. Si, aquí cuentan la historia indómita de la séptima ola. Las primeras seis son previsibles y equilibradas. Se condicionan unas a otras, no deparan sorpresas. Mantienen la continuidad. Pero, ¡cuidado con la séptima ola! La séptima es imprevisible. Durante mucho tiempo pasa inadvertida, participa en el monótono proceso, se adapta a sus predecesoras. Pero a veces estalla. Siempre ella, siempre la séptima. Porque es despreocupada, inocente, rebelde, barre con todo, lo cambia todo. Para ella no existe el antes, solo el ahora. Y después todo es distinto. ¿Mejor o peor? Eso solo pueden decirlo quienes estuvieron arrastrados por ella, quienes tuvieron el coraje de enfrentarla, de dejarse cautivar...” - Cada siete olas de Daniel Glattauer

"Me explicó que no estamos aquí para corregir nuestras deformaciones, sino para acostumbrarnos a ellas. Afirmó que uno de nuestros problemas es la incapacidad de reconocerlas y aceptarlas" - Tokio Blues de Haruki Murakami.

Obvio esto no es ni la mitad de lo que quisiera plasmar aquí y compartir con ustedes. Tampoco es lo único que he leído o que leeré (espero). 

Dicen que eres lo que lees...yo creo que eres lo que lees, lo que ves y lo que escuchas, ¿Ustedes qué creen?

Al final del camino.

Publicadas por Les yeux noirs 12:11




Hace poco leí un artículo muy interesante; hablaba de una enfermera que por muchos años trabajó en el área de cuidados paliativos - está área centra su atención en los enfermos terminales, es decir, aquellos que padecen una enfermedad incurable y cuyo estado de salud se ha deteriorado al punto de requerir cuidados permanentes - Estos enfermos habían ido al hospital prácticamente a morir y no es extraño que la enfermera haya compartido momentos muy especiales al estar al contacto con estas personas al final de sus vidas. El espíritu de la gente - según la enfermera platica - crece muchísimo cuando las personas se enfrentan a su propia mortalidad.

"Aprendí que nunca hay que subestimar la capacidad de las personas de crecer. Algunos cambios fueron fenomenales. Cada persona experimentaba una variedad de emociones, como era de esperarse: negación, miedo, coraje, arrepentimiento, más negación y eventualmente aceptación. Cada uno de los pacientes encontraba la paz antes de irse, al menos todos aquellos que yo atendí...cada uno de ellos"

Cuando la enfermera escuchaba de sus pacientes acerca de cuáles eran aquellas cosas de las que se arrepentían o que desearían haber hecho distinto los mismos temas surgían una y otra vez. Aquí los 5 más comunes.

1. Desearía haber tenido el valor de vivir mi vida siendo quien yo quería ser y no haber vivido la vida haciendo lo que otros esperaban de mí. Este es el arrepentimiento más común de todos - dice la enfermera - cuando las personas se dan cuenta que su vida está a punto de terminar y voltean atrás ven las cosas claramente, es muy fácil ver cuantos sueños no cumplieron. La mayoría de las personas, de hecho, no cumple ni la mitad de los sueños que va teniendo durante su vida y muere sabiendo que esto fue debido a decisiones que conscientemente tomaron, O DEJARON DE TOMAR.

Es muy importante hacerle honor por lo menos a algunos de tus sueños durante el camino. En el momento en el que pierdes tu salud, ya es muy tarde. La salud trae consigo una libertad que muy pocos entienden, hasta que la pierden.

2. Desearía no haber trabajado tanto sin darme tiempo para cosas más importantes.
Este arrepentimiento - cuenta la enfermera- viene de cada paciente de sexo masculino que ha cuidado. Todos ellos sintieron que se perdieron la mayoría de la niñez y juventud de sus hijos y la compañía de sus parejas. 
Simplificar tu estilo de vida y tomar decisiones concienzudas hace que te des cuenta que no necesitas tantas cosas materiales como tú crees. Eso sin mencionar que esta simplicidad crea mayor espacio en tu vida haciéndote una persona más feliz y abierta a nuevas oportunidades.
3. Desearía haber tenido el valor de expresar mis sentimientos. Muchas personas reprimen sus sentimientos, en muchos casos para mantener la paz con otros. Como resultado, se conformaron con una existencia mediocre y nunca se convirtieron en quienes realmente pudieron haberse convertido. Muchos de estos pacientes de hecho desarrollaron enfermedades relacionadas con la amargura y el resentimiento que guardaron por mucho tiempo. 
Nunca podremos controlar las reacciones de otros. Sin embargo, aunque mucha gente inicialmente reacciona a la defensiva cuando cambias tu manera de ser al hablar honestamente, al final del día expresar lo que sientes eleva la relación a otro nivel mucho más sano. En el peor de los casos, decir la verdad puede acabar esa relación que no es sana para ti. En ambos casos, tú ganas. 
4. Desearía haber mantenido el contacto con mis amigos. Muchas veces las personas no entienden el verdadero valor de los viejos amigos hasta que están a semanas de morir y, en el caso de los pacientes de los que habla la enfermera, no siempre había manera de contactarlos. Mucha gente se había enrolado tanto en sus vidas que habían dejado que las verdaderas amistades se fueran de sus vidas a través de los años.  
Muchas de estas personas tenían arrepentimientos profundos por no haber brindado a sus amistades el tiempo y el esfuerzo que merecían. "Todos extrañan a sus amigos cuando están muriendo" menciona la enfermera. 
Es común para las personas con un ajetreado estilo de vida dejar a las amistades "para después". Sin embargo al estar cerca de la muerte la mayoría de la gente no se preocupa por su estatus financiero o los detalles físicos de la vida en si. Todo se resume al amor y las verdaderas relaciones. Esto es todo lo que queda al final del camino. 
5. Desearía haberme permitido ser feliz. Este arrepentimiento es muy común. La mayoría de las personas no se dan cuenta que ser feliz es una decisión. Se quedaron atorados en viejos patrones y hábitos. El "confort" de lo familiar fue más grande que sus emociones y el miedo al cambio los mantuvo fingiendo a otros e incluso a ellos mismos, que eran felices. Cuando al final aceptan que siempre quisieron reír más, tomarse las cosas menos en serio. "Cuando estás en tu lecho de muerte, lo que los demás piensan de ti desaparece de tu mente, qué maravilloso sería dejarse ir y sonreír de nuevo, mucho antes de tener que morir" menciona la enfermera. 
“You only live once, but if you do it right, once is enough.” - Mae West

