Perros en forma de nube

Publicadas por Les yeux noirs , jueves, 31 de marzo de 2011 11:39


Los que han leído mi Blog por un tiempo a lo mejor recuerdan aquél post llamado “Run Forrest Fun” donde platicaba como correr es mi deporte favorito, más bien mi deporte…punto. Correr siempre ha sido (o había sido) una manera de desfogar toda mi energía (la cual es ridículamente demasiada) y normalmente cuando más ganas de correr tenía era cuando las cosas en mi vida no iban muy bien; problemas en el trabajo, con parejas, familiares.

Bueno…pues el último año (así es, casi exactamente un año) ha sido el más sedentario de toda mi vida. No quería correr, no quería hacer nada, es más no me quería mover. Habiendo cumplido recientemente 30 años, no hacer nada y comer (y tomar y echar chela) con singular alegría, pues, no es una muy buena combinación, más bien es receta para cambiar de talla (o tallas).

En fin…hace unas tres semanas tuve dos conversaciones; una con un amigo maratonista(ha corrido no sé, ¿a lo mejor veinte maratones?) y otra con mi mejor amigo quien ahora está corriendo y nadando y en la mejor condición física que nunca.

Platicando con ambos (en ocasiones distintas) les dije: cuando llego a mi casa del trabajo me siento muy cansada, no quiero hacer nada, sólo leer, o meditar, si acaso ver televisión. Nada que requiera nada de esfuerzo, no me siento mal, simplemente no me quiero mover, ¿Qué debo hacer? No correr me pone triste, y menos ganas me dan de correr porque estoy triste, de hecho iba a correr un maratón en Noviembre y no pude porque no estaba bien preparada y más triste me puse, blah, blah, blah… La respuesta en ambos casos (acompañada por varios insultos) fue: NADAMÁS MUÉVETE, sal de tu rutina, salte de esta cueva, deja de estarte quejando y muévete.

Con la cola entre las patas (y varios pantalones sin poder usar, por eso del cambio de tallas) puse el reloj a las 5.45am, pensé: “Entro a trabajar a las 8am, si corro entre 6 y 7, a las 7am me empiezo a arreglar y llego a la oficina, perfecto”…
Bueno, esto fue lo que sucedió:

Día 1: Suena el despertador, me le quedo viendo con la misma cara que se le quedaría viendo un chino a un mexicano que le está diciendo “Tres tristes tigres…etc”, volteo a ver a mi perrita chihuahua (duerme conmigo) se me queda viendo con una cara de “no mames te equivocaste con la alarma” y justo cuando me disponía a apagarla y seguirme de corrido hasta las 7 am pensé “Chingue su madre”. Me levanté, me puse mi ropa de correr, me lave la cara y me fui…así… SIN IPOD…Hago un alto aquí para decirles, yo NUNCA corro sin música, NUNCA, bajo ninguna circunstancia, la cosa es que me salí tan en la pendeja que ni del ipod me acordé…

Mi plan era caminar, caminar porque no tenía la condición para correr (los músculos tienen memoria pero no quise lastimarme) así que empecé a caminar, aún no amanecía, empecé a meditar (si no tenía mi música, lo mínimo que podía hacer era ocupar mi mente en algo bueno)…empecé a caminar rápidamente con los bracitos doblados (codos hacia arriba, marchando como si, neta no sé ni cómo que, tengo un amigo que sabe perfectamente a qué me refiero)….empecé a pensar en lo que está sucediendo en mi vida, en cuantas cosas quisiera que sucedieran y como estoy haciendo lo posible para que se den…

Pero mi plática con el universo también iba enfocada a que las cosas se deben acomodar a su debido tiempo y de pasada lancé un pliego petitorio para que me echara la manita.

Por venir meditando me equivoque de ruta y acabe tomando una mucho más larga, por venir meditando no me di cuenta que OBVIAMENTE no estaba caminando, tenía media hora corriendo y pensando, de la forma más orgánica, en el más hermoso de los estilos, sin metas de tiempo ni de distancia, sólo estaba corriendo.

