México lindo y querido 2

Publicadas por Les yeux noirs , miércoles, 8 de septiembre de 2010 08:51


Me llegó este correo electrónico, seguramente a muchos de Ustedes también, me pareció correcto subirlo como post a mi blog en estos momentos...de hecho originalmente eran 100 razones para amar México pero las resumí en 69 (yo sé, número raro)...y créanme, se que hay muchas más razones para no sentirse nacionalistas en estos momentos pero acuérdense de algo, este maravilloso país existía mucho antes de que nosotros como sociedad lo convirtieramos en lo que es...asi que pasando por alto los problemas políticos, sociales, económicos y de seguridad, me tomo la libertad de enlistar aquí 69 razones por las cuales amar a México suena como una buena idea...


1.- Por nuestro Escudo Nacional: un águila, posada en un nopal, que devora una serpiente; recuerda la fundación de México-Tenochtitlan, una ciudad más urbanizada, limpia y moderna que cualquiera de las europeas de aquel entonces.

2.- Por los colores victoriosos de nuestra bandera, los cuales, adoptados de la bandera del Ejército Trigarante, son verde, blanco y rojo, y en sus orígenes representaban Independencia, Religión y Unión.

3.- Por nuestro glorioso Himno Nacional, escrito en 1853 por el poeta potosino Francisco González Bocanegra y musicalizado al año siguiente por el compositor español Jaime Nunó Roca.

4.- Por la UNAM: la universidad más grande del planeta.

5.- Porque hemos firmado la mayor cantidad de tratados comerciales a nivel mundial.

6.- Por la mayor variedad de chiles que cualquier otra nación.

7.- Porque aquí se inventó el maíz, que fue genéticamente fabricado por los pueblos prehispánicos.

8.- Por la variedad de nuestros escritores. Desde Octavio Paz (premio Nobel de Literatura en 1990), pasando por Juan Rulfo, Amado Nervo, Carlos Fuentes, Rosario Castellanos, José Revueltas, Carlos Monsiváis, Juan José Arreola, José Emilio Pacheco, Alberto Ruy Sánchez, Efraín Huerta, Artemio de Valle-Arizpe, Samuel Ramos, Armando Jiménez, Carlos Rivas Larrauri, Manuel Acuña, José Agustín, Ángeles Mastreta, Carmen Boullosa, Coral Bracho, Guillermo Arriaga, entre miles más.

9.- Por la riqueza inagotable de nuestros pintores: David Alfaro Siqueiros, José María Velasco, José Clemente Orozco, Diego Rivera, Frida Kahlo, Raúl Anguiano, Marta Chapa, Miguel Cobarrubias, José Luis Cuevas, Juan Soriano, Rufino Tamayo, Francisco Toledo, Remedios Varo (nacionalizada), Alfredo Zalce, y una interminable lista.

10.- Por las figuras de la era dorada del cine mexicano: Los hermanos Soler, María Félix, Dolores del Río, Pedro Armendáriz, Jorge Negrete, Pedro Infante, Ignacio López Tarso, Joaquín Pardavé, Mario Moreno “Cantinflas”, Germán Valdés “Tin Tan”, David Silva, Silvia Pinal…

11.- Por las joyas de la cinematografía mundial que se han logrado: Vámonos con Pancho Villa (1935), Los olvidados (1950), Nazarín (1958), María Candelaria (1943), Salón México (1948), La ilusión viaja en tranvía (1953), Los tres huastecos (1948), Ahí está el detalle (1940) y cientos más. Hasta cine contemporáneo: Canoa, Los Caifanes, El apando, El lugar sin límites, Los albañiles, Hasta el viento tiene miedo, El libro de piedra, Cabeza de vaca, Como agua para chocolate, Amores perros…

12.- Por los productos que hemos aportado a la gastronomía mundial. Además del maíz y el chile, los frijoles, calabaza, aguacate, camote, jitomates, cacao, y, por supuesto, el guajolote.

