Grandes Esperanzas.

Publicadas por Les yeux noirs , lunes, 17 de enero de 2011 11:37


Si…otra vez, título pirateado, pirateado de la película “Great Expectations” (basada a su vez en el libro de Charles Dickens)…que en verdad (así literalmente) traduciría “Grandes Expectativas” lo cual no es exaaaaaaaactamente lo mismo que esperanzas.

Defino (según la RAE, aunque últimamente no es muy confiable…en fin):
Esperanza.1. f. Estado del ánimo en el cual se nos presenta como posible lo que deseamos.
2. f. Mat. Valor medio de una variable aleatoria o de una distribución de probabilidad.
3. f. Rel. En la doctrina cristiana, virtud teologal por la que se espera que Dios dé los bienes que ha prometido.

Expectativa.(Del lat. exspectātum, mirado, visto).

1. f. Esperanza de realizar o conseguir algo.
2. f. Posibilidad razonable de que algo suceda.
3. f. Posibilidad de conseguir un derecho, una herencia, un empleo u otra cosa, al ocurrir un suceso que se prevé.

Ok, entonces según la definición literal, la expectativa ya engloba de por si esperanza, y en la esperanza existe un estado del ánimo en el cual se nos presenta como posible lo que deseamos. Bueno hasta aquí yo voy entendiendo (espero ustedes también).

He pensado varias veces en las últimas semanas en la siguiente frase “La gente no te rompe el corazón, son las expectativas”… ¿A qué me refiero con esto?...bueno, a que básicamente los seres humanos tendemos a esperar que sucedan eventos (actos, recompensas, comportamientos y retribuciones) si nosotros nos comportamos de dicha forma. Así nos lo enseñaron de niños ¿No?, te portas bien = premio, te portas mal = castigo.

Sin embargo conforme vamos creciendo, una y otra vez, la vida nos muestra que dicha premisa es falsa. ¿Por qué aunque yo trabajo como burro me están despidiendo?, ¿Por qué si yo tengo consideraciones con mi familia, ellos son indiferentes?, ¿Por qué si yo tengo x,y,z detalles con mi pareja, mi pareja no responde de la misma forma?...Aquí además entran dos conceptos: el ser y el deber ser.

Me he topado con mucha gente (familiares, amigos, e incluso yo he caído en el error muchas veces) que me dice: ¿Por qué la vida no me da lo que yo merezco?, ¿Por qué si yo he sido una buena persona, la otra (persona) ha sido un (o una) hija de puta?...bueno, todos esos sentimientos de coraje, frustración, tristeza son culpa nada más ni nada menos que de nuestras expectativas.

Obviamente, entiendo que ellas existan, no podemos no esperar nada de nadie ni de nada, estaríamos dándole muy poco merito a la sociedad, a la familia, a la pareja, a nuestras empresas, a nuestro país. Sin embargo lo que nos ha enseñado (yo creo que a todos) la experiencia es que normalmente las expectativas son más altas que la realidad…a ver, no…aquí voy a cambiar mi frase: las expectativas son DISTINTAS a la realidad (¿quién dice qué es más alto o más bajo? esto es algo 100% subjetivo).

Y estoy haciendo la reflexión sin embargo no tengo una solución al respecto. Tenía un ex novio que decía “Espera lo peor, si recibes algo bueno, vas de gane”, sin embargo vivir así se me hace también una mentada de madre, es demasiado pesimismo, además una actitud como ésta, si creemos un poquito en la Programación Neurolingüística - estudio de los procesos mentales con el fin de obtener un modelo formal y dinámico de cómo funciona la mente y la percepción humana. La PNL intenta definir patrones (o «programas») directos sobre la conducta humana relacionada con el lenguaje – nos estaríamos “programando” para que nos ocurrieran puras pinches desgracias.

¿Qué podemos hacer para no proyectar nuestros deseos y carencias a una situación en particular?...Yo confieso que me he llevado muchos descalabros, es que los castillos en el aire son cabrones, muchas veces las relaciones (ya sean de empleo, de amistad, amorosas) nos llevan a esperar muchísimo de la contraparte y no recibir lo mismo, y AHÍ es de donde viene el madrazo (la frustración, la tristeza, la ganas de matar al otro)… A lo mejor tratar de tener una visión un poco más realista de la situación ayudaría, salirnos un poco de nuestras propias emociones y ver qué es lo que en realidad está pasando.