De lo que SI me di cuenta fue del amanecer, del cielo nocturno que se tornó morado y finalmente azul, de la gente paseando a sus perros, de las nubes en forma de perro, de los perros en forma de nube, de las cotorras serranas que bajan a dormir al Valle porque la Sierra les da frío, de cómo una de ellas levantó a la de al lado y de repente, como si todas fueran a un desayuno puntualísimo, se despertaron y elevaron el vuelo. De lo que SI me di cuenta es que yo, intensa como soy, no camino, corro, corro cuando estoy contenta, cuando estoy triste, cuando estoy molesta, y aun cuando no pretendo hacerlo, corro porque mis pies me traicionan.

Desmintiendo mitos (parte I)

Publicadas por Les yeux noirs , miércoles, 23 de marzo de 2011 09:41


Bueno, primero que nada, este post habla de relaciones (los he estado leyendo en TW, no se hagan, unos andan bien, otros mal, otros como burros en primavera) y A MI no hay nada que me avale para hablar de este tema…sólo soy una mujer de 30 años y tengo 13 años haciendo pendejadas-amorosas (y en algunas ocasiones tomando buenas decisiones)…Así que si quieres dejar de leer es aquí mero…ok, si sigues leyendo…he estado leyéndolos, leyéndome, leyendo libros…y bueno, vámonos por partes.

Leyendo pendejadas (cosas que uno se topa en internet) encontré un artículo que decía: ¿Por qué los hombres aman a las mujeres?... ¿Saben de qué hablaba?...que las aman porque hacen miles de sacrificios para verse bien sin quejarse, porque escriben cartas de amor, porque les dicen “Te amo” a los hombres antes que ellos lo digan y de esta forma ellos se sienten cómodos de hacerlo…pen-de-ja-das.

Y por pendejadas como éstas y otras como: películas, telenovelas, canciones corta-venas y demás anda uno en la (valga la redundancia) pendeja. Ni yo ni nadie tiene la verdad absoluta, que quede esto por sentado. Yo voy a hablar de mis experiencias y de las experiencias de algunas personas cercanas a mi (sin traicionar su confianza y como punto de referencia).

Bueno tengo que usar algo…voy a usar viñetas, va:

• No hay que apresurarse a la hora de escoger a la persona que va a estar a tu lado (y esto aplica más si tienes de 25 pa’ adelante) en verdad, mejor sólo que mal acompañado, ¿Saben que estar sól@ no es estar en soledad? …si no puedes estar sol@, quiere decir que no te aguantas ni sol@ y NADIE que no pueda estar consigo mismo tiene algo bueno que ofrecer, recuerda (esto no es física cuántica) atraes lo que eres: si eres problemático, la gente a tu alrededor lo será, si eres inseguro, lo mismo, o en su defecto, lo que terminarás encontrando será la persona que encaje perfectamente en tu patología, un ejemplo ¿Eres un infiel empedernido? De seguro encontrarás a la “abnegada” que te lo aguante. Enfermedad atrae enfermedad, OJO, entre más te conozcas, más sepas que quieres y más list@ estés para recibirlo, mejor será lo que se acerque a tu costa (en vez de zapatos rotos, chapopote y llantas viejas).

• No le cuelguen medallitas a la gente…y menos medallitas que no tienen (o que no se han ganado), yo no pido que todas sus decisiones amorosas sean calculadas (es más yo no pido nada, yo sólo escribo)… ¿Conocen el dicho “te hablan bonito y ya quieres casa aparte”?, pues….¡No pidan casa aparte! La verdad es que el amor toma tiempo, toma tiempo conocerse y toma tiempo decir “Él o ella es la persona con la que quiero estar por x cantidad de tiempo” y lo más seguro es que si Ustedes se adelantan la otra persona salga corriendo, porque no mejor nos callamos todos tantito el hociquito (perdón sólo lo uso porque rima) y NO PROMETEMOS NADA…ojo hombres, no sean cabrones, no porque al principio estén con los ojos en blanco con la chava que tienen se vale prometerle Marte, aprendamos a pensar antes de hablar y que cuando digamos algo EN VERDAD SIGNIFIQUE ALGO.