13.- Por la variedad infinita de nuestra gastronomía: pozole, chiles en nogada, barbacoa, tamales, tortas, tlacoyos, picadas, chalupas, tortas ahogadas, pastes (gracias a la aportación de los mineros ingleses), chilaquiles, tlayudas, chapulines enchilados, pescado a la veracruzana, garnachas, memelas, mole (poblano, verde, negro, amarillo, con ajonjolí, con cacahuate, con camarón, almendrado, rojo, pipián y el más rico de todos: el elaborado en San Pedro Atocpan, en la delegación Milpa Alta, Distrito Federal), huaraches, chiles rellenos, truchas empapeladas, quesadillas (de queso, papa, papa con chorizo, tinga, carne, picadillo, chicharrón prensado, huitlacoche, flor de cabalaza, rajas con queso, hongos, hasta las muy recomendables de espinacas), chayotitos en pipián, chicharrón en salsa verde o roja, arroz blanco, rojo, verde y amarillo, papadzules, cochinita pibil, lonches de pierna, birria, frijoles de la olla, puercos, parados, charros, guisados, chinitos, encervezados, cabrito, riñonada… sin contar las miles de especialidades con pescados y mariscos.

14.- Por los postres originales aquí nacidos: acitrón, fruta cristalizada, cajeta, jericaya, rompope, champurrado, chocolate, vainilla…

15.- Por las bebidas que hemos exportado: jamaica, pulque, horchata, chía y, por supuesto, el mezcal, la charanda, los mosquitos, el sotol y bebidas digestivas a base de frutas y/o miel de abeja.

16.- Por los tres premios Nobel: Octavio Paz (Literatura), Mario Molina (Química), Alfonso García Robles (Paz).

17.- Por los casi 38 mil sitios arqueológicos oficiales… más los miles no oficiales y los que están por descubrirse.

18.- Por nuestras ciudades reconocidas por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad: Querétaro, ciudad de México, Puebla, Oaxaca, Campeche.

19.- Por las bellezas consideras Patrimonio de la Humanidad; entre muchas otras, Monte Albán, Teotihuacán, Palenque, el centro de la ciudad de Guanajuato, Chichén Itzá, centro histórico de Morelia, el Tajín, las pinturas rupestres de la Sierra de San Francisco, los monasterios a las faldas del volcán Popocatépetl, Uxmal, el Hospicio Cabañas en Guadalajara, Xochicalco, los monumentos de Tlacotalpan…

20.- Por el Eje Neovolcánico, donde se ubican los picos más altos de México: Pico de Orizaba, (Citlaltépetl), Popocatépetl, Iztaccíhuatl, Nevado de Toluca, La Malinche, el Nevado de Colima, y el propio Paricutín.

21.- Por Sor Juana Inés de la Cruz. “En este amoroso tormento / que en mi corazón se ve, / sé que lo siento, y no sé / la causa por que lo siento. // Siento una grave agonía / por lograr un devaneo / que empieza como deseo / y para en melancolía”.

22.- Por el árbol más ancho del mundo: el del Tule, en el estado de Oaxaca. Tiene más de 2 mil años de vida.

23.- Porque poseemos la mayor cantidad de pirámides en el mundo.

24.- Por Chichén Itzá, en el estado de Yucatán, reconocida como una de las Nuevas Maravillas del Mundo.

25.- Por el majestuoso Cañón del Sumidero, en el estado de Chiapas, cuyo acantilado sobrepasa los mil metros desde el nivel del poderoso Río Grijalva.

26.- Por las imponentes Cataratas de Agua Azul, cuyas aguas de furia transparente se ubican en Tumbalá, Chiapas.

27.- Por la Cascada Cola de Caballo, en Nuevo León: uno de los espectáculos naturales más hermosos que puede haber sobre la tierra.

28.- Por la Catedral Metropolitana de la ciudad de México, sus cientos de historias escondidas y la riqueza deslumbrante de su belleza arquitectónica.