Más instrucciones de vida

Publicadas por Les yeux noirs , jueves, 25 de octubre de 2012 16:42




No escritas por mí, pero me gustaron mucho, comparto:

1.          Al saludar con la mano, hazlo firmemente.
2.          Mira a las personas a los ojos.
3.          Canta en la regadera.
4.          Ten un equipo de sonido decente. LA MÚSICA HARÁ DE TU VIDA UN LUGAR MEJOR.
5.          Si ya te estás peleando, pega primero y pega fuerte.
6.          Guarda secretos.
7.          Nunca te des por vencid@ con respecto a alguien. Los milagros se dan a diario.
8.          Siempre acepta a quien te extiende una mano cuando la necesitas.
9.          Se valiente. Aun si no lo eres, pretende que lo eres. Nadie podrá notar la diferencia.
10.       Silva (o chifla o como le digas)
11.       Trata de no usar comentarios sarcásticos.
12.          Escoge a tu compañero o compañera de vida con cuidado. De esta decisión vendrá el 90% de tu felicidad o tu miseria.
13.       Ten el hábito de hacer cosas buenas por gente que nunca sabrá quién las hizo.
14.       Presta solamente aquéllos libros que no te importe volver a ver.
15.       Nunca le quites la esperanza a alguien; puede ser lo único que tengan.
16.       Al jugar juegos con niños, siempre déjalos ganar.
17.       Dale a las personas una segunda oportunidad, PERO NO UNA TERCERA.
18.       Se romantic@.
19.       Se una persona positiva y entusiasta.
20.       Trata de mantener la calma, relájate. Excepto por aquéllas raras ocasiones de vida o muerte, 
          nada es tan importante o tan grave como al principio parece.
21.  No permitas que el teléfono interrumpa los momentos importantes.
22.  Se un buen perdedor.
23.  Se un buen ganador.
24.  Piensa dos veces antes de comprometer a un amigo con uno de tus secretos.
25.  Cuando alguien te abrace, deja que sea la otra persona la primera en soltarse.
26.  Se modesto. Muchísimas cosas fueron logradas antes de que tú ni siquiera nacieras.
27.  Mantén las cosas simples.
28.  Ten cuidado de aquéllas personas que no tienen nada que perder.
29.  No eches a perder relaciones. Te sorprenderás de cuántas veces encontrarás a esas mismas personas en tu vida.
30.  Vive tu vida de tal forma que tu epitafio se lea “sin arrepentimientos”
31.  Se valiente y arriesgad@. Cuando voltees hacia atrás a ver tu vida, te arrepentirás más por las cosas que no hiciste que por aquéllas que hiciste.
32.  Nunca pierdas la oportunidad de decirle a alguien que lo quieres.
33.  Recuerda, nadie logra las cosas sin ayuda. Ten un corazón agradecido y se rápido al reconocer a aquéllos que te han ayudado.
34.  Toma control de tus actitudes. No dejes que alguien más las escoja por ti.
35.  Visita a tus amigos y parientes cuando estén en el hospital, aunque sólo sea por unos minutos.
36.  Empieza cada día con tu música favorita.
37.  De vez en cuando, toma la ruta larga en el camino, esa que te muestra paisajes hermosos.
38.  Manda mensajes y tarjetas a la gente que te importa.
39.  Contesta el teléfono con entusiasmo y energía en tu voz.
40.  Mantén una pluma y una libreta en tu mesita de noche. Algunas ideas millonarias se han gestado a las 3 de la madrugada.
41.  Muestra respeto por todas las personas que trabajan para poder vivir, sin importarte que tan trivial pueda ser ese trabajo para ti.
42.  Manda flores a tus seres queridos. No necesitas una buena razón.
43.  Haz el día de alguien mejor pagando su cuota en la caseta, su parquímetro o pagando por su café.
44.  Gánate el respeto de los demás por ser generos@, sabi@ y empátic@
45.  Cásate SÓLO POR AMOR.
46.  Da gracias por todo lo bueno que tienes.
47.  Siempre agradece y halaga la comida cuando seas el invitado en casa de alguien.
48.  Recuerda que no te limita quien eres, si no esa persona quien NO CREES SER.
49.  Recuerda que el 80% del éxito en cualquier trabajo está basado en tu habilidad de lidiar con la gente.
50. No esperes que la vida sea justa.

www.damebrochant.blogspot.com