Al final del día “es lo que es”, ningún trabajo, pareja, amistad, relación familiar es perfecta, a lo mejor estamos tan ensimismados que sólo estamos esperando que lleguen a llenarnos ese vacío interno. Pero cuando el hoyo es muy grande, por más que lo que recibas sea maravilloso no hay nada que lo llene. Creo que también (y como siempre)es importante conocernos bien, darnos cuenta de algo: ¿qué tanto de lo que esperamos debe de venir de dentro y qué tanto de fuera?...no porque alguien no te quiera como tú quieres que te quiera quiere decir que no te quiera a su mayor capacidad (¿si se entendió?), no porque un amigo no sea incondicional y “sólo” ofrezca la mitad de lo que uno ofrece no quiere decir que no ofrece TODO lo que puede ofrecer, y así la misma premisa se polariza para cada una de nuestras relaciones interpersonales.

Cada persona es distinta, cada mente diferente, cada corazón más o menos abierto, la capacidad de amar de la gente varía, la percepción que tenemos de uno mismo nunca va a ser la misma que la que tienen los demás. Sin embargo creo que al final del día, conocerse es la clave para no acabar tan madreado (así sabemos realmente que estamos dispuestos a dar, independientemente de lo que recibamos, así en verdad… sobre aviso no hay engaño).

Por un momento, sólo por unos minutos, cada vez que se sientan decepcionados, nos invito (y me incluyo porque yo soy malísima para esto) a ponernos en los pies de la otra persona, ser un poquito empáticos y tratar de visualizar dentro de la mente de ésta...¿Qué demonios es lo que está pensando?

Comparto:
La humanidad es como es. No se trata de cambiarla, sino de conocerla.
Gustave Flaubert.


Brevario Cultural:

Grandes esperanzas (en inglés, Great Expectations) es una novela escrita por Charles Dickens. Al principio fue publicada como serie en el All the Year Round desde el 1 de diciembre de 1860 hasta el agosto de 1861. Es considerada como una de sus más grandes y sofisticadas novelas, así como también una de las más populares, siendo esta adaptada a obras teatrales y cinematográficas en más de 250 ocasiones.

La novela está escrita en un estilo semi-autobiográfico y narra la historia del huérfano Pip, quien describe su vida desde su niñez hasta su madurez tratando de convertirse en un hombre de nobleza a lo largo de su vida. En la novela pueden ver como las expectativas de Pip se hacen trizas una y otra vez ante los deseos y caprichos de Estella...

Si lo suyo son las películas - Great Expectations año 1998, de Alfonso Cuarón, interpretada por Robert De Niro, Anne Bancroft, Ethan Hawke, Gwyneth Paltrow, Chris Cooper, entre otros, muestra una adaptación moderna de la obra con Finn como el huérfano al cual sus expectativas se hacen trizas una y otra vez...si, por Estella.

¡Saludos!

11 Response to "Grandes Esperanzas."

Anónimo Says:

Sucede que las relaciones humanas son siempre complejas.
Hablar de dos cabezas, dos corazones, es hablar de dos mundos.
En algunas ocasiones es posible que coexistan, en otras lo mejor es que se ignoren, sin embargo, cuando coalicionan y se funden en uno, ya no son espectativas las que se generan, sino que se vive una realidad nueva.
Cuando existe un grado de comprensión de gran nivel, los logros y fracasos saben diferente a cualquier otra cosa.
Quizá lo conveniente no es solamente no generar espectativas y ser empático (ponerse en los zapatos del otro, pues) sino que también debemos abrazar y aceptar al otro con todo: Virtudes y defectos.
¿Hasta dónde el egoísmo nos detiene?, ¿hasta dónde el sacrificio por el otro nos separa?
Difícil saberlo.
La Vida no te da ni te quita más allá de lo que merecemos.
Ojalá el Destino fuese distinto.

Anónimo Says:

Yes Indeed!!