29.- Por nuestras míticas etnias mexicanas, alrededor de 70, que van desde las muy veneradas como la Maya, Tarahumara y Otomí, hasta las menos conocidas, como Tlapasnek, Popoluca, Chatino, Kanjobal, Kekchí y Kumiai.

30.- Por la magia de nuestras lenguas indígenas, las cuales hablan de forma natural cerca de siete millones de personas.

31.- Por los misterios que ocultan los cenotes, en el estado de Yucatán, que para los mayas eran lugares altamente sagrados.

32.- Por nuestra comida por excelencia: el taco. Y porque sus variedades son infinitas. Tacos de ojo, cachete, trompa, tripa, buche, carnitas, suadero, maciza, surtida, chamorro, campechanos, bistec, placero, de guisado, al pastor, sudados, suaves, dorados, flautas, ahogados, de arrachera, de culito, costilla, pechuga, alambre, de queso, frijoles refritos, con tortilla de harina o de nopal, de arroz con huevo, de crema, sal y hasta de chilanquiles.

33.- Por el tequila, siempre imitado, nunca igualado, continuamente amado, y por más que traten, jamás superado.

34.- Por nuestra biodiversidad: más de 200 mil especies.

35.- Porque somos el primer lugar en variedad de reptiles, con 707 especies conocidas; segundo en mamíferos, con 438; cuarto en anfibios, con 290 y cuarto en flora, con 26 mil especies. De México son, por ejemplo, la flor de Nochebuena, la dalia y los nardos.

36.- Por los 170 mil kilómetros cuadrados considerados Áreas Naturales Protegidas, incluidos 34 biosferas reservas (ecosistemas inalterados), 64 parques nacionales, cuatro monumentos naturales, 26 áreas para proteger la flora y la fauna, cuatro áreas para la protección natural y 17 santuarios (zonas con rica diversidad de especies).

37.- Por nuestras culturas prehispánicas, y sus conocimientos máximos en arquitectura, medicina, astronomía, arte, teología, filosofía, herbolaria, lingüística, matemática, ciencia, higiene, anatomía…

38.- Por Cuatro Ciénagas, Coahuila, y su complejo sistema de pozas, ríos subterráneos, manantiales, lagos y ciénagas, donde habitan los micro organismos más antiguos del planeta, anteriores a los dinosaurios.

39.- Por el mariachi, cuyas guitarras, trompetas, violines, vihuelas y guitarrones unen en un mismo grito de furor desde la primera nota de “La Negra”.

40.- Por los compositores de nuestra música inmortal. Agustín Lara, José Alfredo Jiménez, Cuco Sánchez, Quirino Mendoza, Manuel Esperón, Ernesto Cortázar, Consuelito Velázquez, Armando Manzanero, Manuel M. Ponce, Candelario Huízar, Silvestre Revueltas, Juan Gabriel, Blas Galindo, Roberto Cantoral, Juventino Rosas…

41.- Por nuestras canciones enraizadas en la sangre. México lindo y querido, Canción mixteca, Cielo rojo, De qué manera te olvido, El charro mexicano, El jinete, El rey, Tequila con limón, Allá en el rancho grande, ¡Ay, Jalisco no te rajes!, Serenata huasteca, Amanecí en tus brazos, Cielito lindo, Contigo aprendí, Ella, No volveré, Los gorrones, Farolito, La cama de piedra, Amorcito corazón, Cuando vuelva a tu lado, Poquita fe, Usted, Sabor a mí, La gloria eres tú, Somos novios, Bésame mucho, La feria de las flores, La llorona, La malagueña, La sanmarqueña, y, desde luego, Las mañanitas.

42.- Por nuestra poesía prehispánica. La más difundida de todas, la poesía náhuatl, y su poeta más reconocido, Nezahualcóyotl de Texcoco. “Estoy triste, me aflijo, / yo, el señor Nezahualcóyotl. / Con flores y con cantos / recuerdo a los príncipes, / a los que se fueron, / a Tezozomoctzin, a Quaquauhtzin. // En verdad viven / allá en donde de algún modo se existe. / ¡Ojalá pudiera yo seguir a los príncipes, / llevarles nuestras flores!”.