•Una bien importante…conozco a muchos amigos y amigas que tienen relaciones con personas que conocieron hace muuucho tiempo (a los 15 años por ejemplo) y que dijeron: “Él o ella es” y bueno, conozco la infame historia de una pareja que anduvo precisamente de los 15 a los 30 años y a los 30, por supuesto, ella le dijo: ¿Oye wey, pos ya no, siguiente paso? Y él contesto: Siguiente paso te me vas a la chingada…infame y triste…pero cierto.

La gente cambia: quien eras a los 23 no eres a los 27 y tampoco a los 30 pero por favor, yo no sugiero que la persona a nuestro lado sea igual a nosotros…PERO (esto es bien importante, no se cansen, sigan leyendo): si tus convicciones y gustos son fuertes y bien definidos (si no son fuertes y definidos y en verdad te vale madre te lo puedes saltar)…no hagas esto:

- Él vegetariano, Tú omnívora.
- Él de izquierda, Tú de derecha
- Él ama los deportes, odia el arte, Tú … al revés
- Él conservador de hueso colorado, Tú liberal
- Él lee, tú no lees ni las señales de tránsito (válido, cada quien que haga lo que quiera)
- Él no va ni al Oxxo por un vikingo, Tú amas viajar.
- Él no es “hombre de una sola mujer”, Tú eres monógama (ésta es horrible neta no se sometan a chingaderas)

ACLARACIÓN: todo esto aplica para los dos sexos, use “él” y “ella” arbitrariamente.

Ok, una o dos diferencias se pueden trascender, se pueden negociar, se pueden ceder, hacer concesiones, pero ¿Todas? En verdad, cuando la persona a tu lado no tiene NI UNA cosa en común contigo (o si esa cosa en común es que a los dos les gusta el queso, no mamen) no se puede construir una relación…créanlo, es cierto.
Y MENOS si te molestan sus pequeñas idiosincrasias…por ejemplo: “Odio como come, no me gusta como habla, respira muy fuerte (lo he escuchado, lo juro), no soporto como convive con la demás gente” por favor, ahórrenselo porque de pequeñas idiosincrasias está hecha la vida…y tampoco se queden con alguien porque el sexo es FABULOSO…eso se acaba (en determinado momento, y más si los problemas llegan a ser tantos que no te dan ganas ni de tocarle el dedo gordo del pie izquierdo).

Convivir con la gente es difícil (en general) y la familia no se escoge. Yo siempre digo: a mi júzguenme por mis amigos y mi pareja, a esos YO LOS ESCOGÍ (y me escogieron)…No busquen señales donde no las hay, no traten de cambiar a nadie (y no prometan cambiar si no piensan hacerlo, no se vale), si lo que quieren es conocer gente (mucha) ¡Conózcanla! (y tomen sus precauciones, aquí no tengo que explicarme, espero)...para hacer esto no hay necesidad de comprometerse hasta la médula en una relación…menos de casarse.

Y aquí le paro (ya fue mucho) pero… no sin antes decirles, el amor es maravilloso, vívanlo, compártanlo, dense en la madre y aprendan… (Continuará).

Ella.

Publicadas por Les yeux noirs , lunes, 14 de marzo de 2011 12:36


Ella me dice que tiene miedo, yo le digo que no va a pasar nada, que todo cambia, que el universo no permanece estático, que los planetas giran, que la gente cambia, que algunas personas se van y otras llegan, que a algunas las pierdes, a otras las recuperas.

Ella me dice que no sabe que sigue, yo le digo que siga lo que siga va a estar bien…que todo se acomoda, que todo nos sirve, que hay que aprender, que hay momentos en la vida en los que sientes que das un salto con los ojos vendados, un salto a ciegas, que no importa, que a veces debe haber destrucción para construir de nuevo.

Ella me dice que se siente sola…yo le digo que no es cierto, que estamos juntas, que yo siempre la soporto, que aun en esos días, en los que sé que no quiere mostrarle la cara a nadie, yo la voy a cuidar, que además si entre las dos no podemos, vamos a levantar la mano y alguien va a venir a ayudarnos, al fin y al cabo, tenemos algunos amigos que lo harían por nosotras.

