Para los que nos quedamos.

Publicadas por Les yeux noirs , miércoles, 18 de mayo de 2011 14:03



Hay veces que hay temas que trato de evitar pero pareciera que tienen vida por sí mismos, es inevitable…de repente un tema me entra en la cabeza a raíz de un evento o situación, trato de sacarle la vuelta, no puedo, busco inspiración en algo más, no me llega, simplemente el tema pide ser escrito y no porque yo lo escriba bien o mal, simplemente cobra vida y quiere que escriba sobre él.

Eso pasó esta vez, lo que me viene a la cabeza sin parar son los duelos: el duelo(creo que podemos obviar el por qué es difícil hablar o escribir de un tema así). Duelo es una palabra que para muchos puede ser relacionada con muchas cosas, generalmente con la muerte (o incluso para algunos con un grupo de por acá de varios gordos sombrerudos que cantan norteñas) Sin embargo duelo, por definición, es la reacción natural ante la pérdida de una persona, animal, objeto o evento significativo. Se trata de una reacción principalmente emocional y de comportamiento en forma de sufrimiento y aflicción cuando el vínculo afectivo se rompe.

No pienso hacer un post que explique el duelo y sus etapas, no estoy calificada para hacerlo, además muchos de ustedes esas etapas ya las conocen (negación, ira, negociación, tristeza, aceptación)…Es sólo que últimamente han pasado muchas cosas, gente que conozco ha perdido a seres queridos, en mi vida ha habido muchos cambios…y no nos equivoquemos, el periodo de duelo aplica para todo tipo de pérdidas…la separación de pareja, el cambio de trabajo, la terminación de una amistad, y con todo esto, la maldita dificultad del ser humano para poder dejar ir…el apego…la costumbre, o como le quieran llamar a esa sensación de desolación.

Justamente estaba yo leyendo un libro sobre esto cuando empecé a enterarme de varias situaciones dolorosas que amigos y amigas tuvieron que afrontar (duelos por muerte)… a esto le sumo los cambios que inevitablemente traen un duelo por el tiempo vivido en una situación determinada y que no será ya nunca más.

¿Qué podemos hacer?, ¿Por qué es tan difícil aceptar lo que sucede y dejar ir?...incluso en el caso de aquéllos cambios que nosotros decidimos, que sabemos que van enfilados a que nuestra situación mejore, el duelo es inevitable.

Recuerdo la primera vez que cambié de trabajo, llevaba casi tres años trabajando ahí y había sido mi primer chamba después de graduarme…recuerdo cuando le dije a Alejandro (mi ex jefe) que me iba, no podía hablar, las palabras no me salían de lo mucho que lloraba. Yo me iba porque había encontrado un mejor trabajo, era MI decisión salir de ahí…me acuerdo bien que al verme así me dijo: “Oye, te puedes quedar, nosotros de hecho no queremos que te vayas”…

Con el tiempo he aprendido a dejar ir, he perdido familia, amigos (por separación y muerte), parejas, proyectos, mascotas, cosas importantes, cosas no tan importantes, siempre duele, no puede no doler, el dolor por separación es inevitable.

Dicen que el tiempo es amigo, en mi experiencia es cierto, el tiempo te permite (si estás viviendo un duelo sanamente y para entender qué es un duelo sano dejo unos links al final del artículo) ver todo en perspectiva, en el caso de una pareja, entender que hay razones importantes (tan importantes que terminaron la relación por completo) por las cuales ya no estás con ella o él, en el caso de un trabajo, ya sea por voluntad propia o porque no nos quedó de otra, existe la oportunidad de encontrar algo mejor, algo que te guste más, un trabajo donde seas más apreciado, o por lo menos (si tu voluntad se mantiene intacta) la esperanza de encontrar otro rápidamente para poder cubrir tus necesidades…

En el caso de la muerte – suspiro - en el caso de la muerte es bien difícil entender el por qué de las cosas, sin embargo, y por experiencia, el tiempo te ayuda a reconciliar tus sentimientos y a entender que el tiempo que pasaste al lado de esa persona tuvieron ambos el honor de construir una relación (y después de la muerte, ¿qué caso tiene cuestionar esa relación?) y de ser testigos uno de la vida del otro, no cualquiera tiene ese privilegio, el que se va, el honor de ser extrañado y querido, el que se queda, la felicidad de todo aquello que nos brindaron - con el inherente dolor de echarlo (a) de menos.

Dicen que el duelo se puede exteriorizar con llantos, rabia, ataques violentos y un buen número de reacciones, todas ellas normales en esos momentos. Hay que tener en cuenta que los especialistas reconocen que para una buena elaboración y superación del duelo no es aconsejable querer huir de esas sensaciones de dolor, pues no se pueden enfrentar si no se sienten.

Así que bueno, a llorar lo que sea necesario, a sonreír por aquello que recibimos (de esa pareja, de esa persona que ya no está, de ese trabajo que ya no tenemos, de ese amigo que está lejos) y ¡A vivir!...Lo dijo Elbert Hubbard “No nos tomemos la vida tan en serio, al final no saldrás vivo de ella”

Links: http://psicologia.laguia2000.com/la-depresion/los-duelos
http://www.vivirlaperdida.com/cuatropasos.htm
http://www.psicocentro.com/cgi-bin/articulo_s.asp?texto=art57002

18 Response to "Para los que nos quedamos."

Anónimo Says:

:{ es dificil, pero todo es cuestion de actitud... y paciencia. Lindo tu blog como siempre!
Maricela

Artasanchez Says:

Siempre será triste enfrentar una pérdida... somos tan frágiles ante eso, y como dices, sea que tu gorrión se petateó, o ese abuelo con quien siempre jugabas de chico y te enseño mucho mil cosas de la vida, inevitablemente nos pone tristes, y la tristeza es algo que enfrentamos todos de muy distinta manera. Espero que no estés pasando por algo así, y si lo estás, que lo hagas con la frente en alto como humanos que nos toca afrontarlo, contentos de que la vida siga... aunque te diré, en cuanto al trabajo, sí me gustaría a veces buscar nuevos horizontes, y el día que tuviera que decir adiós después de 10 años, no creo que sentiría taaan gacho, jajajaja, pero bueno, todo tiene su justa graduación. un saludo y un link también que podría servir.
http://www.segurosatlas.com.mx/servicios/tips/eventos-de-la-vida.html

Anónimo Says:

Yo tengo la mala costumbre de querer suavizarle a mi pareja su duelo, diciéndole cosas que sé que quiere escuchar y también aparentando ser peor persona de lo que soy, así ella se quedará la impresión de que lo que perdió no es la gran cosa.

M,A,

Les Yeux Noir Says:

Si...en verdad muy frágiles y malos para dejar ir...tienes razón amigo...no estoy pasando por un duelo que tenga que ver con muerte, sin embargo sí por duelos que tienen que ver cambios, pero la verdad que eso es la vida, nada más y nada menos...y bueno para el sig. comentario al suavizarle a tu pareja su duelo estás empeorando el tuyo...al final del día se trata de estar bien, estar lo mejor posible por uno, y por la gente que uno quiere. Gracias por leerme :)

Kufurtenstraze Says:

Excelente post Bere, muchas veces nos procuramos por no sufrir y tratamos de evitar el duelo, lo que a la larga se puede traducir en un dolor mayor...El duelo es parte del proceso para sanar y resurgir, mejorados...

Gracias por compartir.

lrofocale Says:

diria que la vida es demasiado importante para ser tomada en serio pero ya en mi casa me ven feo ppor pensar asi, jejej

Les Yeux Noir Says:

Híjole es que es un proceso bieeeeen doloroso vivirlo completito, sin saltarte etapas y ver la luz..pero al final si no lo haces es parte del equipaje que vas cargando...y a mí me gusta viajar más ligera.

Elise Says:

Ay nena, de esto justamente es de lo que está hecha la vida, duele pero no hay de otra, como bien dices, hay que enfrentarlo, vivirlo, llorarlo, gritarlo y permitir que sea parte de nuestra historia por que hay muchos duelos que no se superan, se aprende a vivir con ellos!

ChristianMV Says:

Creo que el tiempo, la paciencia y la autoestima siempre ayudan mucho.

:D

Les Yeux Noir Says:

Lrofocale! tienes toda la razón...y no te veo feo :) Eli así es...analogía usada y desgastada, la herida se cierra pero la cicatriz se ve...ahí esta...y es más sensible que el resto de la piel, ese lugar en particular siempre duele más.

Les Yeux Noir Says:

Chris...estoy de acuerdo, en muchos tipos de duelo sí...al enfrentar la muerte no estoy segura que tanto podamos apoyarnos en nuestra autoestima, tiempo y paciencia en definitiva. Saludos y gracias por leer.

hojaldra Says:

los desapegos han sido un placebo indispensable en mi vida para hacerme menos dolorosos los duelos.
Justo he estado pensando mucho en mi abue estos días..hay cosas que ni el tiempo curan y siempre se les extraña..a veces con más fuerza, a veces son menos dolor..pero siempre está ahí..latiendo.

MD3P Says:

Tiempo, maravilloso amigo, para poder sanar heridas, o duelo como en este caso lo llamas solo tenemos que darle tiempo al tiempo, el lo cura todo, debemos de tener paciencia, como lo menciona Chris, y ganas de seguir adelante sino de nada servirá lo anterior.

Excelente post bb, luv ya!!!

Jorge Cid Says:

El cambio como única constante, en el fondo es el miedo que todos tenemos a morir, metafóricamente y literalmente, cambiar de empleo, dejar a una pareja son per sé el cierre de un ciclo, si me permites la metáfora es una "mini" muerte.

La muerte de un ser querido, en mi caso mi papá y mi abuela que vivió su ultimo día el día de mi cumple. Como te explico si a esto le agregamos la parte emocional.

Desde un plano cósmico la idea de muerte toma otro sentido metafórico, en el que el placer de "vivir" consiste en re-inventarse, enfrentar miedos y superar limites, ir más allá.

En el fondo, en el mismo duelo, en el sufrimiento, en el mismo pesar, están las respuestas para recuperaste - si es que cabe la palabra-, solo si te entregas a el.

Te mando un abrazo.

Les Yeux Noir Says:

En definitiva el miedo al cambio como única constante...gracias Jorge, besos Ivan y Brauns, gracias por leerme :)

Mixha Zizek Says:

el duelo puedes tenerlo toda la vida, yo aún no sano de una pérdida inmensa y todavía la siento, besos

Anónimo Says:

Hay duelo en todo y en todos, pero como bien dices, lo importante es soltar, dejar ir, liberar, entender que el ser humano lo es, a raíz de que siente, de que vive, de que deja ir.

No se pueden ver los eventos negativos como pérdida, sino como etapas en las que, antes que lamentar lo que "se fue", se debe volver a los ojos y recordar "lo que se tuvo", aprender de ello y seguir adelante.

Así es como debe ser, y, de verdad, quien logra ver la vida así, puede permanecer impasible ante sus seres queridos al final de su vida sin llorar, sin sufrir, sin angustiarse, pues la vida fue generosa con quien muere y lo será más para los que nos quedamos.

Les Yeux Noir Says:

Gracias por sus comentarios y por leerme - recordar "lo que se tuvo" - me gusta :) un abrazo!

Publicar un comentario

www.damebrochant.blogspot.com