43.- Por la Barranca del Cobre, en el estado de Chihuahua, cuyo sistema de cañones es más extenso y más profundo que el Gran Cañón de Colorado.

44.- Por el Chepe, el tren Chihuahua-Pacífico, y su maravilloso recorrido por la sierra que dura 17 horas de belleza continua.

45.- Por la Feria de San Marcos, en Aguascalientes, la feria mexicana por excelencia desde 1828.

46.- Por los colores desbordantes, las texturas, la maestría, las formas y los sueños que se mezclan en las miles de artesanías fabricadas en cada rincón y en cada pueblo mexicano.

47.- Por la vitivinicultura nacional: sus vinos de excelencia compiten con los mejores del mundo. Las casas más prestigiadas se ubican en Baja California, Querétaro y Parras, en Coahuila.

48.- Por el Calendario Azteca, mejor llamado Piedra del Sol, de 3.60 metros de diámetro, tallada alrededor de 1479, y que explica la compleja y abundante visión mexica del universo.

49.- Por la platería de Taxco, Guerrero, y las manos exactas de sus artesanos que convierten este metal en las más preciosas joyas y en los adornos más solicitados.

50.- Por el Palacio de las Bellas Artes, construido por órdenes del presidente Porfirio Díaz, y que, exquisitamente terminado, posee decenas de elementos que esperan asombrarnos.

51.- Por el Ángel de la Independencia: nuestra Victoria Alada, cuya primera versión fue inaugurada el 16 de septiembre de 1910. En 1957, a causas de un temblor, cayó al suelo. En su base, se encuentran sepultados los restos de Miguel Hidalgo, Ignacio Allende, Juan Aldama, Mariano Jiménez, Mariano Matamoros, Vicente Guerrero, Francisco Javier Mina, Andrés Quintana Roo, Leona Vicario, Nicolás Bravo, Guadalupe Victoria y José María Morelos, todos recordados por su participación en la guerra de independencia.

52.- Por la cantidad y la variedad de los museos mexicanos. Abundan en cada ciudad, y casi todos los pueblos los presumen. Antropología, sitios históricos, historia natural, intervenciones, cera, máscaras, artesanías, acuarela, caricatura, colecciones privadas, arte popular, pinturas, esculturas… En todo México se levantan orgullosos.

53.- Por nuestros mercados. El verdadero México está en los mercados. Flores, frutos, carnes, aves de corral, animales de granja, productos de pueblo, panes, piñatas de colores, ropas elaboradas a mano, olores, sabores, comidas, antojitos. Los mercados son explosiones de alegría mexicana.

54.- Por el Sistema Arrecifal Veracruzano, de 10 millones de años de antigüedad, conformado por bajos, islas, islotes y arrecifes que esconden más de 350 barcos hundidos.

55.- Por Teotihuacán, el centro urbano más poblado de Mesoamérica, con su Calzada de los Muertos y sus pirámides más reconocidas, la del Sol y la de la Luna.

56.- Por el culto a los muertos, tradición que data de antes de la llegada de los españoles, y que se celebra los días 1 y 2 de noviembre. Altares, rezos, combinaciones de religiones antiguas con la católica, calaveritas de dulce, panes en forma de huesos, velas blancas, incienso y copal, flores anaranjadas (cempasúchil o flor de muertos), rimas ingeniosas, burlas a la flaca, la pelona, la patas de cama, la chifosca, la segura. Lo sagrado se vuelve profano y lo profano se vuelve fiesta de respeto y una burla sumamente respetuosa. Míxquic, en el Estado de México y la isla de Janitzio, en el estado de Michoacán, son los lugares más afamados de este culto vivo.