Les Yeux Noir Says:

Si...tienes toda la razón...sólo que muchas veces (por nuestra condición humana, nada más y nada menos) es difícil alcanzar ese estado de cohesión del que hablas, entonces todo mundo anda por la vida buscando que la gente cumpla con lo que uno quiere, ojalá y las cosas fueran distintas, concuerdo.

Les Yeux Noir Says:

Por cierto, ¡gracias por los comentarios!

Elise Says:

Ay comaye tienes tanta razón!! Me gustó mucho tu post, y la realidad es que la mayoría de las veces es imposible no hacerse expectativas, pero es muy importante poder desprenderse del ego para ver la perspectiva de la contraparte y llegar a un punto común, y dejar que las cosas fluyan concentrados más en nosotros mismos que en las reacciones de los demás, no es fácil, pero podríamos intentar!

Ninia Chef Says:

Totalmente de acuerdo sis, eso de ponerse a reflexionar en lo que uno hace sin fijarse en lo que los demás hacen o dejan de hacer, por lo menos a mi me deja una satisfacción muy linda y me ha evitado muchos sentimientos negativos, para poder esperar algo es importante saber que esperamos de nosotros mismos, ¿cumplimos nuestras propias expectativas?

Les Yeux Noir Says:

Claro...empatía y empezar por uno mismo...totalmente de acuerdo con las dos...gracias por leerme :)

kufurtenstraze Says:

bueno, va de nuez, no será igual, pero trataré que tenga la misma substancia:

Creo que todo el asunto se resume en la cita que tienes antes del brevario cultural. La clave está en reconocer y aceptar que los demás pueden ser, y de hecho son diferentes, por tanto, no podemos, ni debemos esperar que actuen o piensen como nosotros esperamos (por lo menos no siempre). Mientras no nos metamos esa idea en la cabeza, continuaremos topandonos con puertas cerradas, discusiones inútiles, decepciones amorosas, frustraciones laborales e insatisfacción.
Se trata de salirnos de nuestra "comodidad" y aceptar que lo que para nosotros es lo correcto o lo necesario, no tiene porqué serlo para otros, sin que esto represente que no nos aprecien, valoren o amen.

Hace mucho, leí una frase que decía mas o menos asi: "El asunto no está en encontrar una media naranja, sino un cítrico completo que al estar juntos, podamos sentirnos uno, sin dejar de ser dos" y aunque esa frase es propia de una pareja, aplica también a otras áreas de la vida en el hecho de que cada persona como individuo, es un ser completo, no se puede solo tomar lo que nos gusta y esperar que lo que no, se vaya...y ya me voy, porque ya me extendí mucho.

Beso consen.

CM

Les Yeux Noir Says:

Uff muy buen comentario. Bueno...pero de nuevo estamos en lo mismo...aceptar que lo que para nosotros marca una pauta para las demás personas no...eso requiere de MUCHA tolerancia (de la cual yo muchas veces carezco) pero sí, en efecto por ahi va 100% mil gracias C!

MD3P Says:

Yo siempre he creido que nadie nos lastima somos nosotros quienes nos lastimamos generando espectativas que van mas allà de la otra persona o de las cosas o momentos como ya lo mencionas creamos un mundo en el que pensamos que las personas tienen que darnos lo que nosotros creemos que nos merecemos y pues podemos llegar a poner en momentos incomodos a los otros, sea en cualquier cosa trabajo, amigos, relaciones etc etc, el punto creo yo es aprender a dirfrutar de lo poco o mucho que nos otorgan los demas sin hacer castillos en el cielo, si lo sé, es muy dificil, a mi me cuesta mucho. Como siempre muy buen post bb neto me declaro tu fan.

S U P E R M A N Says:

Consen que buena lectura justo en estos momentos no ando tan bien por una relación que no se dio como yo quería jajajaja tenia yo "expectativas altísimas de esa persona" jajaja y aunque me prepare psicológica y espiritualmente para este momento esta lectura refuerza mis ganas de reponer lo mas pronto posible mi corazon de semejante putazo!!! Siempre escribes algo que ayuda!! Besos consen

Publicar un comentario

www.damebrochant.blogspot.com