Ella a veces está angustiada, yo le pido que respire, que se acuerde que si no controla sus emociones le pueden hacer daño a su cuerpo, y también a su corazón, que medite, que piense antes de hablar, que haga las cosas bien…. que hay veces que descansar no es quedarse tirada en cama, ni divertirse es salir a la calle, que piense bien qué necesita y lo haga, sin pena, sin disculpas.

Cuando ella está feliz, yo la animo y le pido que no lo de por hecho, que vea cuantas razones hay para estar agradecida, que la vida es corta, que no la desperdicie, que se siga divirtiendo.

A veces está cansada, yo con ternura le pido que se acueste, que lea, que escuche el silencio, que escuche su música, que coma lo que su cuerpo le pide.

Ella me cae bien casi siempre, trato de no ser dura con ella porque sé que no es perfecta, sé que ha sufrido, también sé que ha sido muy feliz, más feliz que triste, espero que lo que le quede por vivir lo sea aún más, le tengo paciencia, sé que puede ser una persona peculiar.

Y en esos días en los que su corazón le duele...me levanto, voy al baño, veo el espejo y le digo, arréglate, ponte bonita, sal a la calle, agradece.

Celebrando

Publicadas por Les yeux noirs , miércoles, 9 de marzo de 2011 12:14


No voy a escribir mucho de ti porque sé que no te gusta, pero como esta semana es especial tengo que hacerlo, sólo escribo para darte las gracias por tanto y para que sepas cuanto significa para mí que seas mi hermana.

-Gracias por haber compartido tu infancia conmigo (no nos quedaba de otra) pero fue divertida y siempre me sentí acompañada.

-Gracias porque nos pudimos reencontrar en la adolescencia, gracias por todas las veces que me tomaste en cuenta y que me cuidaste durante mis locuras.

-Gracias porque tú y yo hemos padecido de lo mismo, y no tengo que enumerarlo, sólo quiero decirte que estando contigo a mi lado, afrontando todo lo que hemos afrontado, siempre me he sentido parte de un equipo.

-Gracias por tu alegría de vivir, tu buen humor, tu buen gusto, porque a veces cuando estoy en mi cuarto sola, escucho tus carcajadas (cuando estás hablando por teléfono o viendo la tele) y me sacas una sonrisa.

-Gracias porque en mis peores días, cuando ni yo me entiendo, tú me ofreces una taza de té.

-Gracias por recordarme que todo lo malo pasa, que hay que echarle ganas, que hay que conocerse a si misma.

-Gracias por jalarme las orejas cuando lo he necesitado, por recordarme que debo sonreír más, por preocuparte tanto, gracias a ti sé que nunca he estado sola.

-Gracias por siempre hacer tiempo para mi, sé que es difícil ya que yo soy solitaria, gracias por tratar de entenderlo.

-Gracias por ser una mujer maravillosa, un ejemplo a seguir, una artista…gracias por enseñarme a apreciar los detalles, por enseñarme a apreciar el orden, gracias por enseñarme (literalmente) a usar un taladro.

-Gracias por tomar en cuenta mi opinión, sé que a veces te desesperan mis modos, gracias por la paciencia, gracias por no darte por vencida.

-Gracias por saber perdonar, porque el enojo no te dura, por tener la risa fácil, por saber pedir perdón.

-Gracias por enseñarme tanto; a no darme por vencida, a buscar lo que yo quiero, por esa plática en Vallarta, por tus saludos matutinos, por tus saludos al final del día, por compartir el amor y cuidado de Burbu.

Podría seguir escribiendo pero te prometí que no iba a ser largo, quise honrarte a ti, hoy y decirte que te quiero muchísimo, que no pude tener una mejor hermana, que estos últimos diez años viviendo juntas han sido los mejores, que estoy feliz de tenerte y de poder celebrar otro cumpleaños tuyo el día de mañana. Quiero que sepas que mientras me tengas a mí, tú tampoco estarás sola nunca.

www.damebrochant.blogspot.com