57.- Por el ingenio, la maestría, la irreverencia y el alma soñadora de nuestros caricaturistas y moneros. José Guadalupe Posada, Abel Quezada, Helio Flores, Rius, Naranjo, Helguera, Trino, Freyre, Magú, Carreño, El Fisgón, Paco Calderón, Jis, Palomo, Sergio Aragonés, García Cabral, Covarrubias, Dzib, Ahumada, Islas Allende, Toño Salazar, Zalce, Arias Bernal, Kemchs, Falcón, Audiffred, Nerilicón…

58.- Por nuestro caricaturista y retratista de los barrios y barriadas Don Gabriel Vargas, creador de La Familia Burrón y aquellos nombres estupendos de Don Regino Burrón, patriarca de la familia y dueño de la peluquería El rizo de oro, y su esposa Doña Borola Tacuche de Burrón. Sus tres hijos Regino Chico alias “El Tejocote”, Macuca y el más pequeño, el adoptivo, Fóforo Cantarranas. Y qué decir de los otros muchos personajes, como Cristeta Tacuche, Boba Licona, Ruperto Tacuche, Bella Bellota, Robertino, Lucila Ballenato, Susano Cantarranas (el verdadero padre de Foforito), La Divina Chuy, Floro Tinoco alias “El Tractor”, Doña Gamucita Pericocha viuda de Pilongano, Avelino Pilongano, Alubia Salpicón, Kakiko Kakufate, Don Quirino…

59.- Por Francisco Gabilondo Soler “Cri Cri”, el orizabeño creador de “El grillito cantor” que logró forjar la imaginación de generaciones de mexicanos gracias a su música y canciones, escuchadas primero en el radio y después en grabaciones. El Baile de los muñecos, Caminito de la escuela, Campanita-Juan Pestañas, Cochinitos dormilones, Cucurumbé, Di por qué, El chorrito, El conejo Blas, El jicote aguamielero, La marcha de las letras, Métete Teté, Negrito Bailarín, Solfeo de los patos, Papá elefante, El gato de barrio, Canción de las brujas, La patita…

60.- Porque México mantiene sus puertas abiertas y ha recibido a miles de exiliados y perseguidos políticos, y se ha convertido en su hogar y en su verdadera tierra. Entre algunos famosos se cuentan Luis Buñuel, Enrique Díez-Canedo, Joaquín Xirau, José Gaos, Max Aub, León Felipe, María Zambrano, Luis Cernuda, León Trotsky. Incluso, el gobierno mexicano había invitado al poeta Pablo Neruda a refugiarse en nuestro país tras el golpe de Estado. Él aceptó, pero la muerte lo encontró antes.

61.- Por los atletas mexicanos que han salido del anonimato por su propio esfuerzo, sin necesidad de patear un balón, y han triunfado a contra corriente. Julio César Chávez, Fernando Valenzuela, Saúl Mendoza, Joaquín Capilla, Raúl Ramírez, Rubén “Púas” Olivares, el Sargento Pedraza, Queta Basilio, Belem Guerrero, Raúl “Ratón” Macías, Carlos Carsolio, Guillermo Pérez, Rosario Espinoza, Ernesto Canto, “Finito” López, la “Chiquita” González, Raúl González, Manuel Raga. Y la única excepción del fútbol: Hugo Sánchez.

62.- Por la mariposa monarca, que cada año, entre octubre y marzo, vuela, desde Canadá, más de 4 mil kilómetros para aparearse en bosques de Michoacán y el Estado de México, sitios que hoy están protegidos y son sus santuarios.

63.- Por las palabras, de origen náhuatl, que hemos aportado al español: chapulín, papalote, coyote, guajolote, mapache, tecolote, zopilote, aguacate, cacao, cacahuate, chayote, camote, ejote, elote, epazote, nopal, tejocote, jitomate (tomate), ocote, zacate, atole, chicle, chipotle, guacamole, canica, comal, hule, milpa, mitote, paliacate, petaca, popote, tocayo, tlapalería, zoquete.

64.- Por el dispositivo para ver desde el celular o una PC imágenes en tercera dimensión; por el túnel del viento; por el primer fusil que disparaba 60 balas por minuto; por el primer edificio con cimientos antisísmicos; por la primera máquina automática para elaborar cigarros; por el molino de agua; por los limpiadores de parabrisas; por la primera técnica para producir cartón; por el primer torno para monedas; por la tinta indeleble; por el hierro esponja; por el sistema de amalgamación, por el Factor de Transferencia, entre más de 200 mil inventos, productos de mentes mexicanas.

65.- Por la ensalada César, el perro xoloitzcuintle, el cero (0), inventado por los olmecas y difundido por los mayas; el suero contra la deshidratación; el hule o caucho; el vanadio; el modelo matemático de Miguel Alcubierre, que permitiría superar la velocidad de la luz; la impresora más rápida del mundo, la Instabook, con la que es posible imprimir un libro en 17 segundos; los nachos; el mousepad; el maíz de calidad proteínica (doble cantidad de proteínas y 10% más de grano); el concreto traslúcido (permite muros casi transparentes, más resistentes y 30% más livianos que los de concreto tradicional, además de poderse colar bajo la lluvia); la asesoría para la creación de Google. Todos estos descubrimientos e inventos tienen sello mexicano.

66.- Por el volumen de nuestra economía: somos la número 13.

67.- Por el arte de la charrería: el deporte nacional.

68.- Por la mezcla de razas y culturas que nos permiten habitar un país exquisitamente rico, variado, colmado de aromas, colores, misticismo y modernidad. En México todo tiene nombre, todo existe, por eso de esta tierra se enamoraron los surrealistas, los poetas, los actores, los artistas, los inmigrantes. Porque aquí todo existe y todo lo creamos.

69.- Porque, a pesar de todo, de los políticos que nos han saqueado, de las potencias que nos han robado, de la delincuencia que nos golpea, de la falta de cortesía de nosotros hacia los demás, de la carencia de civilidad y educación, del narcotráfico, de los secuestros, de las malas, malísimas y pésimas decisiones por parte de quienes son gobierno, a pesar de todo esto y mucho más, México sigue de pie, poblado por gente buena, y siempre encuentra motivos para luchar, para vencer y para seguir levantando nuestra bandera más hermosa: la sonrisa.

4 Response to "México lindo y querido 2"

Anónimo Says:

Me encantó¡¡ y en eso he estado pensando últimamente, con tanta noticia deprimente, con tanta crítica que nosotros mismos emitimos, muchas veces sin proponer ni hacer en las pequeñas cosas que nos corresponden, la diferencia... lo más hermoso de México es su gente sus colores y por supuesto y sin duda, sus sonrisas... :D
Saludos¡ @marijok

El Albuelo Says:

Estaba a punto de copiar tu post, llevarlo a mi blog y acabar una a una las razones que expones, sin embargo, decidí no interferir en esto.
Para ti son razones válidas, sinceras y verdaderas, mientras que yo lo veo como un listado que viene de la calentura de un romántico que seguramente no conoce todos los lugares que se señalan en la lista y que se olvida que millones de mexicanos jamás podrán tener acceso a ellos.
En fn, mi "grinchería" me la llevo a mi blog y dejo que los lectores bien vibrosos del tuyo enriquezcan tu texto.
Besos.

Les Yeux Noir Says:

Mmquela, y eso que saque 31 que sabía iban a ser definitivamente renegables...en fin, no todos tenemos la misma perspectiva y el hecho de subrayar estas razones no constituye ningún tipo de ceguera voluntaria...indiscutiblemente si yo hoy tuviera la opción de decidir donde nacer, escogería México.

El Albuelo Says:

No hablo de ceguera, sino de romanticismo, de lo fácil que es llamarse "mexicanos" en una fecha representativa, pero no vivirlo, no sentirlo, no comprometerse (y aquí no hablo ni de ti ni de mí, sino de la inmensa mayoría).
Hablo de la "calentura" que da el momento del "Bicentenario" de algo que no se honra, que no se valora realmente, ¿ves?
Ya me desquitaré en mi blog... he dicho.

Publicar un comentario

www.damebrochant.blogspot.com